Cómo no hacerte trampas al solitario ahorrando para tu futuro, según el responsable de Banco Mediolanum en la Zona Sur

Jaíme garcia mediolanum 2
Foto del redactor Kamila Barca
  • Los propios expertos en finanzas reconocen que no es tarea baladí ahorrar a largo plazo para tener un futuro mejor.
  • Pero hay un truco para no hacerte trampas al solitario y mantener el hábito del ahorro.

El hábito del ahorro ha sido malinterpretado de muchas maneras: el dinero que queda a final de mes, el ahorro para objetivos de gasto (ropa, vacaciones, salir los fines de semana) o los métodos para ahorrar sin darte cuenta (el redondeo o el reto del céntimo, por ejemplo).

Ahorrar es separar una cantidad de dinero de forma sistemática y periódica

Esta cantidad no tiene que ser siempre la misma, porque habrá meses que tengas más gastos fijos, como el pago de los seguros que son anuales. Pero sí implica mantener el hábito de separar una parte de tus ingresos, independientemente de las condiciones del mercado.

Lo ideal es ahorrar en cuanto te llega la nómina o tus facturas y una cantidad fija cada mes —por muy pequeña que sea al principio, lo importante es que repitas ese hábito todos los meses—. Y lo puedes hasta automatizar, programando una transferencia de tu cuenta corriente a tu cuenta de ahorro.

Ya te sabes la teoría, pero luego está la realidad de cada día. 

Habrá meses en los que tengas más gastos y no puedas ahorrar o quieras tirar de ahorros para asumir esos gastos —o darte un capricho—. Es cuando los ahorradores se hacen trampas al solitario, porque terminan teniendo deudas consigo mismo o merman su fondo de emergencia un poquito más cada vez que sacan dinero de él.

Para no sabotear tus finanzas, los asesores financieros lo tienen claro: tienes que establecer distintos objetivos de ahorro —y puedes hacerlo hasta para irte de rebajas cada año—.  

"Es importante hacerle ver a la persona que su ahorro tiene que estar ligado a una meta, a un objetivo concreto", apunta, Jaime García, responsable de Banco Mediolanum en Zona Sur, que participó en el evento Money Insider: El momento de empezar a invertir organizado por Business Insider España.

"Por ejemplo, si una persona tiene en sus metas de ahorro el nombre de sus hijos, Jaime, Marina o Silvia, si algún día le hace falta el dinero, lo último que va a romper es la hucha con el nombre de sus hijos, en la que están sus ahorros del día de mañana", añade.

Cuando el ahorrador da el paso del ahorro a la inversión, este truco es aún más efectivo:

"A la hora de invertir, el ahorrador tiene que tomar decisiones yendo más allá de las previsiones, creando una hoja de ruta clara, con un profesional a su lado que le ayude a convertir los objetivos reales —que puede ser la compra de una vivienda en la playa hasta dejar de trabajar el día de mañana— en una planificación que haga que mantenga en esa hoja de ruta", explica García. 

"Cuando el joven quiere dejar de gastarse 50 euros y ahorrarlos o invertirlos, como no haya un porqué o su única razón sea obtener una rentabilidad que bata la inflación —esa termita que se va comiendo poco a poco nuestros ahorros si no los rentabilizamos— le va a costar mucho trabajo. Para que alguien deje de gastar en algo que le genera un placer, tiene que tener un objetivo", insiste.

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.