4 cambios drásticos —pero fáciles— que he hecho con mis finanzas para prepararme para una recesión

Jen Glantz.

Cortesía de Jen Glantz

| Traducido por: 
  • Ya estoy viviendo como si estuviéramos en una recesión para prepararme para lo que pueda pasar el año que viene.
  • Además de proteger mis finanzas personales, también tengo que pensar en mi negocio. Así que he empezado a aumentar mi fondo de emergencia y recortar gasto.

Todos los años dedico unos días a hacer un balance de mis finanzas. 

Empiezo echando un vistazo a todos los errores de gasto e inversión que he cometido a lo largo del año. Luego, analizo cuánto he sido capaz de ahorrar mensualmente ciñéndome a mi presupuesto y lo cerca que he estado de alcanzar mis objetivos financieros anuales.

Pero este año también estoy buscando nuevas formas de proteger mis finanzas contra una crisis económica, por si se produce una gran recesión en 2023.

Aunque he hecho cambios significativos en mis gastos este año debido a la inflación, todavía tengo margen para protegerme de una recesión y salvar mis ingresos como empresaria y escritora freelance antes de que cambien drásticamente

Así estoy ahora enfocando mi estrategia financiera fingiendo que estamos en una recesión para poder prepararme para lo que pueda pasar el año que viene. 

1. Limitar los gastos de Navidad 

Todos los años, mis gastos se descontrolan durante la temporada navideña. Aunque me ciño a un presupuesto bastante ajustado durante los demás meses del año, a partir de octubre me doy cuenta de que gasto mucho más de lo previsto.

El año pasado me gasté unos cuantos miles de euros en fiestas de Navidad, regalos y artículos que no necesitaba realmente pero que encontré en oferta durante el Black Friday.

Guía para empezar a ahorrar.

Este año, he decidido limitar mis gastos navideños a sólo 500 euros. Pienso utilizar ese dinero para viajes y regalos, compensando el gasto de los regalos y los billetes de avión con descuentos. 

Para asegurarme de que me ciño a esta cifra, he creado una hoja de cálculo con todas las personas a las que quiero comprar un regalo y lo que quiero comprar. He empezado a usar comparadores de precios para hacer un seguimiento y poder comprarlo al menor coste. También he planificado los viajes con antelación y he encontrado ofertas en billetes de avión con herramientas como Skyscanner

2. Crear un presupuesto ajustado para 2023

Si entramos en una recesión, mi mayor temor como empresaria es perder clientes y que bajen mis ingresos. Si las marcas y las empresas empiezan a ajustar sus gastos, podrían renunciar a mis servicios. 

Por eso estoy empezando a crear un presupuesto para 2023 como si mi salario fuera un 25% más bajo de lo que es ahora. He elegido esa cifra porque es una buena referencia para empezar a planificar. Si acabo perdiendo el 50% de mis ingresos, tendré que hacer un ajuste más pequeño.

 

Ver mis ingresos mensuales de esa manera me ayuda a planificar por adelantado la posibilidad de tener unos ingresos mensuales más bajos de lo normal. A la vez, también estoy cambiando mis hábitos de gasto por adelantado. 

Si al final no cambia nada y sigo ganando igual, ese dinero extra puede ayudarme con otros objetivos financieros, como la inversión en nuevos activos o mayores aportaciones a mi fondo de jubilación. 

3. Añadir dinero extra a mi fondo de emergencia 

Para no tener ninguna deuda en 2023, quiero asegurarme de que mi fondo de emergencia sea sólido. Desde que me despidieron de mi trabajo a tiempo completo en 2015, tengo el objetivo de crear un fondo de emergencia con al menos 6 meses de gastos.

Para prepararme para esto, voy a contribuir con al menos un 10% más al mes a mi fondo de emergencia durante los primeros 6 meses de 2023, sacando este dinero de todo lo que pueda ahorrar al ceñirme a un presupuesto más ajustado de lo normal.

4. Encontrar nuevas fuentes de ingresos pasivos 

Con el paso del tiempo, he querido incorporar a mi cartera financiera otras fuentes de ingresos pasivos

Aunque ya tengo algunas fuentes que me aportan ingresos constantes cada mes (desde dividendos hasta ingresos por afiliación de productos que comparto en mis redes sociales y web), quiero incorporar al menos 2 nuevas fuentes de ingresos para prepararme para una recesión

 

Así, si mis ingresos por autónoma cambian, puedo contar con un efectivo constante que llega a través de otras fuentes de ingresos pasivos. 

Una de las alternativas que me estoy planteando para obtener más ingresos pasivos es el desarrollo de un curso online para mi página web, que se comercializará semanalmente entre mi público de redes sociales. También estoy buscando formas de invertir en bienes raíces sin tener que comprar una propiedad yo misma, como con plataformas como Fundrise.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.