La subida del acero y otros metales industriales desata un ‘boom’ en el mercado inmobiliario: así puede repercutir en el precio de la vivienda

El precio de los metales industriales encarece la vivienda

Reuters

  • Los metales industriales se han disparado un 18% este año, repercutiendo en el precio de la vivienda por el aumento de los costes.
  • Los expertos coinciden en que este escenario puede proseguir este año y que su durabilidad dependerá de factores internos de cada país.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los precios generales de las materias primas han subido un 21% en lo que va de año, superando el aumento del 11% de las bolsas mundiales, justo después de una década en la que estos productos estuvieron bajo presión. 

En este contexto, los metales industriales han subido un 18% este año, solo por detrás de la subida del precio del petróleo, que ha experimentado un enorme rally en 2021. 

3 catalizadores clave han estado impulsando a las commodities en general, y los metales industriales en particular este año. El aumento de los niveles de inflación es un dato primordial para entender este comportamiento, según explican a Business Insider España Aneeka Gupta, directora de análisis en WisdomTree Europe, y Mobeen Tahir, director asociado de análisis de la misma firma.

"Es un síntoma de la mejora de la actividad económica, pero también crea una mayor demanda de inversión por parte de los inversores como las materias primas que ofrecen una cobertura para las carteras", describen.

En segundo lugar, el renovado enfoque en el gasto en infraestructuras por parte de los gobiernos de todo el mundo para inducir el crecimiento ha aumentado las perspectivas de demanda de recursos básicos. Y, por último, exponen, la transición energética, que también ha puesto el foco en los metales que están permitiendo el cambio hacia alternativas más limpias a los hidrocarburos. “Es probable que las 3 tendencias continúen más allá de 2021”, concretan. 

Pero el precio de estas commodities podría no haber tocado su techo aún. “Si la recuperación cíclica continúa, el gasto en infraestructura comienza a producirse y temas a largo plazo como la transición energética siguen acelerándose, los metales industriales tienen el potencial de entrar en un superciclo”, anticipan Gupta y Tahir. 

Las materias primas se encuentran ante una fuerte recuperación de la demanda (el pronóstico del PIB global es de un repunte del 6% este año), una oferta escasa (después de una década de baja inversión, dados los bajos precios), y la búsqueda de activos con buenas rentabilidades por parte de los inversores que históricamente han tenido un buen desempeño.

En opinión a Business Insider España de Ben Laidler, estratega de mercados globales de eToro, es probable que estos impulsores permanezcan: “Esto respaldaría mayores aumentos de los precios de las materias primas y de los metales industriales”.

La repercusión de la subida de los metales industriales en el precio de la vivienda

La cuestión es, ¿cómo se traslada esto de cara al consumidor? ¿Puede afectar al precio de la vivienda al ser los productos más caros? Y, sobre todo, si esta situación será temporal o si se puede perpetuar algo en el tiempo.

Tal y como asegura Laidler, la Asociación Nacional de Constructores de Vivienda de Estados Unidos estima que los costes de construcción de materiales subieron un 26% durante el año pasado. “Esto ha contribuido al aumento de 14,9%, máximo en 15 años, en los precios de la vivienda”, comenta.

Este panorama invita a pensar que el precio de los inmuebles va a seguir calentándose. Sobre todo, con la reactivación de la actividad económica pospandémica.

Laidler expone que la vivienda es, con mucho, el componente más importante del índice de precios al consumidor, con una ponderación superior al 30%. “Hasta ahora, ha aumentado significativamente por debajo de la inflación general, pero se espera que se recupere y se acelere en el futuro”, dice a este respecto.

Gupta y Tahir confirman que los precios más altos de los metales industriales (como el acero y el cobre) sin duda están disparando los precios de la vivienda, aunque las tendencias de la demanda tienden a dominar la dinámica del mercado incluso más que la oferta cuando se trata del mercado inmobiliario. 

“Con los bajos tipos de interés, la mejora del mercado laboral, el cambio en los estilos de vida desde la pandemia y los incentivos gubernamentales en ciertos casos, la demanda de vivienda es fuerte en muchas economías importantes por lo que, en un entorno así, los compradores terminan absorbiendo mayores costes al pagar precios más altos”, asegura. 

¿Este escenario repercutirá en un mayor repunte de la inflación y del precio de la vivienda? Los analistas coinciden en que cabría esperar una inflación en el precio de la vivienda con este superciclo en unos recursos básicos para la construcción como son el acero o el cobre. 

No obstante, en cuanto a si será algo coyuntural o no, para los expertos de WisdomTree, dependerá de la dinámica de las geografías y los mercados individuales. “Si un mercado está estructuralmente desabastecido, los aumentos de precios pueden terminar siendo más duraderos”, concretan.

Otros artículos interesantes:

Las 'big tech' pierden el trono en bolsa: así han logrado el 'sorpasso' Goldman Sachs, Wells Fargo o Exxon

Cuánto dinero habrías ganado al invertir 1.000 euros en Polygon: la criptomoneda que no para de subir en 2021 y respaldada por el propio Mark Cuban

5 criptomonedas poco conocidas que lideran la rentabilidad en 2021: cuánto dinero habrías ganado al haber invertido 1.000 euros en ellas