La gente no tiene que entender el metaverso, "tiene que usarlo": el responsable de web3 en Telefónica Tech explica cómo se desbloqueará su adopción masiva

Una mujer está en el metaverso con unas gafas de realidad virtual.

Pixabay

Cuando se masificó el uso de los mensajes de texto SMS no hizo falta explicarle a nadie qué eran esos SMS, por qué el máximo de caracteres a usar era solo de 140 o cómo funcionaba esta tecnología. José Luis Núñez, responsable global de Negocios Blockchain y Web3 en Telefónica Tech, cree que la adopción masiva del metaverso llegará cuando se esté en un punto similar.

Un punto en el que ya no haga falta explicarle a nadie qué es el metaverso, cómo funciona, en qué tecnologías confía, o qué hay detrás. Simplemente, un punto en el que los usuarios entiendan qué beneficios extraen del metaverso. "Ahora estamos confiando mucho en la gente, empeñándonos en que entiendan la tecnología. No, lo que tienen que hacer es usarla", resume Núñez.

El experto, en una entrevista con Business Insider España, no quiere decir ni que haya que dar la espalda a los potenciales usuarios ni que haya que ofrecerles algo que no quieren o no necesiten. Sencillamente, José Luis Núñez plantea una cuestión que puede parecer de perogrullo, pero no lo es: el metaverso se entenderá mejor cuando se empiece a usar de verdad.

Y para que ese uso sea masivo no basta con convencer a los usuarios con larguísimos documentos técnicos ni con promesas, a menudo vacías o difíciles de creer. Habrá que esperar a la revolución que haga del metaverso algo masivo e inevitable, como lo fue el iPhone en el ámbito de los teléfonos inteligentes.

Eso es "lo que desbloqueará la adopción masiva del metaverso", sin necesidad de explicar de más, sin necesidad de que los usuarios se tengan que preocupar, por ejemplo, del invierno cripto. El experto destaca además que hay muchas grandes corporaciones que por ahora no se han pronunciado sobre el metaverso.

"No creo que no estén apostando. Creo que hay muchos movimientos pendientes de producirse y que determinarán hacia dónde vamos", expone. Desde que Facebook se convirtiera en Meta en octubre del año pasado, la multinacional que dirige Mark Zuckerberg se ha convertido en una de las máximas exponentes de compañías que buscan el desarrollo de ese prometido metaverso.

VIDEO

Entramos DENTRO del METAVERSO Todo lo que debes saber

Fue el CDO de Telefónica, el mediático hacker Chema Alonso, quien ya esbozó cómo entienden la multinacional española y él el despliegue de ese metaverso. Con él coincide Núñez, de Telefónica Tech: el metaverso es mucho más que un mundo digital, con o sin dispositivos de realidad extendida (realidad aumentada o realidad virtual).

"No es solo un espacio en 3D donde podremos hacer cosas". Otra discusión es si metaverso será uno o múltiple, "si será multiverso, pluriverso o qué será". "Al final se buscan cosas diferentes", expone el especialista, al hablar incluso del mundo real. "Puedo estar en Madrid e ir al WiZink a ver el baloncesto y al Bernabéu a ver el fútbol, en cada lugar buscaré experiencias distintas".

Chema Alonso 'dibuja' el metaverso como una "evolución caótica" de internet que irá mucho más allá de los mundos virtuales que te han prometido

"El punto de unión seré yo, puedo interoperabilizar la camiseta, pero no busco interoperarlo todo. En el metaverso puede pasar algo parecido. Aunque muchos tengan trazas o características similares, la experiencia que buscaré en uno será una y la que busque en otro será otra", incide. No será lo mismo pasear por el Horizon de Meta que hacerlo en una batalla de Fortnite.

¿Y qué papel tendrá el blockchain en la consecución de ese metaverso? Núñez cree que hay muchos discursos que todavía se tienen que elaborar. El suyo, por lo menos, mantiene los pies en el suelo: se refiere a los metaversos como "contenedores de activos digitales" en los que el blockchain servirá como tecnología habilitadora de su verificación e incluso interoperabilidad.

Pero un alto en el camino. A principios de este año en Twitter se viralizó un mensaje en el que se planteaba hasta dónde podría llegar esa interoperabilidad. "Imagina coger tu skin favorita de Valorant y usarla en Fortnite. Y sin pagar nada más, porque ya es tuya. Luego la usas en CoD, Minecraft, incluso en Twitter, Instagram. Tantas posibilidades, ¿no?", decía.

Desarrolladores de videojuegos ya explicaron por qué eso era materialmente imposible. El propio Núñez ahonda en esa explicación. Esa interoperabilidad podría existir siempre y cuando suceda en dos metaversos que sean compatibles o que sus propios creadores busquen que sean compatibles. "Si se definen estándares, cuantos más mejor", avanza.

Pero si las grandes tecnológicas acaban construyendo sus metaversos cerrados, lo más que podrá verse serán versiones. Por lo demás, todos serán sus respectivos espacios cerrados. Unos chiringuitos.

El papel del blockchain en los futuros metaversos

Entonces, ¿qué propone el metaverso? Si Alonso ya explicaba la conjunción de tecnologías que supondrán la próxima irrupción e iteración de internet, Núñez plantea otros fenómenos. "Si al espacio inmersivo le añadimos una economía, se usará el blockchain como habilitadora. Luego ya tendremos el debate que queramos tener".

"Hay muchos proyectos de realidad aumentada, de realidad virtual, con o sin gafas, con o sin dispositivos, pero pocos que ofrezcan una economía o mecanismos de incentivación de distintas actitudes o comportamientos dentro de esos universos". El blockchain será el habilitador de la transparencia, de la auditabilidad, de la autenticación de esos activos digitales.

"El metaverso es mucho más que los espacios inmersivos o escenarios 3D. Para hablar de un concepto de metaverso completo, tenemos que entender el metaverso como un contenedor de activos digitales expuestos en escenarios digitales y con los que interaccionamos a través de avatares, también digitales", enfatiza.

Para Núñez, el blockchain tiene el potencial de acreditar información sin la intervención de terceros, y esa capacidad acreditadora será crucial para construir bien el concepto. Esos contenedores de activos digitales tendrán activos que serán persistentes, interoperables, verificables y con un valor económico.

Pero la tecnología también servirá para implementar tres vías que servirán para regular el comportamiento de los usuarios en el metaverso, como son los smart contracts, los DAO y los incentivos económicos basados en tokens (las tokenomics). Como explicaba el propio Núñez, serán los propios usuarios quienes tendrán que comprobarlo para que el metaverso sea una realidad.

Otros artículos interesantes:

El nuevo argumento de Meta para 'vender' el metaverso: favorecerá la igualdad en el trabajo

El metaverso sale caro: la división de Facebook pierde 5.700 millones en lo que va de año y reducirá ingresos en el tercer trimestre

Tim Berners-Lee dice que el internet descentralizado al que aspira no necesitará tecnología blockchain, como defienden muchos gurús del metaverso

Te recomendamos