Pasar al contenido principal

Un rápido pinchazo en tu dedo puede determinar si ya has tenido el coronavirus: así funcionan los test de anticuerpos

Un técnico de laboratorio trabaja en una prueba de anticuerpos para el coronavirus MERS en Corea del Sur.
Un técnico de laboratorio trabaja en una prueba de anticuerpos para el coronavirus MERS en Corea del Sur. Ed Jones/AFP via Getty Images
  • Los expertos intensifican la fabricación de las pruebas de anticuerpos para identificar quién se ha recuperado de COVID-19 y puede ser inmune.
  • Las pruebas serológicas buscan anticuerpos contra el coronavirus en la sangre, proporcionan resultados más rápidos y son más fáciles de producir que las pruebas de detección del nuevo coronavirus.
  • Una de estas estará ya disponible en unas semanas en Estados Unidos, y ofrecerá resultados en sólo 15 minutos con un pinchazo en el dedo — lo que ayudaría a que los estadounidenses inmunes vuelvan al trabajo y a clase.
  • Además, la sangre de las personas recuperadas también podría utilizarse para tratar a los pacientes con coronavirus en estado crítico.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Es bastante normal que te preguntes ahora mismo si la enfermedad que tuviste hace unas semanas era el nuevo coronavirus, aunque no te lo hubieras planteado en ese momento.

Una nueva prueba serológica, es decir, de anticuerpos, podría proporcionar algo de claridad sobre estas dudas.

La prueba utiliza unas pocas gotas de sangre para determinar si tienes anticuerpos contra el coronavirus. Si es así, eso significa que te contagiaste y ya te has recuperado incluso —aunque nunca recibieses un diagnóstico positivo. Además, tener anticuerpos identificables de coronavirus en tu torrente sanguíneo también implica que probablemente hayas desarrollado inmunidad a la enfermedad COVID-19.

Leer más: Estos son los síntomas, día a día, de los contagiados con COVID-19 

En una entrevista la semana pasada, el doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos, dijo que confiaba en que los pacientes contagiados que se recuperan del coronavirus no pueden volver a infectarse —asegurando que estaba dispuesto a apostarse lo que fuese como prueba irrefutable de su afirmación.

Por ende, identificar a las personas que tuvieron el virus y se recuperaron es prácticamente imprescindible en la lucha contra el brote — esas personas podrían volver al trabajo o a clase con seguridad mientras otros permanecen aislados.

"Al final, esto podría ayudarnos también a averiguar quién puede hacer que el país vuelva a la normalidad", reconoce a Reuters Florian Krammer, profesor de vacunología en la Escuela de Medicina Icahn del Monte Sinaí (Nueva York, Estados Unidos). "Las personas que son inmunes podrían ser las primeras en volver a la vida normal y empezar todo de nuevo".

Dichas pruebas de detección de anticuerpos contra el coronavirus ya se utilizan ampliamente en China y Corea del Sur. Mientras en Estados Unidos se están realizando muchas de ellas en varios laboratorios universitarios y empresas privadas. Y en España se espera que parte del armamento de test que llegarán, permita incluso hacer pruebas para conocer la inmunidad de los recuperados.  

Leer más: Una herramienta de inteligencia artificial ya es capaz de predecir si los contagiados con coronavirus van a desarrollar una enfermedad pulmonar grave

Cómo funcionan los análisis de sangre de los tests de anticuerpos

Las pruebas de detección de anticuerpos son diferentes de las típicas pruebas de diagnóstico que se usan para conocer si alguien tiene COVID-19.

Los tests de detección del coronavirus consisten en tomar muestras de mucosa y saliva y hacer una prueba en un laboratorio para ver si esas muestras contienen la secuencia del genoma del virus. Esto le dice a los médicos si el paciente tiene una infección activa, y los resultados de la prueba pueden tardar de 24 a 48 horas —aunque se están investigando tests de sólo 10 minutos.

Algo que ya consigue las pruebas serológicas es que puede ya dar resultados de 10 a 15 minutos y decir si una persona tiene dichos anticuerpos directamente. Y tienen un aspecto similar a los tests de embarazo, con los resultados expuestos en bandas de letras superficiales.

"O bien detectan anticuerpos humanos en la sangre utilizando un antígeno diseñado para ser similar a una característica del virus", explica Charles Cairns, el decano de la Facultad de Medicina de la Universidad de Drexel, Pensilvania, EEUU, a Science News. "O por el contrario, la prueba detecta el virus en la sangre usando un anticuerpo (creado por el hombre) diseñado para atraer al virus".

