Pasar al contenido principal

Cómo saber si tu comida está caducada, según la ciencia

Expiration dates are a sham. Here's the best way to tell if a food has gone bad.
Shutterstock/Christopher Boswell
  • Las fechas de caducidad se basan en estimaciones aproximadas.
  • Los estadounidenses desperdician el 40% de los alimentos que compran anualmente, el equivalente a 218.000 millones de dólares (unos 191.000 millones de euros).
  • En lugar de depender de fechas de caducidad imprecisas, ésta es la mejor manera de saber si los alimentos como los huevos, el queso, el pescado o las verduras han expirado, según la ciencia.

La mejor manera de saber si un alimento todavía está en buenas condiciones para su consumo no pasa únicamente por mirar la fecha de caducidad impresa en el paquete.

Las fechas de caducidad se basan en estimaciones aproximadas. Pueden informar sobre cuándo un cartón de huevos o un filete crudo probablemente alcanzará el límite de su mejor calidad, pero eso es todo, según se desprende de una investigación recopilada por el Consejo de Defensa de los Recursos Naturales (Natural Resources Defense Council, NRDC), una organización ambiental sin ánimo de lucro. 

"Millones de estadounidenses tiran a la basura comida en buen estado porque piensan que no es seguro consumirla después de la fecha indicada en el paquete", explica Dana Gunters, científica principal del Consejo de Defensa de Recursos Nacionales, en una declaración el año pasado

Los estadounidenses desperdician hasta el 40% de los alimentos consumidos cada año, el equivalente a 218.000 millones de dólares (unos 191 mil millones de euros). En el caso de España, los ciudadanos desechan unos 26 kilos de alimentos de media al año, 1.229 millones de kilos en conjunto de acuerdo con el informe del consumo en Alimentación en 2017, que elaboró el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Además del dinero malgastado —alrededor de 1.500 dólares (1.315 en euros) al año para una familia de cuatro miembros, según el NRDC— el desperdicio de alimentos también significa que todos los recursos que se utilizaron para cultivar, almacenar y transportar alimentos también se desperdician.

Estas son las claves para saber si todo lo que hay en la nevera —incluyendo la leche, el queso, el humus y el pescado— está caducado.

Te puede interesar