Pasar al contenido principal

Cómo invertir en el negocio de los servicios por suscripción

Usuario sigue servicio de streaming
Getty Images
  • Las plataformas digitales y el advenimiento de la informática en la nube han añadido una nueva dimensión al modelo de suscripciones, ya que proporcionan tres beneficios potenciales a empresas inteligentes y hábiles: expandir sus mercados potenciales, proporcionar repetibilidad del flujo de caja e incrementar la lealtad de los clientes.
  • “Las empresas que adoptan un modelo basado en suscripciones tienen buenas perspectivas de crecimiento y el potencial para ofrecer una mejor previsibilidad y visibilidad de los beneficios”, afirma Alan Berro, gestor de renta variable de Capital Group.
  • Para 2022, el gasto total en el mercado público de informática en la nube podría alcanzar los 331.000 millones de dólares estadounidenses, frente a los 145.000 millones de dólares de 2017, según el investigador del sector Gartner.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Desde artículos de cuidado personal como champú y maquinillas de afeitar hasta el visionado de vídeos en streaming e incluso la tecnología, los consumidores y las empresas se suscriben con mayor frecuencia a una gama cada vez más amplia de productos y servicios.

Y es que los negocios que ofrecen suscripción no son nuevos. La gente se ha suscrito a periódicos y otras publicaciones durante muchos años, y en las décadas de 1970 y 1980 se produjo un auge de pedidos de música con suscriptores que recibían un nuevo disco o casete en el correo todos los meses.

Según apuntan desde Capital Group, antes solo entraba dentro del alcance de las empresas de la vieja economía, como los fabricantes de ascensores que ofrecen contratos de servicio de por vida o el planteamiento de Gillette para prácticamente regalar maquinillas de afeitar y vender las cuchillas, pero ahora “los negocios de ingresos recurrentes se han puesto de moda también entre las empresas de tecnología de vanguardia”. 

De este modo, las plataformas digitales y el advenimiento de la informática en la nube han añadido una nueva dimensión al modelo de suscripciones, ya que proporcionan tres beneficios potenciales a empresas inteligentes y hábiles: expandir sus mercados potenciales, proporcionar repetibilidad del flujo de caja e incrementar la lealtad de los clientes.

“Las empresas que adoptan un modelo basado en suscripciones tienen buenas perspectivas de crecimiento y el potencial para ofrecer una mejor previsibilidad y visibilidad de los beneficios”, afirma Alan Berro, gestor de renta variable de Capital Group. “La visibilidad de los beneficios es una consideración importante para los inversores a largo plazo”, añade.

En este punto del ciclo económico se habla mucho de crecimiento frente a valor, o de Estados Unidos frente a otros países, pero el modelo de suscripciones es algo que trasciende todas las categorías y representa una tendencia secular a largo plazo. 

Leer más: Aprende a invertir tu dinero y batir a la inflación

Sin embargo, no todos los negocios de suscripciones prosperan. La selección es fundamental. “La tecnología que hay disponible ahora y la infraestructura que está en funcionamiento ha permitido que las empresas de streaming de contenidos multimedia crezcan increíblemente rápido”, dice el analista de inversiones de capital Group, Brad Barrett, que cubre a las empresas de medios de comunicación de Estados Unidos. 

De hecho, el 46 % de los consumidores estadounidenses encuestados en un informe de McKinsey and Company de 2018 se suscribieron a un servicio de streaming de contenidos multimedia como Netflix, Hulu o YouTube de Google.
En junio de 2019, Netflix tenía alrededor de 60 millones de suscriptores en Estados Unidos, el triple que en 2011. En todo el mundo, la cifra aumenta a casi 150 millones en docenas de mercados. El panorama competitivo podría cambiar de nuevo a finales de este año cuando Apple y The Walt Disney Company introduzcan sus propias plataformas. Sin embargo, las anteriores empresas tienen lo que puede resultar ser una ventaja significativa, señala Barrett.

“Creo que Netflix, así como Hulu, YouTube y Amazon, se han vuelto cada vez más sofisticados en el uso de la analítica de datos para poner el producto correcto ante la persona correcta en el momento correcto”, observa Barrett. "En el futuro, esa será una de las principales fortalezas de los ganadores en el sector del streaming de vídeo".

Oportunidades astronómicas en la nube

Seguridad en la nube

Así como las plataformas móviles proporcionaron un viento de cola para las empresas centradas en el consumidor como Netflix y Amazon, el advenimiento de la informática en la nube ya ha creado una enorme demanda de proveedores de servicios de software en línea.

Estos expertos subrayan que la nube es una red masiva de servidores que proporciona a los usuarios acceso remoto a capacidad informática y de almacenamiento a través de Internet. En otras palabras, en lugar de realizar grandes inversiones en su propia infraestructura informática, “las empresas pueden acceder a datos y aplicaciones de software por un coste muy inferior a través de la nube”. 

Para 2022, el gasto total en el mercado público de informática en la nube podría alcanzar los 331.000 millones de dólares estadounidenses, frente a los 145.000 millones de dólares de 2017, según el investigador del sector Gartner.

Cambiar a un modelo de suscripción puede reportar dividendos

En este sentido, la creciente tendencia de algunas empresas tecnológicas a recompensar a los inversores con pagos regulares de dividendos ha dependido en parte del cambio de las ventas a un modelo de servicio y suscripciones basado en la nube. La primera prueba es Microsoft, que en su día fue el principal proveedor de software para escritorio del mundo. 

En 2011, la compañía cambió hacia un modelo de suscripciones con la introducción de Office 365, una oferta basada en la nube de su software de productividad que incluye Microsoft Word, Excel y PowerPoint. Además, Azure es uno de los principales proveedores de infraestructura informática basada en la nube.

“Microsoft ha cambiado su modelo de negocio”, explica Berro. “Hoy en día es básicamente un negocio de suscripciones, y la sostenibilidad y visibilidad de sus beneficios son mejores que nunca”, concreta. 

Como inversor orientado al valor, busco la visibilidad de los beneficios, porque “puede ayudarme a comprender mejor la sostenibilidad de los dividendos de una empresa”, termina.

Y además