Pasar al contenido principal

Lecciones del pasado: así es cómo otros episodios de gran volatilidad pueden ayudarte a invertir ahora

Un trader se tapa la cara ante el desplome de las bolsas
Reuters
  • El escenario que están atravesando los mercados por la pandemia del coronavirus es absolutamente inaudita.
  • La consecuencia inmediata de la paralización de la economía mundial debido a la pandemia del Covid-19 es la llegada de una nueva recesión mundial que impactará “fundamentalmente en este primer semestre de 2020”, relatan los expertos de Deutsche Bank. 
  • De este modo, en el gráfico se puede observar la evolución del índice bursátil Eurostoxx 50 desde la gran crisis de 2008 hasta hoy. Se puede visualizar que, desde esa fecha, hemos vivido al menos 6 periodos de gran volatilidad en los últimos
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El escenario que están atravesando los mercados por la pandemia del coronavirus es absolutamente inaudita. Nunca antes en la historia se había visto esta reacción en los mercados a consecuencia de una crisis sanitaria con unos picos de volatilidad que han superado a los de la recesión económica del 2008. 

La consecuencia inmediata de la paralización de la economía mundial debido a la pandemia del Covid-19 es la llegada de una nueva recesión mundial que impactará “fundamentalmente en este primer semestre de 2020”, relatan los expertos de Deutsche Bank. 

En el caso de China, donde hay buenas noticias sobre la enfermedad, y donde ya existen datos económicos de febrero, se espera una contracción del crecimiento del -5% en este primer trimestre. En el caso de la Eurozona y EEUU, el punto álgido de la epidemia ha llegado al final del primer trimestre, por lo que el mayor impacto será en el segundo y el tercer trimestre, añaden la firma bancaria.   

Con todo, la clave para las bolsas es observar otros momentos en los que se ha producido grandes turbulencias y qué lecciones se pueden extraer de estos episodios de volatilidad de gran similitud.

Las dudas sobre la duración y la magnitud de la recesión global están castigando con fuerza a los mercados financieros. Los niveles d e volatilidad se han situado en valores no vistos desde 2008, en los momentos más graves de la crisis financiera. Aunque no tan virulentas, ya hemos “sufrido en el pasado episodios de fuertes correcciones en los mercados, todas ellas superadas posteriormente”, afirma el banco germano.

De este modo, en el gráfico se puede observar la evolución del índice bursátil Eurostoxx 50 desde la gran crisis de 2008 hasta hoy. Se puede visualizar que, desde esa fecha, hemos vivido al menos 6 periodos de gran volatilidad en los últimos, que han arrastrado abultadas caídas: gran crisis financiera de 2008, crisis de deuda europea y puesta en cuestión la supervivencia del Euro (2011-2012), crisis económica en China, planes para el rescate de Grecia y caídas del crudo (2015), crisis presupuestaria italiana y guerra comercial (2018). 

Leer más: Guía de supervivencia y recomendaciones para sobrevivir al caos de los mercados, según Julius Baer

El impacto de la volatilidad y las lecciones

Aunque actualmente las caídas están siendo todavía más rápidas y profundas, se están repitiendo factores que ya vivimos en las crisis bursátiles anteriores de las que se pueden extraer enseñanzas desde el punto de vista de la inversión:

  1. Aparición de un factor nuevo e imprevisible (un “cisne negro”) con gran impacto en economía y mercados
  2. Comportamiento irracional de los agentes financieros, con muchos días de subidas y de caídas superiores al ±5%
  3. Índices de volatilidad que han llegado a superar unos niveles del 40%-60%, síntoma de un elevado grado de nerviosismo (interesante observar la evolución del índice de volatilidad VIX, disponible en internet, el llamado “índice del miedo”)
  4. Rebote de los mercados, en algunos casos violento, en los meses posteriores a la crisis (ver gráfico adjunto)
Los 6 episodios de gran volatilidad en los mercados desde 2007.
Los 6 episodios de gran volatilidad en los mercados desde 2007. Deutsche Bank

Con todo, estos expertos aseguran que la actual crisis presenta también “algunas diferencias con respecto a las anteriores”, y de ahí su excepcionalidad y el “extraordinario nerviosismo que está generando”.

“En primer lugar, la velocidad en las caídas ha provocado que lo que tradicionalmente ocurría en meses, ahora está sucediendo en semanas”, según Rosa Duce, economista jefe de Deutsche Bank en España. 

Además, estas correcciones se están produciendo después de las subidas bursátiles más largas de la historia y se producen en un entorno de tipos de interés muy bajos o incluso negativos

“El creciente peso de los instrumentos de gestión pasiva (ETFs y similares) está probablemente amplificando las reacciones de los mercados (la gestión pasiva no es sensible a las valoraciones de los activos y se ve abocada a vender a cualquier precio)”, expone.

Leer más: 4 ETF que muestran seguridad ante mercados que se vuelven peligrosos

Lo que supone esta volatilidad en el plano de la inversión 

Las bolsas se encuentra ante un momento de gran incertidumbre tanto económica como financiera. Tal y como describen desde la firma alemana, es imposible anticipar los movimientos financieros a corto plazo. “Tanto puede producirse un rebote generalizado como una profundización de las caídas”, añaden. 

Por eso, desde su punto de vista, tomar decisiones especulativas en este entorno no es recomendable. “No es sensato confiar en nadie que nos dé recomendaciones a corto plazo, ni positivas ni negativas”, aseveran.

“Las caídas en esta ocasión han sido excesivamente rápidas, tal vez por el cada vez mayor peso de la gestión pasiva”, describe Martin-Jadraque, responsable del Centro de Inversiones de Deutsche Bank. Además, cree que los actuales índices de volatilidad, muy elevados, indican que las decisiones de inversión se están tomando de forma emocional. “No obstante, los niveles de valoración apuntan a niveles atractivos de inversión”, concluye.
 

Y además