Pasar al contenido principal

Trámites para obtener el permiso para la navegación de embarcaciones de recreo

Navegar en barco
GettyImages

  • Si quieres navegar en tu propia embarcación necesitas obtener un permiso que te habilite para este tipo de actividades.
  • El Patrón de Embarcaciones de Recreo (PER) es uno de los más útiles debido a las posibilidades que ofrece, para conseguirlo debes seguir una serie de pasos.
  • Este permiso de navegación te permite manejar embarcaciones de vela y a motor de hasta 15 metros de eslora. 
  • A continuación, se detalla cómo puedes obtener un permiso para navegación de recreo.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Este verano el turismo náutico se dispara, ya que las medidas de distanciamiento social lo convierten en un medio de transporte seguro y cómodo.

Navegar en una embarcación es ya una alternativa válida en la mente de muchas personas, aunque para ello resulta necesario obtener algunos permisos y titulaciones.

Puedes encontrar toda la información sobre este tipo de permisos en la página web del Ministerio de Transportes, y más concretamente en el Real Decreto 685/210 por el que se regula el otorgamiento de permiso temporal de navegación para embarcaciones de recreo, publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Debes tener en cuenta que para navegar has de ser mayor de edad, o mayor de 16 años con permiso de un tutor legal. Además, no necesitan permiso de navegación las embarcaciones a motor que no superen los 11 kilovatios y los 5 metros de eslora, ni las de vela que no superen los 6 metros de eslora, siempre y cuando no te alejes a más de 2 millas náuticas de un puerto.

Una vez comprendido esto, el primer paso que debes dar es el de conseguir una licencia de navegación. Se trata de un documento que ofrecen las escuelas náuticas después de superar un curso teórico de 4 horas y unas prácticas de seguridad en el mar de 6 horas. No hay que hacer exámenes y te habilita para la navegación diurna.

"Esta licencia es una puerta de entrada a la náutica, porque es un permiso que te puedes sacar en un día", explica a Business Insider España Álvaro García de Polavieja, CEO y fundador de Saliwiz, una plataforma online para compartir barcos, y anteriormente director adjunto de Cenáutica, la red de escuelas náuticas más importante en España. Sobre esta primera licencia, el experto también apunta que "es un curso básico que te permite llevar barcos de hasta 6 metros y alejarte 2 millas de la costa".

Leer más: Los 20 mejores destinos para ir de luna de miel según los expertos

Debido a ello, la licencia resulta un poco restrictiva si tus objetivos son más ambiciosos y quieres disfrutar un poco más de la navegación. Una buena alternativa es conseguir el permiso para navegación de recreo, cuyo título oficial es el Patrón de Embarcaciones de Recreo (PER).

Qué puedes hacer con el Patrón de Embarcaciones de Recreo

Con el permiso de embarcaciones de recreo puedes alejarte hasta 12 millas de la costa y manejar barcos de hasta 15 metros de eslora. Además, también te habilita para navegar de noche, algo que no ocurre con la licencia de navegación.

"Está pensado para la gente que quiere alquilarse un velero de 12 o 14 metros y pasarse una semana en el mar", detalla García de Polavieja, que también explica que el Patrón de Embarcaciones de Recreo es "la titulación más popular" en el mundo de la navegación, ya que ofrece muchos permisos.

El Patrón de Embarcaciones de Recreo puede ampliar sus atribuciones si realizas prácticas adicionales, para así poder llevar embarcaciones de hasta 24 metros de eslora o hacer trayectos entre la península y las Islas Baleares.

Cómo obtener el Patrón de Embarcaciones de Recreo

Para conseguir el título debes ser mayor de 18 años, realizar un reconocimiento psicofísico, aprobar un examen teórico y superar unas prácticas de seguridad y navegación de 16 horas, además de un curso de radio operador de 12 horas; todo ello impartido por una escuela náutica.

Leer más: Los mejores trucos para viajar en avión, según azafatas expertas

Estas prácticas ya son más complejas que las de la licencia de navegación: "Debes hacer unos ejercicios en un simulador para aprender a manejar la radio de un barco, por ejemplo para saber hacer una llamada de socorro y establecer comunicación con otro barco; luego también tienes la posibilidad de aprender a llevar barcos a vela", expone Álvaro García de Polavieja.

Estos conocimientos se certifican en las escuelas, y una vez que se ha aprobado el examen se procede al trámite del título.

Sin embargo, obtener esta licencia no te convierte automáticamente en un marinero experto. Resulta necesario tomar precauciones cuando se viaja en alta mar, sobre todo si no se cuenta con mucha experiencia.

"Una cosa es sacarse la titulación, y otra muy diferente aprender a navegar", matiza García de Polavieja. Debido a esto, las escuelas siempre recomiendan a los alumnos recién titulados que practiquen, y además organizan travesías y cursos de perfeccionamiento.

Otra recomendación cuando una persona acaba de obtener el título o piensa hacer un viaje largo sin contar con demasiada experiencia es la de contratar a un patrón, es decir, "un profesional que conozca la zona y que le enseñe por dónde hay peligros, ya que esto permite ir cogiendo soltura", en palabras de este mismo experto.

Y además