La propiedad intelectual podría "desaparecer" en el metaverso, según un prestigioso abogado especializado: así pueden protegerse las marcas, según los expertos

Ilustración sobre el metaverso

Getty

Desde restaurantes virtuales a los NFT en forma de wearables para videojuegos, los consumidores se están acostumbrando a ver cada vez más logotipos de marcas en las plataformas metaversas y en las aplicaciones de Web3 que se basan en la tecnología blockchain. 

Sin embargo, las marcas también se están dando cuenta de que las mismas características que hacen que las promesas de la Web3 sean atractivas para los usuarios (el anonimato y la falta de una autoridad central de Gobierno) pueden permitir que se produzcan infracciones generalizadas de la propiedad intelectual y de las marcas.

Algunas marcas están contraatacando de forma proactiva. A principios de febrero, Nike presentó una demanda contra StockX, alegando que las zapatillas virtuales NFT del revendedor en línea infringían su propiedad intelectual. Hermès presentó otra demanda contra Mason Rothschild a finales de 2021 alegando que las MetaBirkins de NFT difuminadas del artista infringían su icónica marca de bolsos Birkin. 

Y Miramax demandó al director de cine Quentin Tarantino en noviembre del año pasado después de que intentara subastar NFT de partes de su guion de Pulp Fiction. Miramax ha alegado que el estudio tiene los derechos para vender NFT relacionados con la película. 

En los tres casos, los acusados han negado las acusaciones.

Todo el mundo habla de repente del metaverso, pero yo no entiendo muy bien de qué va este negocio, ¿qué es y por qué es tan importante?

Business Insider ha hablado con 4 abogados especializados en propiedad intelectual que han reconocido que la impresión de ser el lejano oeste que dan a veces aplicaciones del metaverso y de la Web3 puede convertirlas en entornos aterradores para algunas marcas. Los expertos aclaran por qué las marcas deben tener en cuenta características de la Web3 como la permanencia, la descentralización y el anonimato a la hora de proteger su propiedad intelectual.

"Si no existen mecanismos de retirada en Web3 que permitan hacer valer la propiedad intelectual, es posible que la propiedad intelectual desaparezca en este entorno", dice Danielle Garno, socia del bufete de abogados Reed Smith. 

Las marcas tendrán que actuar con rapidez y cuidado para reclamar su derecho en el metaverso antes de que otro lo haga

Las transacciones registradas con la tecnología blockchain, como los NFT, son permanentes. Esto plantea un dilema para las marcas. 

Por un lado, no pueden "moverse rápido y romper cosas", como el Facebook de principios de los años 2010, dice Garno. 

De hecho, los expertos en Web3 han aconsejado que las marcas que se pongan al día con todo lo que tiene que ver con las ideas que sostienen la Web3 para evitar parecer unos aprovechados al actuar demasiado rápido.

Por otra parte, las empresas deben actuar con rapidez para garantizar la protección de sus derechos de autor en los entornos Web3 antes de que alguien reclame una marca virtual permanente. 

Por el momento, la mejor manera de hacerlo es registrar las marcas en el mundo real a través de instituciones como la Oficina de Patentes y Marcas, explica Joel Schmidt, abogado de Cowan Liebowitz Latman. 

Gigantes del 'retail' como Nike, Forever 21 o incluso Zara miran al metaverso como una fórmula para impulsar sus beneficios en el mundo real

Dicho esto, hay que decir que todavía no hay categorías específicas que cubran cosas como los NFT.

Existen más complicaciones en materia de propiedad intelectual al hablar de la Web3. En un caso típico de infracción, un juez puede ordenar que los productos infractores se eliminen físicamente o se borren de una web.

Pero en los entornos Web3, "para retirarlos efectivamente de la circulación habría que quemarlos, lo que los deja sin valor", comenta Garno. Quemar, en este caso, se refiere a enviar el activo digital asociado a una NFT a una dirección nula en la que nadie tenga acceso a ella y no pueda ser vendida o transferida.

