Pasar al contenido principal

Esta es la estrategia de Mercadona para ganar la guerra de la cerveza de marca blanca que amenaza a Mahou y Damm

Cerveza y amigos
Pexels
  • Las cadenas de supermercados han hecho normal tomar cerveza de marca blanca. 
  • Los productos de calidad de Mercadona y Lidl compiten con las grandes marcas como Mahou y Damm. 
  • Los supermercados fían su éxito a la variedad y a la relación calidad precio. 

Comprar cerveza de marca blanca en el supermercado ya no es una barbaridad. Si hace años la distancia entre las marcas y la marca blanca era abismal, a día de hoy las cadenas de supermercados ya son capaces de elaborar productos de calidad, que compiten con las principales enseñas. Mercadona Lidl se pusieron las pilas con tal de plantar cara a los reyes del mercado español, MahouDamm Cruzcampo.

Mercadona imita a las grandes marcas

Sin ningún tipo de pudor, Mercadona trata de copiar hasta los envases de las principales marcas del país. Así, las latas de las cervezas ClásicaEspecial Sin son muy similares a las de Mahou. Además, a mitad de precio: la Clásica cuesta 0,25 euros y la Especial y la sin alcohol valen 0,28 euros.

Mientras, la cadena de supermercados que preside Juan Roig tiene una cerveza de estilo pilsen llamada Sabor a Sur que imita descaradamente el diseño de los envases de Cruzcampo. El precio, otra vez, claramente inferior: 0,29 euros.

Leer más: Quién es el fabricante del nuevo salmón congelado de Mercadona

Pero la compañía también está atenta a las últimas tendencias del mercado y, a través de su marca blanca, comercializa cervezas sin gluten, de estilo Indian Pale Ale o doble malta para competir con las firmas artesanales y con Voll Damm.

Mercadona, eso sí, fía su apuesta por el sector cervecero a cinco grandes proveedores europeos y no hay rastro de empresas españolas. Así, el sello al zumo de cebada lo ponen la francesa Saint-Omer, la belga Martens, la holandesa Grolsch, la alemana Krombacher y la italiana Birra Castello.

Lidl apuesta por los clásicos

Si Mercadona apuesta por la marca Steinburg, Lidl comercializa sus cervezas bajo la enseña Argus. Con una buena relación calidad-precio, la bebida se distingue por las notas dulces y el trago fácil. De hecho, por su composición, posee interesantes propiedades nutricionales, como vitaminas del grupo B, hidratos de carbono —por su contenido en maltodextrina— y algunos minerales, como el magnesio y el calcio.

Así, existen distintas opciones como la Argus Orignial, la Argus Negra y la Argus Prestige, más refinada. Para el verano, la Argus Shandy, con toques de limón, y la Argus Ligera, más suave, son dos propuestas que pueden satisfacer a los consumidores.

Para su cerveza, Lidl confía en la empresa valenciana Font Salem, una compañía propiedad del Grupo Damm, que también trabaja para Dia y Eroski. 

   

Artículo Original de Economía Digital

Y además