Leer más: 22 objetos que tocas a diario y podrían ser portadores del coronavirus

Un kit de prueba rápida de anticuerpos contra el VIH OraQuick Advance, del 3 de julio de 2012.
Un kit de prueba rápida de anticuerpos contra el VIH OraQuick Advance, del 3 de julio de 2012. Mike Segar/Reuters

Un kit casero para hacer la prueba incluiría una aguja para pincharse el dedo, un palito para mezclar de 3 pulgadas y una sustancia que sería la prueba, según David Ho, director general del Centro de Investigación del SIDA Aaron Diamond, Estados Unidos.

Los análisis de sangre de anticuerpos se han utilizado durante unas 2 décadas en otras iniciativas de seguimiento de enfermedades, incluyendo el VIH en las zonas rurales de África, cuenta Ho en una videoconferencia patrocinada por el grupo Comité de los 100. Los kits cuestan entre 1 y 6 dólares cada uno —unos 0,90 y 5,50 euros al cambio—, añade aclarando que depende del volumen que se adquiera.

Leer más: Cosas gratis para hacer en cuarentena: desde cursos hasta videojuegos

Identificar quién es inmune al coronavirus podría ayudar a que las personas vuelvan a trabajar antes

La Quinta Avenida de Nueva York durante el brote de coronavirus el 25 de marzo.
La Quinta Avenida de Nueva York durante el brote de coronavirus el 25 de marzo. REUTERS/Mike Segar

Algunas compañías estadounidenses ya están vendiendo pruebas de anticuerpos a otros países. La compañía de biotecnología de California, Biomerica, vende pruebas de anticuerpos COVID-19 por menos de 10 dólares —unos 9,15 euros— en Europa y Oriente Medio, según Reuters. Chembio Diagnostics, una empresa de dispositivos médicos con sede en Nueva York, también las ha enviado a Brasil y valora probarlas en EEUU, según la agencia.

Así mismo, en Colorado, United Biomedical está trabajando en un condado de Estados Unidos para analizar a 8.000 residentes en busca de anticuerpos COVID-19. Y Henry Schein Inc. ha comenzado a fabricar "varios cientos de miles" de pruebas de anticuerpos en centros de atención y espera "un aumento significativo de la disponibilidad" en el próximo mes.

Leer más: ¿Cuánto podría durar la cuarentena en España? Esto es lo que ha sucedido en China y lo que advierten algunas estimaciones

El Gobierno del Reino Unido compró también 3,5 millones de pruebas de anticuerpos la semana pasada, según The Guardian. Mientras Alemania planea incluso emitir "certificados de inmunidad" basado en los resultados del test —para cuando los investigadores del Centro Helmholtz para la Investigación de Infecciones en Braunschweig envíe cientos de miles de pruebas de anticuerpos a residentes en las próximas semanas, según Der Spiegel.

"Estas pruebas serían muy atractivas si son rentables, fácilmente disponibles y fáciles de hacer", reconoce William Schaffner, profesor de enfermedades infecciosas en la Escuela de Medicina de la Universidad de Vanderbilt a Reuters, puesto que les interesan tanto a los líderes políticos como a los empresariales por igual.

La sangre de los que se han recuperado de COVID-19 podría ayudar a tratar a los pacientes más graves

El doctor Zhou Min, un paciente recuperado de COVID-19 que ha pasado su cuarentena de 14 días, dona plasma en un centro de sangre en Wuhan, China.
El doctor Zhou Min, un paciente recuperado de COVID-19 que ha pasado su cuarentena de 14 días, dona plasma en un centro de sangre en Wuhan, China. Chinatopix vía AP

Los anticuerpos que desarrollan las personas que pasan la enfermedad provocada por el nuevo coronavirus también podrían ayudar a los pacientes que están luchando activamente contra la infección.

La semana pasada, la Administración de Alimentos y Medicamentos —FDA por sus siglas en inglés— aprobó el uso de emergencia de un tratamiento experimental que utiliza sangre de personas que se han recuperado del coronavirus. Este tipo de transfusión, que se remonta al brote de gripe española de 1918, se basa en la transferencia de anticuerpos de persona a persona.

El estudio es prometedor, puesto que 5 pacientes de coronavirus en estado crítico en China mejoraron tras recibir transfusiones de plasma de pacientes que se habían recuperado del coronavirus. 

Y se está estudiando, según el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, empezar a probar dicho tratamiento con el plasma de pacientes recuperados en Nueva York. 

Ben Pimentel contribuyó a la elaboración de este artículo.

Y además