Garno reflexionada en un texto reciente publicado en su blog que el caso de Hermès contra Rothschild "plantea cuestiones sobre los terceros que compraron un NFT de MetaBirkin y si se les permitirá acceder a su NFT si un tribunal falla en contra de Rothschild". 

La descentralización puede dificultar que las marcas hagan valer sus derechos de autor en entornos Web3

En los primeros días de la web, la descentralización era la ideología definitoria, permitiendo a los usuarios publicar cualquier cosa en la web sin tener que obedecer a una autoridad central. 

Eso se consigue distribuyendo los procesos informáticos entre muchos nodos en lugar de un servidor central, como ocurre en plataformas como Google y Facebook.

Esto supone un problema para las marcas. A diferencia de las redes sociales, no está claro quién modera el espacio.

VIDEO

Entramos DENTRO del METAVERSO Todo lo que debes saber

"No se puede enviar un correo electrónico a Facebook, Twitter o Amazon y decir "retira esto"", explica John Shaeffer, socio especializado en derecho de la propiedad intelectual de Fox Rotschild. 

"Pero eso hoy tiene repercusiones en sentido contrario, pues muchos competidores llaman a Amazon diciendo: 'Quita este producto porque está estafando al mío', cuando no es cierto".

Las "claves públicas" no se pueden rastrear directamente hasta las identidades del mundo real

El anonimato y el pseudonimato son dos de los mayores atractivos para los usuarios de Web3. Sin embargo, las marcas que quieran perseguir a los infractores en el metaverso pueden acudir a la trazabilidad inherente a la Web3.

Esto se debe a que la Web3 se apoya en la tecnología blockchain como Ethereum, donde se acuñan la mayoría de los NFT. Según sus creadores, "cada token acuñado tiene un identificador único" y "cada NFT debe tener un propietario y éste es de dominio público y fácil de verificar por cualquiera". 

Estos identificadores también se conocen como claves públicas, aunque no se pueden rastrear directamente hasta las identidades del mundo real, por lo que podría resultar difícil identificar a la persona del mundo real que está detrás de una acción concreta.

Los expertos afirman que, al igual que ocurre con las falsificaciones y las infracciones online, es probable que las estrategias de aplicación de la ley en torno a la identificación de posibles acusados evolucionen con el tiempo.

"Con la descentralización tienes una huella digital única, un contenido único, una propiedad intelectual única que te lleva de vuelta al creador inicial", dice Kirstine Stewart, directora de ingresos de Pex, una empresa de cumplimiento de derechos de autor online.

¿Querrán las marcas ser percibidas como unos matones?

La identificación, aunque posible, podría no ser deseable como estrategia de seguridad de la marca en las aplicaciones Web3 y metaverso.

Una de las consideraciones es: "¿Queremos ser vistos como un matón?", dice Garno. "La otra es: '¿A quién voy a imponer la marca? ¿Y si la reacción es todavía peor?". 

Estos son los trabajos del metaverso a los que puedes optar ahora mismo en Nike, Disney y Facebook

Garno comenta que las marcas deben preguntarse si hay una manera de trabajar con el presunto infractor sin dejar de hacer valer sus derechos de propiedad intelectual, "en lugar de venir con términos legales intimidantes".

"Si soy un fan de Spiderman y quiero ir por todo el metaverso vestido de Spiderman, ¿quiere Marvel perseguir eso?", se pregunta Shaeffer. "Eso no es realmente una cuestión legal. Es una cuestión de negocios que nadie ha podido equilibrar muy bien todavía".

Otros artículos interesantes:

5 claves que explican cómo afectará el metaverso a la economía de creadores

Horizon, la plataforma de realidad virtual de Facebook y ventana a su idea del metaverso, alcanza los 300.000 usuarios

Los NFT, el blockchain y el metaverso tendrán un papel crucial en la publicidad: así cambiará el sector en los próximos años

Te recomendamos