Pasar al contenido principal

Así puede el ayuno intermitente mejorar tu salud y protegerte frente al envejecimiento, según un estudio

Cómo el ayuno intermitente podría ayudar a la salud
Thought Catalog/Unsplash
  • Una nueva investigación señala que el ayuno intermitente podría mejorar nuestra salud a nivel general.
  • La falta de alimentos afecta a los relojes circadianos en el hígado y en el músculo esquelético causando que estos vuelvan a programar su metabolismo.
  • Esto podría incrementar en última instancia la protección contra las enfermedades asociadas con el envejecimiento y mejorar nuestra salud.

Algunas evidencias científicas ya han demostrado que comer menos puede significar vivir más. Y es que todo apunta a que a medida que reducimos nuestras calorías también reducimos los efectos del envejecimiento.

Ahora una nueva investigación va más allá y señala que el ayuno intermitente podría mejorar nuestra salud a nivel general. Nuevas evidencias reflejan que el ayuno afecta a los relojes circadianos en el hígado y el músculo esquelético. Algo que podría mejorar la protección contra las enfermedades asociadas con el envejecimiento.

El reloj circadiano es un oscilador celular. También conocido como reloj biológico, funciona dentro de nuestros cuerpos  permitiendo que nuestro organismo se mantenga estable en un entorno cambiante. El reloj circadiano regula por ejemplo el sueño, la temperatura corporal o el metabolismo, permitiendo a los seres vivos adaptarse a los ritmos regulares del día. También la regeneración celular o la actividad cerebral se sustentan en estos ciclos diarios.

Y, aunque ya se conoce que los alimentos influyen en el reloj biológico, hasta la fecha no estaba claro cómo la falta de alimentos podría influir y, en última instancia, afectar al cuerpo.

La investigación revela ahora que el ayuno intermitente podría conllevar una mejor salud ya que la falta de alimentos afecta a los relojes circadianos en el hígado y en el músculo esquelético causando que estos vuelvan a programar su metabolismo.

Leer más: Beneficios de la dieta mediterránea, una de las mejores del mundo

"Descubrimos que el ayuno influye en el reloj circadiano y las respuestas celulares impulsadas, que en conjunto trabajan para lograr una regulación génica temporal propia del ayuno", ha afirmado el autor principal, Paolo Sassone-Corsi, profesor de Química Biológica Donald Bren en la Facultad de Medicina de la UCI. "El músculo esquelético, por ejemplo, parece ser dos veces más sensible al ayuno que el hígado", ha agregado.

Para llevar a cabo la investigación, el estudio se sirvió de ratones que fueron sometidos a periodos de ayuno cada 24 horas. Los investigadores observaron que mientras ayunaban, los roedores mostraban una reducción en el consumo de oxígeno (VO2), la tasa de intercambio respiratorio (RER) y el gasto de energía. Lo que era completamente eliminado cuando volvían a comer.

Esta revelación indica que el ayuno es capaz de reprogramar esencialmente una variedad de respuestas celulares.Por lo que los investigadores consideran que un ayuno óptimo de manera programada sería estratégico para afectar positivamente las funciones celulares y, en última instancia, "beneficiar a la salud y proteger contra las enfermedades asociadas con el envejecimiento"

El estudio, publicado recientemente en Cell Reports, abre la puerta a nuevas vías de investigación que de acuerdo a sus autores "podrían conducir al desarrollo de estrategias nutricionales para mejorar la salud en los seres humanos".

Te puede interesar