Pasar al contenido principal

El detalle que debería hacer saltar las alarmas al entrar en un hotel, según un viajero que se ha alojado en más de 3.000 habitaciones

Philippe Kjellgren at the St Regis in the Maldives.
Philippe Kjellgren en el St Regis de las Maldivas. Philippe Kjellgren
  • El servicio impersonal es una gran señal de alarma cuando te registras en un hotel, según Philippe Kjellgren, un "nómada digital profesional".
  • La forma en que te tratan cuando llegas dice mucho sobre un lugar, y Kjellgren —que se ha labrado una carrera compartiendo sus experiencias en hoteles de todo el mundo— cree que debería ser un proceso personal pero rápido.
  • Por la misma razón, cree que a los huéspedes se les debe preguntar sus nombres en lugar de sus números de habitación cuando llegan al restaurante de un hotel.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Reservar una habitación de hotel es un negocio arriesgado.

Claro, puedes leer todas y cada una de las reseñas en Internet y estar pendiente de la etiqueta de ubicación en Instagram hasta altas horas de la madrugada, pero nunca se sabe realmente cómo va a ser hasta que estás allí.

Sin embargo, resulta que hay una señal que se puede observar en el momento del check-in que indica que un hotel puede no ser el mejor lugar para alojarse.

No, no es la ausencia de un cóctel de bienvenida o cojines con poco relleno en el vestíbulo, sino simplemente un servicio impersonal.

Según Philippe Kjellgren, un "nómada digital" profesional que se ha labrado una carrera profesional a partir de sus estancias en hoteles de todo el mundo —ha visitado más de 3.000 a lo largo de su vida—, la forma en la que se te trata en el check-in dice mucho sobre un hotel.

Kjellgren in Shanghai.
Philippe Kjellgren

La primera mala señal, dice, es sentir que estás haciendo cola. "Por ejemplo pasa si vas a un hotel en Las Vegas y es como estar en la estación de autobuses; a pesar de que alardeen de ser un hotel de cinco estrellas, hay como 40 personas en la cola antes que tú", dice Kjellgren a Insider, negando con la cabeza ante ese panorama.

Este viajero a tiempo completo acaba de completar un viaje de 912 días alrededor del mundo alojándose en miles de hoteles para decidir cuáles incluir en su nueva aplicación, PK's List.

La aplicación cuenta con unos 2.200 hoteles en todo el mundo, desde unos 150 dólares hasta más de 3.000 dólares por noche, todos evaluados personalmente y recomendados por Kjellgren.

Leer más: Me lancé a hacer el primer trekking de mi vida por el Himalaya, en Nepal: esta fue mi experiencia y los consejos que puedo darte

Cualquiera de ellos que no haya proporcionado un servicio personal no ha pasado el corte.

Otra característica clásica pero totalmente impersonal de los hoteles que Kjellgren odia es que se te pida tu número de habitación en lugar de tu nombre al llegar al restaurante.

"Creo que sería mucho más agradable si te pidieran tu nombre en lugar de un número de habitación, ya sabes, para hacerlo más personal", dice.

Kjellgren in Byron Bay.
Philippe Kjellgren

Pero tratar a los huéspedes como si fueran personas de verdad es simplemente parte de un buen servicio, dice el trotamundos. Y eso empieza en el check-in.

"Creo que el proceso de check-in puede ser mucho mejor y más sencillo [de lo que es en la mayoría de los hoteles]", asegura Kjellgren.

"Todo debe hacerse antes de que llegues allí. Ya has dado una tarjeta de crédito y todo eso".

En lo que respecta a Kjellgren, el proceso de check-in lleva mucho tiempo innecesario. Él cree que simplemente deberías entregar tu pasaporte y obtener tus llaves a cambio.

"Todo está preparado", dice. "Saben quién viene porque ya has proporcionado toda la información.

"Es la primera impresión que se tiene [de un hotel], y todo se reduce a cómo se te trata cuando llegas a la recepción".

Y además