Pasar al contenido principal

Así se preparan los partidos para la investidura: el PSOE dilata los tiempos, Podemos rebaja el tono, el PP piensa en elecciones y Cs intenta superar su crisis

Pedro Sánchez durante la sesión de investidura en el Congreso de los Diputados.
REUTERS/Sergio Perez
  • Queda menos de un mes para que termine el plazo legal para formar Gobierno: si no se consigue, habrá repetición electoral.
  • Podemos intenta hacer acercamientos y el PSOE le planteará un acuerdo programático, pero las negociaciones todavía no han comenzado.
  • El PP ya piensa en la repetición electoral y Ciudadanos está centrado en superar su 'verano horribilis'.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El plazo legal para formar Gobierno termina el próximo 23 de septiembre, por lo que Pedro Sánchez deberá convocar la próxima sesión de investidura al menos dos días antes de la fecha. De lo contrario, habrá una convocatoria automática de nuevas elecciones generales.

Sin embargo, a día de hoy no se ha confirmado cuándo se celebrará este nuevo debate en la Cámara. Los socialistas y Podemos ni siquiera se han sentado para mantener una reunión.

Fue la negativa de los de Iglesias lo que impidió que se formara Gobierno el pasado mes de julio, al no conseguir Sánchez más síes que noes. Podemos no votó a favor de investir a Sánchez presidente debido a la falta de entendimiento entre las dos fuerzas para formar —o no— un Ejecutivo de coalición.

Eso sí, en los últimos días se han producido avances. Tímidos, pero avances. Los socialistas remitirán el próximo martes una propuesta programática a sus socios preferentes.

Podemos ya lo hizo semanas atrás, y aunque las posturas siguen inmutables, ha habido un cambio de registro en el discurso de los de Iglesias. Por su parte, el PP sigue teniendo la mente puesta en unos nuevos comicios.

Ciudadanos ha estado este verano desaparecido: solo ha copado titulares las polémicas del diputado Marcos de Quinto, exvicepresidente mundial de Coca Cola. Albert Rivera ha vuelto de vacaciones este jueves, de hecho.

Así es cómo los principales partidos del Congreso de los Diputados se están preparando para afrontar la futura sesión de investidura.

Los socialistas preparan una oferta sin coalición y empuja el calendario para volver a negociar in extremis

Pedro Sánchez
El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, en el palacio de Marivent (Palma de Mallorca). REUTERS

El próximo martes el Partido Socialista comenzará de forma tácita su negociación con Unidas Podemos después de que durante todo el mes de agosto haya optado por ignorarles.

Sánchez comenzó una ronda de encuentros con distintos agentes sociales: asociaciones feministas, ecologistas, sindicatos e incluso con la patronal. En ningún caso planteó ninguna propuesta a Podemos, más allá de reivindicar la salida con un "Gobierno a la portuguesa": apoyo programático pero con un solo partido en el Consejo de Ministros.

Ahora, con esta nueva propuesta programática que se dará a conocer en cuestión de días, Sánchez intenta despejar el melón después de que Unidas Podemos tomase la iniciativa hace unos días con otro documento de 120 páginas que volvía a plantear formar un Gobierno de coalición.

Leer más: Iglesias cree que si el PSOE les hace la misma oferta que en julio se alcanzaría un acuerdo de coalición "en horas"

Iglesias ha reprochado al PSOE que en la primera intentona de investir a Sánchez presidente "perdieran el tiempo": acusa a los socialistas de haber intentado negociar un Gobierno de coalición en dos días después de haber estado imposibilitando una negociación fructífera durante casi tres meses.

Parece que ahora vuelve a ocurrir algo similar.

Podemos rebaja su discurso contra Sánchez y dentro del partido algunos sectores empiezan a pedir ceder

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y la portavoz del partido, Irene Montero
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y la portavoz del partido, Irene Montero. Reuters

Por su parte, Unidas Podemos ha rebajado sensiblemente el tono empleado al referirse a Sánchez y a los socialistas en las últimas semanas. De hecho, en la reunión de la Diputación Permanente que tuvo lugar el pasado martes, Unidas Podemos exoneró a Sánchez de tener que comparecer en sesión extraordinaria en el Congreso este jueves, si bien no tuvo la misma deferencia con la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo.

Aunque los socialistas y Podemos, como posibles socios preferentes, por el momento parecen distantes de alcanzar cualquier tipo de acuerdo, El Mundo sí ha dado cuenta de cómo algunos sectores han dado muestras dentro del partido de estar dispuestos a ceder.

Así, ya existió un comunicado publicado por IU hace semanas en los que se instaba a Iglesias a buscar cualquier tipo de acuerdo, aun cuando no se contara con Unidas Podemos dentro del Consejo de Ministros. Ahora hay que sumar que Iglesias admite públicamente estar dispuesto a aceptar la oferta de coalición que Sánchez le hizo en julio.

Los populares se centran en una esperanza: repetición electoral

Pablo Casado en el Congreso de los Diputados.
Pablo Casado en el Congreso de los Diputados. REUTERS/Sergio Perez

El popular Pablo Casado prefiere no pensar en ningún otro escenario que no sea el de la repetición electoral. No está en sus manos que haya elecciones o no, por lo que tampoco está en sus manos acordar nada de cara a la sesión de investidura. Junto a Ciudadanos, el PP volverá a votar con noes a la candidatura de Sánchez para la presidencia del Gobierno.

Partiendo de aquí, solo así se puede explicar que durante este mes de agosto haya sido de rabiosa actualidad una propuesta insólita: una fórmula de coalición del PP para Ciudadanos y Vox. España Suma seguiría la estela de Navarra Suma, comunidad en la que en las generales PP y Ciudadanos concurrieron juntos.

Leer más: España Suma: así es la marca que ha registrado el PP para una posible coalición electoral con Ciudadanos

Aunque en un primer momento se habló de una coalición estatal e incluso no se ha cerrado la puerta a que Vox participe, lo cierto es que el España Suma que podría ocurrir de cara a unas hipotéticas elecciones del 10 de noviembre podría tener lugar en regiones como Euskadi o Navarra o en elecciones para el Senado.

Ciudadanos intenta recuperarse de su 'verano horribilis' pero mantiene su no a Sánchez firme

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera
El líder de Ciudadanos, Albert Rivera. REUTERS

Este jueves Ciudadanos ha retomado su actividad política y parlamentaria coincidiendo con la primera sesión ordinaria de la Cámara Baja después de que su líder, Albert Rivera, haya estado durante todo el mes de agosto desaparecido por sus vacaciones.

Ya en la mañana de este jueves, la formación naranja ha celebrado su comité ejecutivo. El primero después de un verano horribilis para la organización naranja: en junio y julio el partido de Albert Rivera comenzó su particular sangría de altos cargos abandonando la organización.

Ahora Rivera reúne a un nuevo comité ejecutivo en el que cuenta precisamente con Marcos de Quinto, el exvicepresidente mundial de Coca Cola y uno de los diputados más polémicos en lo que va de legislatura. Con respecto a la sesión de investidura, parece previsible que los de Rivera continuarán distantes de Sánchez, con quien ya no se quiso reunir en julio.

Y además