Pasar al contenido principal

Cómo reducir el apetito: consejos sencillos avalados por la ciencia

Mujer bebiendo agua
Francois Lenoir

Reuters

  • La sensación de hambre hace que sea más difícil perder peso. 
  • Sin embargo, según los expertos, hay formas naturales que permiten reducir el apetito. 
  • Incluir en el plato todos los nutrientes, beber agua o hacer 5 comidas al día son algunas de ellas. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La sensación de hambre hace que sea más difícil perder peso. Sin embargo, hay formas naturales que contribuyen a reducir el apetito, como avalan los expertos. 

Para conseguir controlar el estómago, no es necesario ingerir menos alimentos, sino tener una dieta más equilibrada. Llenar el plato con todos los nutrientes que necesita nuestro cuerpo ayuda a sentirnos más saciados. Según el consultorio de bienestar de Clara, incluir en tus raciones fibra, proteínas, grasas e hidratos de carbono es una buena solución. 

Por ejemplo, combina las frutas, las verduras, la carne, el pescado, el huevo, los frutos secos, el aceite de oliva, la pasta o las legumbres en tu almuerzo. Es decir, selecciona algunos de esos productos e intenta comer variado. 

Leer más: Los mejores tipos de té para perder peso, según la ciencia

Asimismo, comer más veces a lo largo de la jornada es mejor que hacerlo en pocas ocasiones. Es recomendable alimentarse 5 veces al día, haciendo 2 meriendas, además del desayuno, la comida y la cena. Por supuesto, siempre hay que optar por productos sanos. Esto ayuda a mantener los niveles de insulina en sangre. 

Para que tu hambre no aparezca inesperadamente o no la confundas con otra sensación, debes estar bien hidratado, según Crea tu cuerpo. Si no, es posible que tengas sed y creas que es apetito. Bebé agua o líquidos, siempre que sean bajos en calorías. 

Por ejemplo, el café descafeinado ayuda a controlar los arrebatos y los caprichos. Esta bebida libera la secreción de una hormona peptídica y sirve para que no tengas la sensación de tener el estómago vacío. Es más, el efecto de saciedad que produce puede alargarse durante 3 horas. 

Leer más: Cuánto hay que caminar para adelgazar, según la ciencia

En ese sentido, hay alimentos que nos dejan más llenos que otros. Entre ellos están la zanahoria, el plátano o los frutos secos. 

Otro de los trucos, avalados por la ciencia, que podrán ayudarte es comer caliente. La temperatura elevada de los alimentos también hará que te sientas más lleno. Los expertos recomiendan empezar la comida por un caldo desgrasado. 

Asimismo, el agua es ese gran aliado que, además de no confundir la sed con el hambre, te hará llegar a la mesa con algo en el estómago, evitando que comas con ansia.

Y además