Pasar al contenido principal

La bolsa de Estados Unidos ha batido a las europeas en un 76% en la última década: esto es lo que necesita Europa que ocurra para dar un giro a la historia

El presidente de EE.UU. Donald Trump, con una bandera europea sobreimpresionada sobre él
Getty Images
  • Desde que las bolsas de EE.UU. tocaron fondo en marzo de 2009, Europa ha tenido un rendimiento un 76% menor que EE.UU., según datos recopilados por Goldman Sachs.
  • La compañía presenta 4 escenarios que podrían cambiar el guión y llevar a un desempeño superior europeo frente a sus homólogos estadounidenses.
  • Puedes leer más historias en Business Insider España.

En lo que llevamos de 2019, el índice bursátil estadounidense de referencia, el S&P 500, supera en un 2% a su homólogo europeo, el Stoxx 600

A primera vista, puede parecer una gran diferencia de rendimiento. Pero, comparado con la última décadas, es un milagro que el Stoxx 600 haya aguantado en ese nivel de forma tan admirable.

Analicemos la situación de cerca: desde que las bolsas de EE.UU. tocaron fondo en marzo de 2009, los mercados de Europa han tenido un rendimiento un 76% menor que los de EE.UU., según datos recopilados por Goldman Sachs. Se mire por donde se mire, ha sido un periodo sorprendente de dominio de las acciones estadounidenses.

Leer más: 4 razones, además de la guerra comercial, por las que los problemas de la bolsa no han hecho más que comenzar, según Morgan Stanley

Goldman asegura que estos destinos tan divergentes se explican por un elemento clave: las ganancias corporativas. El beneficio por acción del S&P 500 es actualmente del 86%, en comparación con solo el 3% del Stoxx 600.

"El diferencial de beneficio por acción explica el 100% de este peor rendimiento", escribió Lilia Peytavin, estratega de cartera de Goldman, en un informe reciente de un cliente.

Todo esto está muy bien, pero entender la causa del peor rendimiento de las bolsas europeas no ayudará a resolverlo. ¿Y cómo hacerlo? ¿Quizás con un recrudecimiento de la guerra comercial entre EE.UU y China? La clave es que Europa podría ponerse de perfil mientras los otros 2 poderes globales lo resuelven a puñetazos y recoger a todos los inversores que huyan de ambos mercados.

No tan rápido, advierten desde Goldman.

Leer más: Los gestores de fondos apuestan contra las bolsas europeas y recomiendan centrarse en los mercados emergentes

"Siendo realistas, nos parece poco probable que Europa permanezca aislada en caso de una escalada de las tensiones comerciales entre EE.UU. y China", afirma Peytavin. "Si los aranceles se aplican en todos los ámbitos e incluyeran los coches, aumentaría la preocupación con respecto a las exportaciones de automóviles europeos a EE.UU.".

Sin embargo, Goldman no quiere ser un aguafiestas total.

Propone 4 escenarios posibles que podrían resultar en un equilibrio de fuerzas entre el Stoxx 600 y el S&P 500. Y si más de un escenario se produce simultáneamente, aún mejor. Estos son los 4 escenarios para que las bolsas europeas recorten distancias con Wall Street.

#1– Aumenta el rendimiento de los bonos, el crecimiento y las expectativas de inflación

Goldman afirma que esta confluencia de factores apoyaría las acciones de valor, especialmente los bancos, y posiblemente afectaría a la evolución futura de las zonas de mayor duración del mercado, como la tecnología. La firma también asegura que esto podría suceder a una escala muy grande en Europa.

"Esto podría ocurrir en la zona euro, donde los gobiernos podrían utilizar la política fiscal para impulsar el crecimiento", señala Peytavin.

Leer más: 7 razones por las que la recuperación económica no sujetará el mercado alcista

#2– Aumenta la inflación en EE.UU.

Goldman señala que este escenario podría derivar de un mayor recrudecimiento de la guerra comercial entre EE.UU. y China. La compañía advierte de que también podría originarse por una reversión media en las categorías más volátiles dentro de los indicadores tradicionales de inflación, como ropa y servicios financieros.

"Esto probablemente provocará una fuerte revalorización de la política de la Reserva Federal", dijo Peytavin.

Y si el año pasado en las bolsas estadounidenses nos ha enseñado una cosa, es que el mayor desestabilizador del mercado es un cambio repentino en la perspectiva de la Fed.

Leer más: Entrando en zona de peligro: un experto de Wall Street presenta un escenario convincente para un derrumbe de la bolsa en mayo

#3– Se reducen los riesgos en Europa

Goldman considera que este escenario tiene un efecto secundario importante: una disminución en la prima de riesgo de renta variable europea. Eso, a su vez, podría dar lugar a entradas en las bolsas europeas.

"Esto podría ocurrir como resultado de una expansión fiscal coordinada y/o por medidas favorables a las empresas en Francia e Italia, por ejemplo", asegura Peytavin. "Una resolución del impasse de Brexit también ayudaría a reducir los riesgos económicos y la huída de la bolsa de Reino Unido".

Leer más: No ha habido tanta deuda corporativa de riesgo en años: la Reserva Federal está haciendo sonar la señal de alarma de lo que puede significar para la economía

#4– Las compañías tecnológicas de EE.UU. reducen su rendimiento

La clave de este escenario es el hecho indiscutible de que el mercado estadounidense cuenta con muchas más empresas tecnológicas que Europa. Y mucho más grandes. Eso ha ayudado a que el S&P 500 supere a las bolsas europeas al tiempo que este sector se ha disparado en los últimos 10 años.

Si la tecnología pierde fuelle, eso crearía una situación de reversión media que favorecería a los mercados europeos, menos expuestos a la tecnología.

Este artículo fue publicado originalmente en BI Prime.

Y además