Cómo saber si tienes piojos y algunas formas de solucionar la infestación con la vuelta al colegio

  • Aunque los piojos no son un gran problema, pueden complicarse si los más pequeños de la casa comienzan a rascarse la cabeza con frecuencia, creando eccemas que han de observarse.
  • La eliminación manual siempre es la mejor forma de acabar con las infestaciones, aunque existen lociones que el médico te puede recomendar, tras estudiar el caso específico.
  • Descubre más vídeos como este en el canal de YouTube de Business Insider España.

En todo el planeta Tierra existen más de 3.000 especies de piojos conocidas. Ahora bien, cada uno es específico dependiendo del huésped parasitado.

En este sentido, al ser humano le afectan 3 tipos de estos: el del cuerpo (Pediculus humanus corporis), el del pubis (Pthirus pubis) y el de la cabeza (Pediculus humanus capitis).

Estos 3 insectos necesitan de la sangre humana para poder sobrevivir, por lo que no infestan a otros seres vivos. Se ceban solamente con el ser humano.

A diferencia de la creencia popular de que vuelan o saltan de un pelo a otro, los piojos no son capaces de tal hazaña, aunque cuentan con unas patas que les permiten agarrarse con relativa facilidad al cabello seco.

Esto es todo lo que hay dentro de un hormiguero, aunque solo se pueda ver un pequeño montículo

Por desmitificar aún más una infestación por piojos en familia, esta no se debe a una mala higiene o que los menores descuiden su limpieza. Curiosamente, estos animalitos prefieren pelos limpios a los más sucios, y los lisos antes que los rizados.

Por ello, con la vuelta al cole de los más pequeños de la casa, tendrás que velar por estos pequeños seres tan molestos y que pueden llegar a producir problemas graves en la cabeza, tanto de niños como de población de adulta.

Cómo puedo saber si tengo piojos

Según la Asociación Española de Pediatría, las niñas son más propensas a tener piojos que los niños y las edades en las que se dan más casos son desde los 3 hasta los 10 años.

Si tienes piojos, uno de los primeros síntomas y que con más frecuencia suele aparecer es el prurito que puede aparecer tras 4 o 6 semanas de la infestación. Este puede llegar a causar problemas mayores como eccemas por rascarse demasiado.

Una vez que los piojos están en tu cabeza, lo mejor será que logres identificarlos lo más rápido posible, ya que suelen poner huevos (ninfas) con una velocidad asombrosa. Además, se mueven desde 6 a 30 centímetros por minuto.

Por ello, lo mejor es identificarlos con luz natural suficiente o mediante lámparas-lupa. Las más fáciles son las liendres, ya que existen 100 de estas y tan solo entre 8 y 12 piojos con vida durante una infestación. 

Finalmente, para solucionar una infestación, lo mejor será consultar con el pediatra o médico de cabecera, para que determine qué producto es el más adecuado. En tal caso, existen algunos como la permetrina, aunque siempre es preferible la eliminación manual.

"La eliminación manual es la mejor opción siempre que sea posible y sobre todo si los fármacos han fallado", aconsejan desde la Asociación Española de Pediatría.

En el vídeo de arriba te explicamos cómo funcionan los piojos y algunos tratamientos para solventar la infestación. ¡Nunca será mala idea raparse la cabeza!

Otros artículos interesantes:

Esto es lo que sucede en realidad en tu cuerpo cuando te tragas un chicle

Los efectos en tu cuerpo de la falta de sueño: embriaguez, alucinaciones e incluso la muerte

Esto es lo que pasaría en el mundo si desaparecieran todas las especies de insectos a la vez: catástrofes, desequilibrios y desabastecimientos

Te recomendamos

Y además