Cómo saber si estoy ahorrando demasiado o no para mi jubilación

Jubilación anticipada
Getty
  • Saber cómo y cuánto ahorrar para tu jubilación requiere una planificación financiera previa, además de ajustar determinadas parcelas.
  • Los expertos prevén que se necesita alrededor del 80% de los ingresos que se obtenían durante la vida laboral para mantener el ritmo de vida en la jubilación.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El objetivo de cara a tener una jubilación tranquila siempre pasa por tener unas finanzas personales estables y por el hábito del ahorro.

Sin embargo, una de las preguntas que muchos ahorradores se hacen es si, realmente, están ahorrando demasiado para la jubilación. En este sentido, la planificación financiera es absolutamente fundamental. 

Uno de los objetivos más relevantes a lo largo de la vida es acumular un volumen de ahorro lo suficientemente grande como para poder disfrutar de un retiro tranquilo. Es decir, con todas las comodidades que te puedes imaginar. El principal inconveniente es que, en muchas ocasiones, se ve esto como excesivamente lejos, por lo que se puede caer en la falta de motivación con facilidad

Con todo, las necesidades individuales como ahorrador son bastante obvias, además de evidentes. 

El ahorro destinado a la jubilación tiene que ver con sacrificar parte de tus gastos a cambio de tener un futuro más positivo. Es algo que no siempre resulta sencillo. Igualmente, dado que el futuro es incierto para todo el mundo, se puede correr el riesgo de caer en el otro extremo. Esto es, sacrificar excesivamente el presente para un horizonte en el que no sea tan necesario, lo cual tampoco es un resultado óptimo.

No obstante, aunque no se pueda saber que es lo que está por llegar eso no debería traducirse en que no puedas hacer previsiones sobre cuáles son las posibilidades que tienes ante ti. Ni mucho menos. El punto de partida es que cualquier intento de organizar el futuro está basado en una serie de estimaciones. 

Por tanto, en la medida en que la planificación ajuste correctamente estas estimaciones a tus circunstancias y realidad, te permitirá alcanzar con mayor probabilidad tus metas financieras.

Las razones para que aumentes tu capacidad de ahorrar

Si hay un temor que planea en la cabeza de los ahorradores es pensar en la jubilación, precisamente. ¿Por qué? Por el miedo a quedarse sin recursos y pasar un retiro que sea un auténtico tormento económico

Como no podía ser de otra manera, existe una relación directa entre la posibilidad de que esto ocurra y tu longevidad. La esperanza de vida es cada vez mayor en los países desarrollados. Casi una tercera parte de la vida se produce en la jubilación. Por eso, conviene planificar para los escenarios posibles y asegurarte así de disponer de una buena calidad de vida. 

Muchos expertos señalan que, aunque lo más probable es que exista alguna prestación, es igualmente cierto que será difícil que esta mantenga su poder adquisitivo a lo largo del tiempo. Esto quiere decir que buscar formas de complementar los ingresos futuros es positivo. 

Gracias a una buena estrategia de inversión puedes acumular un patrimonio que produzca rentabilidad recurrente y creciente en el futuro.

La vivienda es uno de los factores que más influye las finanzas personales siempre. Tanto si se tiene en propiedad como si se vive de alquiler. 

En esta línea, uno de los modelos de ahorro que históricamente se ha seguido en España es la adquisición de un inmueble, con el correspondiente pago de su hipoteca, habitualmente durante varias décadas. 

Otra opción, el alquiler, supone librarse de la deuda hipotecaria, pero, a la vez, no tener vivienda en propiedad también implicará dedicar parte de la pensión a seguir pagando ese gasto recurrente.

La vida está llena de imprevistos, emergencias, ocasiones inesperadas y un largo etcétera. Cada uno tiene unos valores diferentes, perspectivas y formas de afrontar las circunstancias diversas

Sea como fuere, es importante conocernos y valorar adecuadamente la importancia y tranquilidad que nos da tener recursos disponibles para que sean necesarios.

Las razones para disminuir los ahorros

Mientras, cuando se alcanza la jubilación las partidas de gasto personal y doméstico varían respecto a la época de trabajo. No se han de hacer los mismos cálculos.

Aquí los expertos prevén que se necesita alrededor del 80% de los ingresos que se obtenían durante la vida laboral para mantener el ritmo de vida en la jubilación. Esto se debe fundamentalmente porque muchos casos la finalización de la hipoteca coincide aproximadamente con el momento en el que te jubilas. Es un gasto habitual que desaparece. 

A ello hay que sumarle que la situación familiar influye mucho en los presupuestos diarios. Cada etapa de la vida viene con sus circunstancias, y si tienes hijos, suelen suponer un sobrecoste relevante. 

Casi siempre cuando se llega al retiro los hijos han encontrado ya su propio camino y no necesitan de tu apoyo en materia económica. Esto puede provocar que dispongas de más capital para llevar a cabo tus actividades diarias.

De este modo, todo el mundo siente incertidumbre respecto a la planificación del futuro financiero. Sobre todo, con todo lo que tiene que ver con la jubilación. 

Si eres muy conservador, dejarás de disfrutar al máximo de tu vida; pero si no eres prudente, puedes poner en riesgo tu futuro. 

De ahí a la importancia de establecer un orden de prioridades. Cada persona tiene que estudiar su situación personal y adecuar sus planes de ahorro a sus preferencias. Un buen equilibrio al respecto proporcionará la tranquilidad que se necesita.

Otros artículos interesantes:

Cómo ahorrar 5.000 euros al año sin esfuerzo

Cuáles son las principales características para que un préstamo hipotecario sea bueno

Así puedes estirar al máximo tu sueldo: por qué un fin de mes sin apuros es perfectamente posible