Alexa pone la boca y los oídos, Sofia Thinks el cerebro y los sentidos: así quiere esta startup española convertir tu casa en un verdadero hogar inteligente

Sofia Thinks.
Sofia Thinks
  • Una startup sevillana se cambia de nombre justo cuando va a lanzar su producto al mercado: Smart IoT Labs ahora es Sofia Thinks.
  • José Murillo, su CEO, asegura que altavoces como Alexa ponen oído, boca y manos a una casa, pero ellos pondrán el cerebro y los sentidos.
  • Con una IA y sensores, tu hogar recabará información y aprenderá solo: se adelantará a la hora de poner el termostato o encender las luces.
  • Será capaz de saber quién está en casa o incluso si a alguien se le ha olvidado tomarse la medicación y te avisará.
  • Todo desarrollado con una perspectiva garantista con la privacidad: los sensores de Sofia Thinks no necesitan cámara o micrófono.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Smart IoT Labs ahora es Sofia Thinks. La startup sevillana especializada en hogares inteligentes ha anunciado un cambio de marca en vísperas de lanzar al mercado su producto estrella: un cerebro y varios sensores que harán de tu casa un espacio verdaderamente inteligente.

"Yo digo que el hogar inteligente todavía no existe. Se habla del concepto de smart home, pero la gente lo asocia a los altavoces inteligentes. Y, desde un punto de vista crítico, lo que se ha hecho con ellos ha sido meterle voz a algo que antes se hacía con una app". Es lo que defiende José Murillo, cofundador y CEO de esta compañía.

"Antes encendías la luz con un interruptor, luego con un móvil, y ahora se lo pides a un altavoz. Eso democratiza la tecnología y permite que, por ejemplo mi padre, pueda abrir la puerta del garaje con Alexa", reconoce Murillo. "Pero el siguiente paso es hacer la casa verdaderamente inteligente".

¿Cómo? "Consiguiendo que la casa vaya por delante de ti, aprendiendo. Y que no tengas que pedirle que encienda la luz o la calefacción porque el sistema haya visto que estás llegando a casa, lo entienda y lo encienda todo automáticamente".

Una tecnología para que tu casa aprenda de ti y de tus costumbres

Sofia Thinks lleva años estudiando y trabajando en el desarrollo de herramientas dirigidas a una domótica verdaderamente inteligente. Pero eso no quiere decir que le vayan a plantar cara a gigantes como los altavoces de Amazon, Alexa, o los HomePod de Apple.

"Mucha gente nos pregunta si competiremos con Alexa. En absoluto. En casa ya hay oídos y bocas, que son los altavoces inteligentes. Entienden lo que decimos y son capaces de actuar. Hay manos, porque los altavoces pueden encender una bombilla. Pero ahora la casa necesita un cerebro que le dé sentido, información y contexto", subraya Murillo.

"Ahí nos queremos centrar y por eso tenemos claro que nos queremos integrar en tecnología de terceros".

Leer más: Este joven de 30 años explica por qué abandonó su carrera en Silicon Valley dentro de Google para empezar a trabajar en una startup española en plena pandemia

Por eso, desde que nació esta startup española en 2017, el nombre del proyecto en el que empezaron a trabajar recibió el nombre de Miranda, en homenaje al duque de Miranda, que ostentó la mayordomía de la Casa Real española en los primeros compases del siglo XX.

Ahora Miranda es Sofia y Smart IoT Labs es Sofia Thinks: el producto se lanzará al mercado a finales de año y el objetivo es que puedas hablar con tu casa a través de una app como WhatsApp o Telegram. O con un altavoz, ya que la plataforma se integrará con los más populares en el mercado.

"Sofia, ¿quién está en casa?". O que sea tu casa quien te hable. "Llama a tu padre, que se le ha olvidado tomarse las pastillas".

Cómo conseguirá tu hogar hablar contigo

Así era Miranda, el cerebro y los sensores cuando todavía era un proyecto de Smart IoT Labs, ahora Sofia Thinks.Así era Miranda, el cerebro y los sensores cuando todavía era un proyecto de Smart IoT Labs, ahora Sofia Thinks.
Así era Miranda, el cerebro y los sensores cuando todavía era un proyecto de Smart IoT Labs, ahora Sofia Thinks.
Smart IoT Labs

"Hace 4 años, cansado de no aprender demasiado, vi algo que me dije: ostras, esto puede revolucionar el mundo". José Murillo, CEO de la startup, hablaba así de la inteligencia artificial. Él venía de Microsoft, donde había alcanzado un puesto directivo en España. Se unió a Valentín Rangel, con quien ya había tenido relaciones comerciales previas.

