Cómo limpiar una copa de vino con cal de forma fácil y rápida

Hombre limpiando una copa de vino.
robertprzybysz

Getty Images

  • Las manchas de cal y el polvo tienden a acumularse en las copas, ya que es una parte de la vajilla que no se usa generalmente a diario.
  • Pero existen formas de vencer las manchas, como por ejemplo usando vinagre, pasta de dientes o simplemente jabón neutro.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

En plenas fiestas navideñas, probablemente algo que no esté faltando en tus comidas y cenas, además de algún que otro turrón o polvorón, es el vino

Además de tener numerosos beneficios para la salud si se consume con moderación, el vino es un símbolo de elegancia y exquisitez. Por eso, es importante cuidar también el recipiente donde lo consumas, es decir, las copas.

Las copas de cristal suelen ser complicadas de lavar, ya que son muy frágiles y tienden a ensuciarse con facilidad, sobre todo cuando llevan un tiempo guardadas en el mueble.

7 vinos que fueron clasificados anualmente como el mejor vino tinto de España, según la OCU.

El polvo se acumula en ellas, pero no desesperes, ya que con solo una esponja, jabón neutro y agua tibia conseguirás dejarlas relucientes o incluso como nuevas.

Basta con enjuagarlas con el agua tibia, echar un poco de jabón neutro en su interior y rellenarlas con agua hasta el borde. Tras esperar unos minutos, frota todo el exterior prestando especial atención a los bordes y luego pasa al interior de la copa.

A modo de consejo, procura coger la copa siempre por la parte del soporte, así evitarás hacer demasiada fuerza para agarrarla y acabar rompiéndola.

Cómo limpiar una alfombra en casa: consejos que la dejarán como nueva.

El truco para que queden bien es, una vez después del aclarado, echar unas gotas de vinagre en el interior. De este modo eliminarás cualquier huella o mancha de cal que contenga.

El último paso, pero no menos importante, es el secado. Con un paño de microfibra seca primero la parte externa y luego la interna mientras giras la copa.

Aunque este es el método más común, también hay alternativas que incluyen vinagre o pasta de dientes. El único paso diferente es que tendrás que sustituir el jabón por estos productos y frotar con delicadeza en las zonas donde más se acumule la cal.

Por qué nunca deberías enjuagar los platos antes de meterlos en el lavavajillas.

Además, existe un cuarto método mucho más tradicional, es decir, el típico truco que te daría tu abuela. Para hacerlo de forma correcta, coge una servilla y un recipiente con agua hirviendo.

Una vez empiece a subir el vapor, coloca la copa encima hasta que este la cubra por completo. Luego sécala con una servilleta y ¡listo! 

Otros artículos interesantes:

7 vinos que fueron clasificados anualmente como el mejor vino tinto de España, según la OCU

Cómo limpiar una alfombra en casa: consejos que la dejarán como nueva

Por qué nunca deberías enjuagar los platos antes de meterlos en el lavavajillas