Pasar al contenido principal

Una mujer que ha estudiado a 600 millonarios asegura que ser rico no tiene nada que ver con la inteligencia

Para ser rico hay que saber de finanzas y ser concienzudo.
Para ser rico hay que saber de finanzas y ser concienzudo. Ryan Pierse/Getty Images
  • Ser rico no se reduce a lo inteligente que eres, según una investigadora que ha estudiado a más de 600 millonarios en Estados Unidos.
  • En cambio, tiene más que ver con la educación financiera, que está relacionada con tomar mejores decisiones y conseguir mejores resultados financieros, asegura.
  • Pero la educación financiera por sí sola no es suficiente: uno también debe ser concienzudo, uno de los factores de éxito más importantes para hacerse rico.
  • Descubre más historias en Business Insider.

La inteligencia puede ser útil cuando se trata del éxito en el trabajo, pero no siempre es así cuando se trata de hacerse rico.

Así lo afirma Sarah Stanley Fallaw, directora de investigación del Affluent Market Institute y autora de The Next Millionaire Next Door: Enduring Strategies for Building Wealth, en el que encuesta a más de 600 millonarios en Estados Unidos.

"La mayoría de las investigaciones concluyen que cuanto más inteligentes seamos, mejor nos irá", escribe. "¿Es este el caso de la gestión financiera en casa?".

No necesariamente. La investigación realizada por su padre, Thomas J. Stanley, para su libro The Millionaire Mind encontró una falta de apoyo para la correlación entre la riqueza y la inteligencia, según lo medido por la puntuación de sus encuestados en los exámenes de admisión a la universidad.

Jay Zagorsky, que analizó la Encuesta Longitudinal Nacional de la Juventud de 1979, en la que participaron 7.500 personas, también encontró poco apoyo relacionar el coeficiente intelectual con la fortuna, según Stanley Fallaw.

Sugiere que en lugar de utilizar la capacidad cognitiva para indicar el éxito financiero consideremos la alfabetización financiera, que ella define como "el conocimiento o la capacidad de utilizar prácticas y metodologías de gestión financiera personal".

"La educación financiera está relacionada con una serie de resultados financieros de 'éxito', que conducen a una mejor toma de decisiones sobre una variedad de temas relacionados con la inversión, la deuda y el gasto", escribe.

Leer más: Un joven millonario hecho a sí mismo pregunta a otros 100 millonarios sobre sus mayores errores con el dinero y descubre que casi todos cayeron en la misma trampa

La educación financiera tiene poca influencia si no eres muy concienzudo

Pero eso no es suficiente cuando se trata de crear riqueza, dice Stanley Fallaw. Enriquecerse también requiere ser concienzudo: ella lo considera uno de los factores de éxito más importantes debido a su relación con el patrimonio neto, independientemente de la edad y los ingresos.

"Muchos de los componentes conductuales que afectan al patrimonio neto, sin importar la edad que tengamos o nuestros niveles de ingresos, incluyendo la frugalidad, la planificación y la responsabilidad, se relacionan con esta característica de la personalidad y nos ayudan a entender por qué es tan importante para la creación y el mantenimiento de la riqueza a lo largo del tiempo", escribe.

Ella cita un estudio publicado en el Journal of Consumer Affairs que examina la Encuesta Nacional Longitudinal de la Juventud y revela que hacer las cosas a conciencia está relacionado con la fortuna. Los investigadores también creen que la educación financiera tiene cierta influencia, en relación con el autocontrol, un componente clave de ser concienzudo, escribe Stanley Fallaw.

La diligencia, la virtud, el orden, la responsabilidad y el tradicionalismo son los otros 5 componentes de hacer las cosas a conciencia, según Stanley Fallaw.

Ella no es la única investigadora que enfatiza la importancia de ser concienzudo cuando se trata de construir riqueza. Jude Miller Burke estudió a 200 millonarios hechos a sí mismos durante tres años y descubrió que todos tendían a ser concienzudos y mostraban el rasgo a un nivel más alto que las personas menos exitosas.

Ellos "cosechan recompensas porque son los menos propensos a dejar sus vidas fuera de control cuando ocurre una crisis", escribe Burke en su libro The Millionaire Mystique. "Planean cuidadosamente, ejecutan sus planes, y cosechan la autoestima que proviene de mantener sus promesas y trabajar a un alto nivel."

Hacer las cosas concienzudamente lleva constantemente al éxito, y casarse con una pareja con ese rasgo puede aumentar tu salario en 4.000 dólares al año, según un estudio de Brittany C. Solomon y Joshua J. Jackson, de la Universidad de Washington en San Luis.