Pasar al contenido principal

Cómo limpiar la plancha rápido: trucos caseros que serán de gran utilidad

plancha quemada

  • Con el tiempo, las planchas se van deteriorando y puede acabar arruinando la ropa.
  • Aunque parezca que ya está estropeada, hay soluciones para que vuelva a lucir como nueva.
  • Con estos trucos de limpieza despídete de restos de cal, quemaduras y manchas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Planchar no es una tarea que suela apetecer. Pero cuando la pila de ropa arrugada va aumentando cada día y, en el momento de ponerte a ello, te encuentras con que la plancha no está en condiciones, da más pereza aún.

Con el uso, las planchas acumulan residuos que pueden resultar un problema, especialmente porque pueden estropear la ropa cuando se trata de cal, óxido o suciedad. 

Leer más: Xiaomi lanza una plancha portátil que esteriliza la ropa en menos de 30 segundos

Pero no la des por perdida. Hay muchas soluciones rápidas que pueden arreglar estos desperfectos.

Con estos trucos despídete de restos de cal, quemaduras, manchas o restos pegados.

Bicarbonato sódico

El bicarbonato es uno de los grandes aliados para cualquier remedio de limpieza casero y con la plancha no podía ser menos.

Mezcla 2 cucharadas de bicarbonato con una de agua y remueve hasta generar una pasta ligeramente densa. Después, aplica la mezcla sobre la plancha y déjala reposar un rato para que haga efecto. Pasado un rato, retírala con un paño húmedo y luego sécala con un paño sin olvidarte de los orificios (te resultará más fácil si utilizas un bastoncillo).

Tras esto, vacía el depósito de agua y rellenado con agua destilada. Pon la plancha al máximo hasta que salga vapor y así conseguirás deshacerte de todos los restos. Antes de utilizarla en la ropa, prueba a pasarla una vez sobre algún trapo por si acaso queda algo de suciedad. 

Detergente

Este truco es ideal para la planchas antiadherentes.

Calienta un poco de agua y añádele un par de gotas de detergente para lavar la ropa. Después, moja con la mezcla un paño y frota la plancha con él hasta quitar las marcas.

Vinagre

Moja un paño con vinagre blanco templado y frota con él la base de la plancha. 

Para las manchas que se resisten, añade al vinagre un par de cucharadas de sal y repite la operación. Al terminar, límpiala bien con un paño seco. 

Pasta de dientes

Echa una pequeña cantidad de pasta de dientes directamente en la base de la plancha y frótala con un paño hasta eliminar las manchas. 

Si enciendes la plancha hasta que salga vapor conseguirás que se elimine también los restos de suciedad de los orificios. 

Sal

Echa varias cucharadas de sal sobre un paño seco. Enciende la plancha y, una vez esté caliente, frótala con el paño para eliminar las quemaduras o cualquier mancha que encuentres.

Cuando hayas eliminado todo, déjala enfriar y pasa un paño húmedo que quite cualquier resto de suciedad.  

Periódico

Algunos productos especiales para el planchado pueden dejarla pegajosa.

Para limpiarla, ponla a temperatura máxima, pero sin agua y con la opción de vapor apagada. Después, pasa la plancha sobre un periódico hasta que no se pegue y se deslice suavemente.

Y además