Cómo ponerse más moreno evitando el peligro para la piel: trucos y alimentos para broncearte

Fotograma de Los Simpsons

Fotograma de Los Simpsons

Una de las tendencias que no pierde coba por mucho que pase el tiempo —incluso pese a que los casos de cáncer de piel son el doble en España que hace 30 años, según datos de Redacción Médica— es la obsesión por ponerse moreno rápido y fácil.

Si quieres ganar bronceado sin descuidar tu salud ni tampoco recurrir a alternativas como el autobronceador hay varias técnicas que puedes implementar. Sobra decir que siempre es importante anteponer la salud a la estética para prevenir la aparición de melanomas y otros problemas cutáneos. 

Aumentar gradualmente la exposición al sol, evitar las horas centrales del día y emplear elementos como sombreros o gafas de sol, así como permanecer correctamente hidratado, también te ayudarán a evitar disgustos y problemas ligados a las latas temperaturas, como las insolaciones y los golpes de calor.  

8 suplementos con efecto antienvejecimiento que puedes encontrar de forma natural en los alimentos

Desde Healthline recogen varias indicaciones esenciales para broncearte más rápido y evitar la exposición prolongada al sol. Usa siempre crema con factor de protección solar igual o superior a 30 y declina el empleo de autobronceadores que no tengan protección. 

No olvides cubrir todas las partes de tu cuerpo que vayan a exponerse al sol para evitar quemarte o pelar. Cubre de protección orejas, el cuero cabelludo, el escote, los párpados o las plantas de los pies. Además, sigue todos los siguientes trucos.

Trucos para ponerse moreno más rápido sin riesgos

Bronceado
  • Cambia de posición con frecuencia para no quemar ninguna parte de tu cuerpo. Mucho cuidado con las siestas y con quedarte dormido al sol.
  • Utiliza de forma adicional aceites naturales como el de coco, zanahoria o aguacate para obtener una protección extra de hidratación y protección, sin reemplazar la crema solar normal.
  • No pases demasiadas horas al sol, ya que no te servirá de nada: Hay una cuestión llamada punto de corte de melanina, por la que después de normalmente 2 o 3 horas, no te pondrás ya necesariamente más moreno, e incluso pondrás tu piel en peligro. 
  • Especialmente si tienes la piel clara y no quieres quemarte, broncearte por la mañana o después de las horas centrales del día, evitando el mediodía.
  • Toma descansos a la sombra (pero échate crema igual, también en días nublados). 
  • Cuidado con las prendas y las marcas: cambia de bañador o de bikini, toma el sol sin camiseta o vete cambiando los tirantes. 
  • Mantén tu piel adecuadamente exfoliada e hidratada. Un producto que puede ayudarte mucho es el aloe vera. 
  • Échate protector solar cada 2 horas y después de meterte en cama. 

Debes tener siempre en consideración los riesgos del bronceado, especialmente ante la exposición prolongada: deshidratación, sarpullido, daños oculares y envejecimiento prematuro de la piel.

Por supuesto, no le pidas peras al olmo: tu tono de bronceado depende intrínsecamente de tu color de piel. Algunas personas se queman siempre y otras nunca, un fenómeno que obedece a la melanina, el pigmento presente en el cabello, piel y ojos. Si tienes la piel clara, es más probable que tu piel se enrojezca o sufra quemaduras.

Alimentos para ponerse moreno más rápido

El boniato y la zanahoria son excelentes fuentes de betacaroteno.
  • Come alimentos ricos en betacaroteno, como el boniato, las zanahorias y la col rizada. Este componente puede ayudarte a broncearte sin quemarte, y además, algunos estudios destacan su capacidad para reducir la sensibilidad al sol en personas con enfermedades fotosensibles.
  • Come también alimentos ricos en licopeno, como tomate, sandía, naranja roja, pomelo rosado, o albaricoque. Este nutriente, según una investigación de hace dos décadas, sirve para proteger tu piel ante la presencia de los rayos UV. 
  • Apuesta por los cítricos y alimentos ricos en vitamina C, como fresas, naranjas, pomelos y kiwis, así como espinacas, pimientos y tomates. 
  • Otra clave reside en la comida rica en ácidos grasos omega-3, especialmente buenos para la piel. Mejoran la permeabilidad de membranas y conservan el manto protector de la piel. También destacan sus propiedades antiinflamatorias. Los encontrarás en el aceite de oliva, los frutos secos y el pescado graso.
  • Bebe al menos litro y medio de agua al día. Mima tu piel con una mascarilla facial hidratante, al menos una vez por semana o quincena. Ojo con el consumo de alcohol y de café, que deshidratan. 

Por último, para ponerte moreno rápido, no deberías recurrir al solarium o cabinas de bronceado, ya que exponen tu cuerpo a altos niveles de rayos UVA y UVB, que según la Escuela de Salud de Harvard son hasta 3 veces más intensos que la luz solar natural. 

Otros artículos interesantes:

¿Es malo este lunar? Así puedes identificar el melanoma o cáncer de piel

¿Con qué frecuencia debes volver a ponerte la crema solar?

Qué significa el factor de protección solar (FPS) y cuál debes ponerte: todo lo que necesitas saber para aplicarte la crema solar correctamente

Te recomendamos