Pasar al contenido principal

Cómo saber si tienes déficit de sueño, incluso si no te lo parece

Dormir bien es uno de los tres pilares fundamentales para gozar de una buena salud, además de una dieta equilibrada y ejercicio regular según la Asociación Mundial de Medicina del Sueño.

Dormir poco tiene graves consecuencias sobre la salud, altera las funciones del organismo, y reduce la esperanza de vida, la consolidación de memoria o el estado físico de las personas.

Cómo saber si tienes falta de sueño, incluso aunque no lo parezca.

1. Tienes ganas de azúcar y carbohidratos

La falta de sueño produce una hormona llamada ghrelina.

La ghrelina te hace desear los alimentos grasos y azucarados. También es más difícil dejar de comer. La leptina, el químico que te indica cuándo estás lleno, se reduce con menos horas de sueño.

2. Te vuelves torpe

Un estudio descubrió que estar una noche sin dormir te dará la misma coordinación mano-ojo que una persona borracha.

3. Tu piel no tendrá buen aspecto 

Cuando tengas falta de sueño, tus niveles de cortisol se dispararán. Esto puede deshidratar tu piel y descomponer el colágeno que la mantiene firme. En otras palabras: parecerás más viejo.

4. Te enfermas con más facilidad

¿Duermes menos de siete horas por noche? Entonces tienes casi tres veces más probabilidades de resfriarte que alguien que duerme al menos 8 horas. Produces proteínas que combaten las infecciones mientras duermes. Cuanto menos horas duermas, más débiles serán tus defensas.

5. Eres más emocional de lo normal

Un estudio descubrió que las personas que permanecieron despiertas durante 35 horas seguidas fueron un 60% más reactivas a las imágenes negativas.

Los escáneres cerebrales mostraron cambios en el lóbulo prefrontal, el área del cerebro que ayuda a mantener sus emociones bajo control.

Duerme un poco, tu piel, tu dieta, tu sistema inmune y tu cerebro te lo agradecerán.