¿Tu PC con Windows 11 va demasiado lento? Sigue estos pasos para identificar al programa 'culpable'

Portátil actividad sospechosa
Getty
  • ¿De repente tu PC con tu Windows 11 recién instalado te va muy lento? ¿Es culpa del sucesor de Windows 10 o quizás el problema se encuentra en otra parte?
  • Descubre si hay algún programa que está interfiriendo en el funcionamiento de tu Sistema Operativa con la efectiva táctica de forzar un arranque limpio.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Qué raro. Hace poco que has instalado Windows 11, pero ya empieza a ir lento tanto en su arranque como cuando trabajas y juegas en el PC.

¿Quizás es uno de los primeros bugs de Win 11? Puede ser. O tal vez hay un programa que está causando un conflicto en el funcionamiento del Sistema Operativo y por eso de repente tu ordenador va más lento.

Esta posibilidad tiene muchos puntos de ser la causa si además en tu PC tienes instalados un montón de programas que ya no utilizas, pero que sobresaturan casi todo tu disco duro.

Una opción drástica puede ser formatear el ordenador, empezar de 0. Te funcionará seguro, pero perderás muchos datos valiosos. La otra alternativa es forzar a Windows 11 para que realice un arranque limpio.

Un arranque o un inicio de Windows limpio consiste en configurar el Sistema Operativo para que dé comienzo con un conjunto mínimo de controladores o programas de inicio

De esta forma, al empezar en tabula rasa, te será fácil descubrir, poco a poco, mediante un proceso de eliminación, qué programa o juego está interfiriendo con el funcionamiento de Windows y lo está ralentizando todo.

Cómo realizar un arranque limpio en Windows 11

Windows 11
Microsoft

Ahora que ya sabes lo que es inicio o arranque limpio de tu PC con Windows, llegó el momento de configurar tu ordenador para forzarlo.

Comprobarás que no basta con conseguir un arranque limpio para detectar al programa que está perjudicando el funcionamiento de tu PC. Cuando sigas estos pasos te tocará hacer un poco de investigador.

  1. Haz clic en el icono de Windows, abajo a la izquierda de todo, y, en donde pone Escribe aquí para buscar, escribe msconfig.
  2. De los resultados que te hayan salido, elige Configuración del sistema.
  3. Ve a la pestaña Servicios en Configuración del Sistema.
  4. Haz clic en el recuadro Ocultar todos los servicios de Microsoft y luego haz clic en Deshabilitar todos y luego clic en Aplicar. No cierres aun esta ventana.
  5. Vuelve al buscador que aparece al clicar en el icono de Windows, busca Administrador de tareas y haz clic para ejecutarlo cuando te salga su icono de resultado.
  6. En la pestaña Inicio, deshabilita las aplicaciones una a una haciendo clic derecho sobre ellas y luego eligiendo Deshabilitar.
  7. Vuelve a la ventana de Configuración de sistema, elige la pestaña Inicio de Windows y haz clic en Aceptar.
  8. Reinicia tu ordenador.

Al reiniciar el PC, comprobarás que arranca más rápido, y seguramente funciona a mayor velocidad. Eso se debe a que has desactivado todas las apps menos las esenciales. 

Ahora ha llegado el momento de descubrir los programas que te están ralentizando Windows 11. Para ello, vas habilitando aplicaciones una a una, reinicias el sistema y compruebas si arranca más lento. Si va peor, posiblemente debes desinstalar o reinstalar la última app que hayas habilitado.

Es un método sistemático algo lento, sobre todo si tienes la mala pata de encontrar la app culpable al final, pero es la forma más eficaz.

Para activar las aplicaciones poco a poco, regresa a Configuración del Sistema y en la pestaña Servicios habilita solo una de las apps. Reinicia para comprobar el rendimiento del PC con esta nueva configuración.

Si esta técnica no te gusta, prueba este otro método: activa la mitad superior de los programas listados en Servicio y reinicia el PC. ¿Funciona bien? Eso significa que el culpable se encuentra en la otra mitad de apps. Haz un cambio de habilitación y deshabilitación para confirmarlo. 

Si las sospechas son correctas, repite el proceso para ir aislando los programas por grupos hasta dar con la raíz del problema.

Una vez hayas encontrado la aplicación o aplicaciones que ralentizan tu PC, puedes activar el resto fácilmente regresando a Configuración del Sistema, haciendo clic en Habilitar todos, luego Aplicar, Aceptar y, finalmente, reinicia el ordenador.

Otros artículos interesantes:

11 cosas que solo podrás hacer con Windows 11

Cómo configurar Windows 11 en tu ordenador nuevo desde cero

Domina Windows 11 antes que nadie con estos 11 atajos esenciales

Te recomendamos

Y además