Cómo quitar verrugas en el cuello: tratamientos y métodos más efectivos

verruga cuello

Las verrugas en el cuello no conllevan un riesgo para la salud, pero es posible querer eliminarlas por razones estéticas.

Si bien de manera popular el término tiende a utilizarse para hacer alusión a cualquier tipo de lesión excrecente de la piel —lunares, angiomas, acrocordones—, las verrugas comunes refieren a los bultos granulares y firmes que suelen aparecer en manos y plantas de los pies, pero también en el cuello, escote, cara o cuero cabelludo.

Son causadas por el virus de la familia del papiloma humano (VPH). Pueden contagiarse por contacto directo de persona a persona o de manera indirecta a través de objetos compartidos, como toallas, pañuelos o el suelo de la ducha. 

13 cambios de color en la piel que nunca debes ignorar por estar relacionados con enfermedades graves

Tras la exposición al virus, una verruga puede tardar de 2 a 6 meses en aparecer en la piel, de acuerdo con la Mayo Clinic. No suelen acarrear problemas para la salud, —más allá de picores o dolor en función de la zona— y, con el tiempo, incluso pueden desaparecer por sí solas. Sin embargo, muchas personas deciden eliminarlas por razones estéticas.

Cómo quitar verrugas del cuello: métodos más eficaces

Existen diversos métodos para quitar una verruga del cuello o de cualquier otra zona que resulte molesta. Sin embargo no es aconsejable acudir a remedios caseros por el riesgo que entraña. Lo adecuado es eliminarlas bajo la supervisión de un dermatólogo

Para lograr eliminarlas existen diferentes tratamientos disponibles, según la Clínica Menorca.

Crioterapia

Un método común para eliminar verrugas del cuello es quemar esta con nitrógeno líquido. Se basa en congelar el tejido de la lesión y destruirlo de manera rápida.

Sin embargo debe realizarse bajo supervisión médica y puede resultar algo doloroso. En ocasiones incluso se requiere de varias sesiones.

Láser CO2

Como explica la clínica, se trata de una técnica de vaporización de alta precisión. Es uno de los tratamientos más eficaces que no suele dejar marcas posteriores.

Requiere de anestesia local para evitar las molestias y permite eliminar el tejido de la verruga sin dañar al que la rodea

Ácido salicílico

Se trata de un tratamiento médico que debe ser recetado por el dermatólogo.

Debe aplicarse diariamente durante varias semanas (siempre siguiendo las indicaciones médicas) con el objetivo de ablandar el tejido de la piel para que la verruga se desprenda por rozamiento.

Extirpación quirúrgica

Este tratamiento consiste en quitar la verruga del cuello mediante una pequeña cirugía. Suele realizarse cuando otros métodos no han funcionado.

Esta solución permite examinar en el laboratorio la muestra, aunque entre los inconvenientes, la intervención deja una cicatriz en la zona.


Otros artículos interesantes:

Protege tu piel en verano: estos son los mejores consejos para prevenir quemaduras y manchas, según los dermatólogos

Cómo curar una quemadura con ampolla: lo que debes hacer y lo que resulta peligroso

6 consejos que te ayudarán a combatir de manera efectiva y natural las arrugas de la frente

Te recomendamos