Pasar al contenido principal

Cómo saber cuándo el dinero que tienes ahorrado está perdiendo valor y qué puedes hacer para evitarlo

Una familia que pone interés en ahorrar
Getty Images
  • Guardar dinero sin más no sirve de nada si tenemos un horizonte temporal amplio, puesto que perderemos nuestro poder adquisitivo.
  • La inflación es la culpable de que pierdas poder adquisitivo y es algo que sucede de manera habitual. Si tenemos en cuenta los últimos datos, el IPC español (medidos de esta variable) se ha establecido sobre el 2%.
  • Generalmente, es recomendable, tal y como exponen los expertos de Self Bank, “tener ahorrado 6 veces tu sueldo mensual para que, si hay un revés, puedas mantener tu nivel de vida, y para ello hay que buscar cómo rentabilizar todo lo que exceda de ese dinero”.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Cuando ahorramos dinero siempre pensamos que es suficiente. Tener un colchón es fundamental. Nos da tranquilidad de que si tenemos algún imprevisto podemos tirar de él. Por eso, los asesores financieros recomiendan siempre ser metódicos con el ahorro de cara al largo plazo

Sin embargo, hay que tener en cuenta que el dinero que tenemos no siempre van a tener el mismo valor. Guardar dinero sin más no sirve de nada si tenemos un horizonte temporal amplio, puesto que perderemos nuestro poder de compra. Tu capital perderá valor si no lo mueves

¿Cómo sucede esto? Por el factor de la inflación. Y es que esta es la culpable de que pierdas poder adquisitivo y es algo que sucede de manera habitual. Si tenemos en cuenta los últimos datos, el IPC español (medidos de esta variable) se ha establecido sobre el 2%. Esto quiere decir que, si tienes ahorros inmovilizados, cada año perderás, como mínimo, ese porcentaje de capital. 

La realidad es que dispondrás del mismo dinero, pero podrás comprar menos cosas con él.

Así, en el caso de que anualmente se repita esta fórmula, tus pérdidas serán más graduales. Eso sin tener en cuenta que la inflación pueda ser mucho más elevada de lo que tenemos a día de hoy en el futuro. Siguiendo ese supuesto, el impacto sería aún mucho mayor

Leer más: Los motivos por los que no consigues ahorrar dinero

¿Cómo luchar contra la inflación?

Si regresamos a la calma y sosiego que requiere una planificación financiera, teniendo en consideración la pérdida de valor de nuestros ahorros, ¿cómo podemos encontrar el punto de equilibrio y hacer que esto no suceda? 

Generalmente, es recomendable, tal y como exponen los expertos de Self Bank, “tener ahorrado 6 veces tu sueldo mensual para que, si hay un revés, puedas mantener tu nivel de vida, y para ello hay que buscar cómo rentabilizar todo lo que exceda de ese dinero”

Si supera ese nivel, hay diferentes posibilidades para tratar de recibir esa rentabilidad mediante las inversiones adecuadas. Una de ellas es la posibilidad de que consideres la opción de invertir en la bolsa. Y es que es cierto que quizá requiera algo de más especialización, pero siempre puedes adquirir información a través de cursos o asesoramiento financiero

Para que puedas hacerte una pequeña de composición de lugar de los beneficios que pudieras haber recibido si hubieras estado invirtiendo en acciones en lugar de haber tenido el capital parado en tu cuenta corriente, podemos ver el comportamiento que ha desarrollado el Ibex 35, que es el selectivo en el que cotizan las compañías más importantes del ámbito español. 

En este sentido, si tomamos como referencia la dinámica del índice de referencia de la bolsa española con el pago de dividendos, que reinvierte los dividendos pagados por las empresas, en los últimos cinco años, el rendimiento medio de nuestra inversión habría sido un 4% anual. Es decir, habría batido a la inflación sin ningún tipo de problema. 

Tanto es así que el índice (contando dividendos) se encuentra cerca de máximos históricos y, en la actualidad, 33 de las 35 empresas que forman el Ibex 35 retribuyen a sus accionistas recurrentemente. 

Así, sortear la pérdida de valor de tus inversiones no es una tarea altamente complicada. Simplemente requiere que empieces a moverte, informarte, y apostar por alternativas que te permitan comerle terreno a la temida inflación.
 

Y además