La manera más eficaz y segura de limpiar una freidora sin aceite

freidora sin aceite
  • Al requerir mucho menos aceite mantener en buen estado y limpio este aparato resulta más sencillo.
  • Sin embargo es necesario tener en cuenta ciertos aspectos a la hora de saber cómo limpiar tu freidora sin aceite para no dañar sus componentes electrónicos o antiadherentes.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La freidora sin aceite te permite disfrutar de deliciosas frituras utilizando mucho menos aceite. Lo que se traduce en menos grasas. 

De ahí que pueda resultar un electrodoméstico de cocina clave para aquellos que buscan un estilo de vida más saludable.

No es su única ventaja. Al requerir mucho menos aceite mantenerla en buen estado y limpia resulta más fácil.

Sin embargo, es importante que sepas cómo limpiar correctamente una freidora sin aceite. Pasar algunos aspectos por alto podría afectar al sabor de los alimentos o a su funcionamiento.

Es necesario por tanto tener en cuenta que muchos de los componentes de tu freidora son electrónicos, sobre los cuales no deberías verter agua. Por tanto nunca mojes el interior del aparato, ya que de lo contrario podría dejar de funcionar.

Otras partes son materiales antiadherentes que requieren un tratamiento adecuado para no resultar dañados. Para evitarlo, no uses por tanto esponjas o productos de limpieza demasiado fuertes .

Entre los materiales recomendados para limpiar una freidora sin aceite se incluyen: jabón de lavavajillas, vinagre blanco, paño de microfibras o cepillo blando de dientes.

Una vez tengas todo esto claro, será más fácil saber limpiar correctamente tu freidora sin aceite

Cómo limpiar una freidora sin aceite

Tu freidora si aceite se compone de varias partes. Por un lado debes limpiar la cestilla extraíble. Lo aconsejable, lavarla después de cada uso, lo que impedirá que se depositen restos de alimentos.

Antes de limpiar tu freidora asegúrate de que está desenchufada y fría. Después extrae la cesta de su compartimento.

Utiliza un paño suave y jabón de lavaplatos para limpiarla a mano. Hacerlo con agua tibia ayudará a que la suciedad de tu freidora salga mejor.

Es conveniente también que limpies la zona en la que la cesta va encajada, ya que puede albergar salpicaduras o restos.

Para ello, pasa un paño suave por el interior, pero evita verter líquidos.

Para la cesta donde se depositan los líquidos puedes servirte de un pequeño truco, como recomiendan desde la web especializada en este tipo de aparatos.

Consiste en llenar el recipiente con agua caliente y un chorro de vinagre dejando en remojo por unos 10 minutos. Este método no solo ayudará a limpiar tu freidora, también eliminará los malos olores.

Tras ese tiempo, quita el líquido y pasa una esponja suave con jabón y después enjuaga bien con agua hasta quitar todo el jabón. 

Sírvete de un paño de microfibra seco o del papel absorbente para secar por completo y evitar que se oxide.

Siguiendo todos estos pasos podrás mantener limpia tu freidora sin aceite y alargar su vida útil.

Otros artículos interesantes:

10 cosas de la cocina que puedes limpiar rápida y efectivamente con vinagre blanco

Estos son los trucos de cocina que te ahorrarán tiempo a la hora de preparar tus comidas favoritas

Desde perder peso a cuidar la piel o mejorar la diabetes, esto es lo que dice la ciencia sobre los beneficios del vinagre de sidra de manzana

Te recomendamos