7 trucos para llevar tacones en verano sin que te hagan daño

Probándose zapatos de tacón

Getty Images

¿Sabías que los tacones fueron inventados para los hombres? Su origen se remonta al siglo X cuando montar a caballo era tan común como coger el coche hoy en día. Los tacones servían para poder mantener el equilibrio enganchándolos a los estribos.

Con el tiempo, el tacón de los zapatos se ha ido derivando hacia el público femenino, por lo que hoy en día apenas se ven hombres utilizando este tipo de calzado. Algunas mujeres no pueden ir sin tacones, de hecho, calzan tacones de vértigo de hasta 10 centímetros. Otras, que se han visto obligadas a llevarlos, no han experimentado la mejor de las experiencias. 

Y es que a veces hacen daño causando rozaduras, heridas e irritaciones. Estos consejos pueden ayudarte a evitar que te hagan daño los tacones. Además son muy fáciles de llevar a cabo.

Pruébate bien los tacones

Probandose zapatos de tacon

Desde un principio puedes prevenir problemas en los pies probándote los tacones cuando vas a comprarte un par. Asegurarse de que es la talla correcta es importante. Unos zapatos más pequeños que el pie pueden desembocar en dolor. Además, pueden hacer que la forma de caminar no sea la correcta.

El tacón ha de coincidir con el centro del talón. De este modo, se distribuye el peso del cuerpo, impidiendo que se produzcan lesiones. Otra cosa a tener en cuenta es la altura del tacón. Si eres una persona que no suele llevar este calzado quizás debas optar por un tacón bajo para que te sea más sencillo caminar con ellos. Los tacones anchos también son una buena elección.

Mételos en el congelador

Tacones en la mano

Cuando los zapatos empiezan a quedarse estrechos, pero te gustan tanto que no quieres deshacerte de ellos, hay una solución: meterlos en el congelador. Lo único que tienes que hacer es llenar de agua 2 bolsas de plástico, colocarlas en cada zapato, y meterlos en el congelador durante un par de horas.

Póntelos nada más sacarlos. El frío hace que las bolsas se hagan más grandes, haciendo el propio zapato más grande también, además de que te ayudará a tener una mejor circulación sanguínea. El frío tiene beneficios muy buenos para el cuerpo.

Utiliza crema hidratante

Bote de crema hidratante

Te preguntarás qué puede hacer la crema hidratante para que no te duelan los zapatos de tacón. Es fácil. Librarte de la aparición de ampollas por el uso de este tipo de calzado. Aplica una capa de crema hidratante por aquellos bordes interiores que te rozan del zapato. ya verás cómo todo cambia de ahora en adelante. Puedes hacerte tu propia crema casera para estos casos.

Por qué el icónico color rojo de las suelas de los zapatos de Christian Louboutin ha conseguido marcar la diferencia frente a otros diseños

Usa plantillas especiales

Plantilla para zapatos de tacón

Los zapatos de tacón pueden sufrirse. Si es la planta del pie lo que te molesta puedes colocar una plantilla de silicona antideslizante. Esta es una buena forma de amortiguar las pisadas. También notarás que el dolor en la parte baja del pie termina desapareciendo.

Puedes adquirir estas plantillas en cualquier zapatería por un precio de lo más económico. Su uso es además muy sencillo. Siempre puedes llevarlas en el bolso por si necesitas utilizarlas en cualquier momento.

Véndate los dedos

Tirita en el pie

Este truco es de los más sencillo. Y puede ayudarte a salir de un apuro. Lo único que necesitas es una banda adhesiva para unir el tercer y cuarto dedo del pie. De esta manera el nervio que transmite el dolor, situado entre ambos dedos, queda inutilizado.

Otras personas se vendan alguna zona concreta del pie para evitar el roce directo de este contra el zapato. Puedes utilizar una tirita si te ha pillado fuera de casa. No es tan efectivo pero para una ocasión puntual puede serte de utilidad.

Lleva un par de zapatos de repuesto

Cambiar tacones por deportivas

Cuando una se va de fiesta, en especial, seguramente se pone tacones. Aguantar toda la noche con ellos puede ser algo de lo más insoportable cuando han pasado unas horas. Con el movimiento del baile pueden terminar haciéndote daño. Por eso es aconsejable llevar un par de zapatos planos de repuesto. O al menos que no tengan un excesivo tacón.

Si notas que los zapatos de tacón ya han empezado a rozarte, es hora de que optes por cambiar de calzado, pues así la lesión no irá a más. Cuanto mayor sea la herida del pie más tardará en curar después.

Haz que los tacones se amolden a tus pies

Tacones

No es fácil empezar a llevar tacones. Si eres de las personas que prefieren ponerse zapatos planos, pero ha cambiado de opinión por la razón que sea, tendrás que hacer un ejercicio de transición. Empieza a ponértelos gradualmente en casa durante cada vez más horas.

Por una vez tendrás que resistirte a la necesidad de estrenar zapatos nuevos durante horas. De esta manera evitarás un dolor de pies muy fuerte que puede transformarse en una pesadilla.

Otros artículos interesantes:

¿Deberías quitarte los zapatos al llegar a casa? Lo que llevan tus suelas puede no enfermarte pero no es nada agradable

"¡No soy la Barbie azafata!": una tripulante de cabina inicia una campaña contra los tacones obligatorios como parte del uniforme

Las mejores apps para vender ropa online desde tu móvil y ganar dinero con las prendas que ya no usas

Te recomendamos