¿Cómo saber si un hongo o una seta se puede comer o es venenosa?

Cómo saber si una seta es venenosa
Getty Images
  • Otoño es una época propicia para buscar y recoger setas.
  • Se trata de una actividad con interés culinario, pero que también puede tener como fin el aprendizaje de diferentes especies.
  • Pero hay que tener cuidado, ya que además de hongos o setas comestibles también es posible encontrarlas venenosas, y consumirlas resultaría dañino para la salud.
  • Así es como puedes diferenciar una seta venenosa de una comestible.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Recoger setas es una costumbre propia del otoño, y además de una buena idea para experimentar con la comida puede ser una actividad divertida con la que aprender sobre las distintas especies.

Eso sí, hay que andarse con ojo y tener especial cuidado, ya que algunas setas son venenosas, y aunque la mayoría no harán daño a tu salud, dar con una de las malas puede suponer un problema. De hecho, en caso de intoxicación hay que acudir inmediatamente al hospital para no sufrir complicaciones muy graves.

El tamaño, el color, la forma y la apariencia de las setas resulta variado, y esto hace que haya que dedicar un tiempo a comprobar a qué especie pertenece cada una para no caer en equivocaciones.

El Instituto de Salud Pública de Navarra tiene publicada una guía en la que se pueden aprender a diferenciar las setas venenosas de las que son comestibles, y además se ofrecen varios consejos útiles a la hora de recogerlas, ya que en esta región hay muchas especies distintas.

Leer más: Los 10 alimentos más importantes que debes cenar para dormir bien

Para saber si una seta es venenosa hay que fijarse en sus diferentes partes. Por ejemplo, las que tienen forma de intestino o cerebro en la parte superior son muy peligrosas y contienen una gran toxicidad.

El color de las esporas también puede ser una buena pista, aunque para reconocerlo de forma minuciosa hay que depositarla sobre un papel. Hay setas venenosas con esporas de todos los colores, pero desconfía sobre todo si estas son rosas o pardas, ya que entonces es bastante probable su elevada toxicidad.

Otro consejo básico que debes seguir es el de no recoger setas que no sepas identificar, por más que su aspecto sea apetecible, sólo aquellas que sabes fehacientemente que no son venenosas evitarán el riesgo.

Pero esto no es suficiente, para un consumo sano todavía se deben seguir algunos pasos:

  • No recoger setas rotas, parcialmente descompuestas, que se hayan helado por la noche o empapadas en agua, aunque sean de especies comestibles
  • Hay que transportarlas en recipientes rígidos y bien aireados, como los cestos
  • Hay que consumirlas con prontitud porque se alteran rápidamente
  • Se recomienda comerlas con moderación y cocinarlas, algunas setas comestibles pueden ser mortales si se ingieren crudas

Leer más: 15 sencillos consejos para adelgazar con una dieta saludable

Los síntomas leves de una intoxicación por setas son dolor abdominal y gastroenteritis. Hay otras señales más graves que advierten de un problema mayor: alucinaciones, sudoración excesiva, vértigo, agitación o daños renales.

Los síntomas leves aparecen entre media hora y 3 horas después de la ingestión, y los graves cuentan con un periodo de incubación más largo, por lo que son una señal de peligrosidad a tener en cuenta. En algunos casos se tardan hasta 10 horas en mostrar malestar. En estas situaciones acude siempre al hospital, a ser posible con una muestra de la seta que has comido para hacer más rápido el proceso.

LEER TAMBIÉN: 10 platos que habitualmente encuentras en las cartas de los restaurantes pero es mejor cocinar en casa, según varios chefs

LEER TAMBIÉN: 19 recetas rápidas, fáciles y sencillas para cocinar en Navidad

LEER TAMBIÉN: Alimentos que debes y no debes lavar antes de comer, según la OCU

VER AHORA: Así es como los científicos intentan crear 'telarañas sintéticas' en el laboratorio mientras investigan sus aplicaciones en la medicina moderna