Cómo limpiar una bañera de forma fácil, rápida y eficaz

 Aquí hay uno de los baños conectados al pasillo. Hay un total de ocho en la residencia principal. Este cuenta con una bañera de cobre
Phil Klein/Reuters
  • Limpiar una bañera es una operación sencilla a priori que se complica con el paso del tiempo, ya que aparecen manchas que son difíciles de eliminar. 
  • Vinagre, bicarbonato, agua oxigenada o sal son algunos de los elementos a los que recurrir para una limpieza fácil y eficaz. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Limpiar una bañera parece algo sencillo a priori pero, con el paso del tiempo, la suciedad va penetrando y haciéndose más difícil de eliminar. Así, dependiendo de la zona, el agua puede traer cal, hierro u otros minerales que son dañinos para la misma. 

A continuación, puedes encontrar algunos trucos que te permitirán hacer esta tarea de forma sencilla y eficaz.

En primer lugar, la forma más habitual de limpiar una bañera es recurrir a detergente o a un producto similar enfocado al baño. En este caso, lo más importante es elegir el adecuado y evitar el uso de cepillos sobre la porcelana que pueden rayar y dañar su estructura. Así, lo ideal es utilizar una esponja, según apunta este blog. 

Otra de las maneras de acometer esta limpieza es recurrir a jabón neutro y agua tibia, sumergir una esponja y frotarla contra las paredes de la bañera para eliminar las bacterias y conseguir un acabado brillante.

Sin embargo, este último método solo funciona cuando la suciedad es superficial, por lo que, si esta persiste, se pueden aplicar otros productos como la lejía. 

Así, en un pulverizador hay que mezclar detergente con lejía y agua. Tras ello, se puede esparcir por toda la bañera, incidiendo en las esquinas y azulejos, donde se concentra mayor suciedad. El siguiente paso será frotar con una esponja, secar y aclarar con abundante agua. 

7 trucos de limpieza para tener tu casa ordenada

Uno de los elementos más recurridos para la limpieza de cualquier utensilio es el bicarbonato que, sumado al vinagre, dan una combinación muy efectiva como sustancias desinfectantes. 

En el caso de las bañeras se debe echar este primer elemento por toda la superficie y rociar vinagre encima, dejar reposar algunos minutos, frotar con la esponja y aclarar con agua abundante. 

El vinagre también se puede usar como método de eliminación del sarro de la bañera. Para ello es necesario mezclarlo con sal y aplicar la solución en las zonas más afectadas. La operación se debe repetir de forma periódica para su completa eliminación. 

Otra de las soluciones para limpiar una bañera es recurrir al agua oxigenada, ya que permite eliminar las manchas amarillentas o el sarro. Basta con rociarla por la superficie, dejar que haga efecto media hora y lavarla con agua tibia. 

LEER TAMBIÉN: Cómo limpiar la lavadora con vinagre: el truco definitivo

LEER TAMBIÉN: Cómo limpiar la placa de la cocina: 5 trucos sencillos

LEER TAMBIÉN: Cómo limpiar la madera para que te dure muchos años

VER AHORA: Ángel Sáenz de Cenzano, CEO de LinkedIn España: “El mayor reto del mercado laboral será la capacitación de las personas para dar respuesta a las necesidades del futuro”