Tus sábanas están más sucias de lo que crees: así es como deben lavar para que queden limpias, brillantes y libres de bacterias

sábanas, perros, cama

Pasamos una cantidad significativa de tiempo en la cama y las sábanas pueden ser una compra cara. Es importante cuidarlos adecuadamente para que duren.

Si bien la mayoría son de algodón y pueden soportar altas temperaturas, otras, como las sábanas de lino, tienen diferentes instrucciones de cuidado. Además pueden tener recubrimientos u otras propiedades que no funcionan bien con calor alto, lejía o planchado.

Estos son algunos consejos claves para lavar las sábanas.

¿Con qué frecuencia debes lavar tus sábanas?

Todos los expertos consultados indican que debes lavar tus sábanas una vez a la semana por una buena variedad de razones.

"Incluso si eres una persona muy limpia y te duchas todos los días, después de unos cuantos tus sábanas se ensucian con células muertas de la piel, sudor, aceites corporales y otras cosas asquerosas", afirma Jessica Samson, experta en limpieza de The Maids.

Los ácaros del polvo, plagas microscópicas parecidas a las arañas, viven en las células muertas de la piel que a menudo se encuentran en la ropa de cama. "Si eres sensible estos seres y tienes alergias respiratorias, asma o eccema, te beneficiarás de las medidas para evitar los ácaros del polvo", añade la doctora Maya Jerath, alergóloga e inmunóloga del Barnes-Jewish West County Hospital. 

Por qué las sábanas y las toallas de los hoteles son blancas

Eso incluye lavar regularmente las sábanas, los edredones y los peluches, además de cubrir los colchones y las almohadas con fundas protectoras.

"Si alguien está enfermo en la cama o es propenso a sufrir accidentes (por ejemplo, niños que están aprendiendo a ir al baño o las mascotas), querrás lavar las sábanas con más frecuencia y lo antes posible después de cualquier escape", consideran Corinna y Theresa Williams, co -fundadores de la lavandería ecológica Celsious.

Cómo lavar las sábanas sin lejía

Sábanas

Tanto Samson como las hermanas Williams aseguran que hay formas de limpiar las sábanas sin usar lejía. "Primero, debes tratar todas las manchas antes de lavarlas", matiza Samson.

En sus palabras, la mayoría de las sábanas de algodón no requieren un cuidado especial y se pueden lavar con agua caliente, pero aun así debes leer las etiquetas.

"Somos grandes defensores de no usar lejía con cloro", comentan las hermanas Williams. "Es duro para la tela, lo que no es bueno para su uso de vida y puede contribuir a que se amarillee con el tiempo". En cambio, recomiendan un refuerzo de oxígeno para tratar las manchas y mantener los blancos brillantes.

Cómo lavar sábanas de algodón

"Tus sábanas diarias no deben tener instrucciones de cuidado complicadas, y el material debe poder resistir lavados tibios o calientes por razones de higiene", afirman las hermanas Williams.

Sugieren mirar las instrucciones de cuidado antes de comprar sábanas y luego lavarlas en la configuración más cálida que puedan soportar.

También recomiendan secar las sábanas de algodón a calor bajo para que duren más. Se debe evitar el suavizante de telas, que cubre las fibras y puede afectar a la absorbencia.

Cómo lavar sábanas de lino

"Las sábanas de lino son propensas a encogerse con el lavado si usas temperaturas elevadas", señala Samson. Mejor usar agua tibia o fría.

Para mantener la ropa de cama suave, añadir ¼ de taza de vinagre blanco al compartimiento del suavizante de la lavadora y usar bolas secadoras en la secadora es un truco sugerido por las hermanas Williams. También secar las sábanas de lino a baja temperatura, añaden.

Si no te gustan las arrugas naturales del este tejido, puedes usar una plancha de vapor o caliente, siempre que la etiqueta no lo advierta.

Cómo lavar las sábanas en agua fría

Pliegue sábanas plegadas

Lavar las sábanas con agua caliente es importante si tienes sensibilidad a los ácaros del polvo. La doctora Jerath afirma que lavara las sábanas una vez por semana con agua a más de 54 grados.

El agua debe estar a 54 grados (130 grados Fahrenheit) para acabar con los ácaros del polvo y a 60 grados (140 grados Fahrenheit) para acabar con virus y bacterias.

"Siempre use el agua más caliente que sus sábanas puedan manejar y siempre lea la etiqueta antes de limpiar sus sábanas", dijo Samson.

Sin embargo, Corinna y Theresa Williams reconocen que muchas personas prefieren lavar la ropa con agua fría para ahorrar energía. "Si lo desea, agregue ¼ de taza de vinagre blanco al ciclo de enjuague para ayudar a eliminar el olor", dijeron, y ejecute un ciclo tibio o caliente mensualmente. Lavar la ropa a 140 grados Fahrenheit ayudará a matar virus y bacterias.

Lavar las sábanas es un equilibrio entre asegurarse de que estén realmente limpias y garantizar que duren el mayor tiempo posible. Para que tus sábanas estén realmente limpias, es mejor usar agua caliente, lo que te permitirá eliminar microorganismo indeseados.

Sin embargo, algunas sábanas no soportan bien las altas temperaturas. Por lo que querrás leer la etiqueta y comprobar las instrucciones de cuidado específicas. El uso de lejía y suavizante de telas tendrá un impacto negativo en tu ropa de cama, al igual que secarlas a altas temperaturas.

Otros artículos interesantes:

Cómo eliminar los ácaros del colchón: el truco casero recomendado por la OCU

Desmintiendo hábitos cotidianos: hacer la cama podría ser perjudicial para la salud, según la ciencia

7 cosas que tienes en tu casa y deberías tirar ya si quieres tener más orden y paz mental

Te recomendamos