Cómo limpiar los cristales de forma eficaz para no dejar marcas

limpiador baños

Getty Images

  • Limpiar los cristales de forma eficaz y sin dejar marcas puede ser una tarea complicada. 
  • Realizar dicha actividad en días nublados, usar productos como amoniaco, vinagre o alcohol y acometer la limpieza de arriba a abajo son algunos de los consejos que te permitirán completarla de forma productiva.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Una de las tareas de limpieza más complicadas y laboriosas que hay en el hogar es la que atañe a las ventanas. Aunque a primera vista pueda parecer fácil, dejarlos impecables y sin ninguna marca se antoja bastante engorroso. 

A continuación, podrás encontrar varias técnicas que te permitirán limpiar los cristales de forma eficaz y en el menor tiempo posible. 

El primer consejo que hay que tener en cuenta, según El Mueble, es realizar esta actividad los días nublados (no aquellos que amenazan tormenta, sino los que hay alguna nube en el cielo), ya que si hace mucho sol o viento, se secarán demasiado rápido y dejarán marcas.

Una vez elegido el día adecuado, la cuestión pasa por qué producto utilizar para la limpieza. En los supermercados hay multitud de opciones para acometer esta tarea, pero, si eres de los que prefieres soluciones tradicionales, puedes recurrir a productos como el agua y el amoniaco combinados a partes iguales.

Asimismo, otra opción puede ser mezclar agua con un poco de jabón de lavavajillas y de amoniaco, así como agua con alcohol, lo que te permitirá eliminar de forma eficaz las huellas dactilares.

No obstante, es necesario tener en cuenta que el amoniaco contamina bastante, así que es preferible evitarlo y sustituirlo por otras soluciones. 

Cómo limpiar persianas de forma fácil, segura y rápida

Otra combinación posible para limpiar los cristales es la mezcla entre una parte de vinagre blanco con cuatro de agua y bicarbonato. Por último, puedes recurrir al vinagre blanco distribuyéndolo en un vaporizador, aunque esta solución puede ser la más desagradable al olfato. 

Para la aplicación de las soluciones anteriores, lo esencial es una rasqueta de goma y bayeta 'atrapapolvo', aunque también puedes recurrir a una media vieja. 

Respecto al proceso, el mismo medio señala que el primer paso es limpiar los marcos de las ventanas ya que, si se hace al revés, se podrá manchar el cristal de nuevo. 

Una vez realizado este primer proceso, lo ideal es acometer la limpieza de arriba a abajo para evitar que el agua chorree y deje gotas donde ya se ha limpiado. 

Uno de los consejos que debes tener en cuenta es limpiar el interior y el exterior del cristal con distintos movimientos (uno en vertical y otro en horizontal) para evitar dejar marcas. Tras esto, el siguiente paso será secar con el trapo escogido. 

Otros artículos interesantes:

Cómo limpiar la lavadora para que tu ropa no se manche

Los trucos y productos más efectivos para limpiar una bañera y dejarla reluciente como el primer día

Cómo limpiar la lavadora con vinagre: el truco definitivo

Te recomendamos

Y además