Este truco infalible te permitirá pelar las patatas cocidas de forma fácil y rápida

Patatas cocidas

Getty Images

  • Este truco permite pelar las patatas cocidas de forma fácil y rápida, en apenas unos segundos. 
  • Para ello tan solo será necesario disponer de un bol de agua con hielo y realizar el movimiento inverso con las manos al sostener los tubérculos. 
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Este truco permite pelar las patatas cocidas de forma fácil y rápida, ya que apenas se tardarán segundos en desprender la piel del resto.

YouTube se ha convertido en una librería a la que acceden los usuarios cuando necesitan saber algo, con multitud de recetas y consejos que pretenden hacer la vida más fácil. 

Entre ellos se ha vuelto viral un vídeo publicado por Williams Sonoma que acumula casi 100.000 visualizaciones y más de 600 Me Gusta. 

El contenido dura menos de un minuto y en él se desgrana una de las formas más fáciles y rápidas de pelar una patata cocida

7 beneficios secretos de las patatas avalados por la ciencia que te harán comerlas más

Esta acción suele ser una de las que más pereza genera a la hora de hacer una elaboración, a pesar de que hoy en día existen artilugios que permiten hacer la situación más llevadera, por la cantidad de tiempo que se debe emplear en ella. 

Sin embargo, con el truco recogido en el vídeo mencionado, la situación se vuelve más amena y rápida, ya que prometen ayudar a desprender la piel del resto del tubérculo en apenas unos segundos. 

Los pasos a seguir son muy sencillos, lo primero, por supuesto, será hervir las patatas enteras. 

Una vez estén completamente cocinadas, se deberán depositar en un recipiente de agua helada  –para conseguir la temperatura adecuada habrá que introducir varios cubitos de hielo– y dejar que se enfríen durante varios segundos (entre 5 y 10, aproximadamente). 

Si los pasos se han realizado de forma correcta, los tubérculos tendrán una textura rugosa en la parte externa. 

A continuación, se deberán coger las patatas de una en una y, agarrándolas con ambas manos, girar en direcciones apuestas. De esta forma, la piel se desprenderá de forma fácil y en apenas segundos. 

Este proceso se tendrá que repetir con cada una de ellas, depositándolas posteriormente en un bol o escurridor para que se elimine el exceso de agua. 

Hay que tener en cuenta que las patatas pueden estar demasiado calientes para poder manipularlas, a pesar de haber pasado por el agua con hielo, por lo que habrá que recurrir a guantes o a un paño de cocina para realizar el movimiento sin quemarse los dedos. 

Por otro lado, cabe tener en cuenta que, según apuntan varios estudios, la piel de la patata es donde se concentran gran parte de sus nutrientes. 

En concreto, esta parte contiene aproximadamente un 40% y un 50% de fibra, es fuente de compuestos fenólicos y de vitaminas como riboflavina, ácido ascórbico, ácido fólico y vitaminas B6.

Así, algunas investigaciones han apuntando a que estos compuestos fenólicos extraídos de la piel de la patata previenen la oxidación de lípidos. 

Otros artículos interesantes:

El truco rápido e infalible para recalentar las patatas fritas y que recuperen su toque crujiente

Aguacates, vainilla o patatas, en la cuerda floja: sus parientes silvestres están ya en peligro de extinción

7 consejos que no puedes dejar pasar si quieres hacer unas patatas bravas de primera

Te recomendamos

Y además