Las otras patas las completan los chicos que crearon Indisys, como Jesús González, la startup sevillana protagonizó un caso de éxito tras ser adquirida por Intel. Sin embargo, Intel fue por otros derroteros y a los fundadores de la compañía les tocaba mudarse si querían seguir en la multinacional. Prefirieron quedarse en Sevilla.

Cuando en Smart IoT Labs, ahora Sofia Thinks, comenzaron a trabajar con los algoritmos de inteligencia artificial que ayudarían a hablar con tu hogar, entendieron que el sistema necesitaría unos sensores para captar información con la que el cerebro pudiese funcionar.

Sofia Thinks tiene su sede social en un chalet en Sevilla en el que han hecho todo tipo de pruebas y Murillo admite que comenzaron probando una serie de sensores muy limitados y cuya batería se acababa al cabo de un par de horas debido a la intensidad con la que funciona la inteligencia artificial (IA).

Lo que necesitas saber para estar informado

Lo que necesitas saber para estar informadoLo que necesitas saber para estar informado

¿Te gusta lo que lees?

Comienza tu día sabiendo qué piensan y qué les preocupa a los ejecutivos de las principales empresas del mundo con una selección de historias enviada por Business Insider España a primera hora cada mañana.

Recibe la newsletter

"Nos tuvimos que meter en el mundo del hardware". En el momento en que se realiza esta entrevista, Sofia Thinks ya ha recibido las primeras pruebas de sus propios sensores. Unos dispositivos que se podrán colgar en la pared y que tendrás que distribuir habitación por habitación.

Los sensores son capaces de registrar una serie de parámetros: velocidad, aceleración, presencia, humedad, temperatura. "¿Cómo sabemos cuando alguien se está duchando? ¿O cuándo alguien está cocinando?". Murillo y su equipo se dieron cuenta de que no era necesario instalar cámaras o micrófonos.

No era necesario porque además, Murillo reconoce que la tecnología puede ser un "gran hermano" o un HAL 9000, pero nada más lejos de la realidad. "Podemos intuir que en una casa llamada 271815 una persona se está duchando. Pero no necesitamos esa información para nada". De hecho, al contratar y comprar su producto, Sofia Thinks no exige ningún tipo de registro.

Además, la posibilidad de poder usar la nube de Amazon Web Services para desarrollar su IA así como la venta de sensores permite que el producto pueda ser ampliable, con actualizaciones a futuro.

De montar la startup con inversión propia a una ronda de Serie A

José Murillo, CEO de Sofia Thinks.José Murillo, CEO de Sofia Thinks.
José Murillo, CEO de Sofia Thinks.
Sofia Thinks

Murillo tuvo la "suerte", según él dice, de estudiar el COU en Estados Unidos y vivir de cerca el estilo de vida norteamericano, "de startups, de competencia sana". Buscó entonces trabajo en Microsoft, pero no lo consiguió por una cuestión de papeles. La multinacional le hizo otra oferta: trabajar para Microsoft pero en España.

Siguió un camino paralelo al de sus socios. Jesús González, su responsable de Tecnología (CTO), salía de la startup sevillana que había comprado Intel. Ambos saltaron de las multinacionales, de las "jaulas de oro". Tanto Murillo como González querían seguir en España y tratar de replicar el modelo de Silicon Valley en el país. "¿Qué nos lo iba a impedir?".

"Luego nos dimos cuenta de que había varios palos en las ruedas, pero bueno", reconoce entre risas. Uno de ellos, por ejemplo, es la constatación de que nadie en España iba a invertir en un desarrollo tecnológico a tres años vista. "Y así fue".

Leer más: "Glovo se está aprovechando del emprendimiento y del ecosistema de las startups para crecer a toda costa", según un empresario infiltrado en la compañía

Por esa razón, los tres socios, Murillo, González y Rangel, reunieron sus ahorros para crear Smart IoT Labs. "Empezamos 2, luego 8 y ya llevamos 19 trabajadores". La compañía se divide en tres departamentos: hardware y desarrollo, IA, y software.

En una primera ronda entró Wayra, el hub de Telefónica; y en una segunda ronda entraron dos inversores privados. Ahora, la compañía está cimentando una ronda de Serie A a expensas de lanzar su producto al mercado antes de que termine 2020, algo que hará de la mano de un fabricante de altavoces inteligentes.

Sobre el cambio de nombre, Smart IoT Labs contrató una agencia que ha conseguido concentrar en cinco letras el espíritu de la compañía. "En el diccionario de Cambridge se define inteligencia como la capacidad de entender y razonar de forma proactiva". De ahí que abandonasen el concepto smart home por intelligent home.

"Y hay un nombre que sintetiza eso; Sofía, el nombre de la diosa de la sabiduría y la inteligencia". Juega con el concepto de software y con el concepto de IA. Sofia Thinks, porque "Sofía piensa" y desvelará varios verticales. "Sofía Cares About The Planet" —Sofía cuida del planeta—, por ejemplo, porque este sistema inteligente para hogares también quiere ayudar en el ahorro y la eficiencia energética".

Por qué la nube de AWS es clave también para startups como Sofia Thinks

Amazon ha sido una compañía esencial para que Sofia Thinks prosperase a nivel de negocio y a nivel tecnológico, reconoce Murillo. "Desde el punto de vista de negocio, Amazon nos puso en contacto" con uno de los clientes para los que ya trabaja la firma.

Desde el punto de vista tecnológico, la nube ha sido esencial. "Empezamos con el proyecto en un servidor local, el modo startup, lo más rápido. Pero llegó en el momento en el que teníamos que tomar la decisión de migrar a la nube. Dejé mi corazoncito de lado —admite Murillo, que había trabajado en Microsoft—" y le pidió a su CTO que tomase "la decisión necesaria".

"Desde el punto de vista de la ingeniería y la consultoría, recibimos muchos créditos iniciales para que no tuviese coste para nosotros. Es la mejor decisión que hemos tomado, porque nos hemos quitado todo el trabajo de fontanería en el que no tenía ningún sentido invertir".

Leer más: 23 emprendedores europeos de éxito que están invirtiendo su dinero en startups como inversores comparten sus mejores consejos para los emprendedores

Carlos Sanchiz es el responsable del departamento de Solutions Architecture para Amazon Web Services (AWS) en España. Un arquitecto de soluciones tiene la obligación de trabajar "de manera muy cercana con los clientes" para que todos ellos puedan sacarle el mayor provecho a la plataforma en la nube. "Clientes de todos los tamaños, de todos los segmentos, de todas las industrias, con el objetivo de que puedan conseguir sus objetivos de negocio", apunta.

"No estamos para conseguir objetivos cortoplacistas; estamos disponibles para construir relaciones con nuestros clientes de cara a sus próximos 5, 10 o 15 años", detalla.

Fruto de este trabajo, AWS para España y Portugal organizó hace unas semanas su competición Startup Architecture of the Year Awards, que ganó una compañía que ha desarrollado una pasarela de pago, Monei.

Sanchiz está más especializado en las startups, en las que AWS tiene especial foco. El experto reconoce en declaraciones a Business Insider España que "el ecosistema startup es un ecosistema mundial" y asegura que hay compañías como Airbnb, Slack, Deliveroo o Zalando que están apostando por su solución.

Según Sanchiz, puede haber 4 razones que expliquen esta apuesta de las nuevas compañías tecnológicas por la nube:

  • Tienen capacidad de hacer sus desarrollos en un alojamiento a coste cero sin ningún pago por adelantado. Se paga lo que se consume.
  • Es fácilmente escalable: antes había que esperar a la llegada de nuevos servidores. Ahora hay velocidad para lanzar 10, 100 o 1.000 servidores en cuestión de minutos.
  • Las startups necesitan innovar, no experimentar. Gracias a la agilidad del cloud de AWS, estas tecnológicas pueden probar suerte y fracasar antes —si es que lo hacen—, y no tras asumir cuantiosas inversiones.
  • Pueden enfocarse en su negocio y no en la "fontanería" a la que se refería el CEO de Sofia Thinks. Su negocio es el que es, no gestionar servidores o discos duros "con unos recursos limitados".

LEER TAMBIÉN: Todo lo que debes saber antes de constituir una Sociedad Limitada

LEER TAMBIÉN: Cómo se han adaptado las startups españolas al teletrabajo: las reuniones son más cortas y eficientes, aunque es más difícil fomentar la creatividad

LEER TAMBIÉN: Las lecciones que deja la venta de Idealista: cómo puede España conseguir su próximo unicornio

VER AHORA: Ángel Sáenz de Cenzano, CEO de LinkedIn España: “El mayor reto del mercado laboral será la capacitación de las personas para dar respuesta a las necesidades del futuro”