Pasar al contenido principal

He conseguido ser millonario y dejar de trabajar a los 37 años: solo tienes que seguir estas dos reglas para hacerte rico

Chris Reining.
Chris Reining. Courtesy of Chris Reining
  • Chris Reining se jubiló a los 37 años después de conseguirse en millonario por méritos propios.
  • Asegura que solía sentirse intimidado por el proceso de construir riqueza, sintiendo que jamás podría hacer algo semejante.
  • Sin embargo, cambió su manera de pensar para asumir dos reglas básicas: gastar lo que queda después de invertir y hacer pequeñas grandes compras.
  • Cuando la gente le dice que "quieren ser rico", comparte las dos reglas que funcionaron para él.

En 1956, Warren Buffett gestionaba alrededor de medio millón de dólares. Trabajaba en un estudio pequeño al que solo se podía acceder pasando por su dormitorio personal.

Se encargaba personalmente de todo: escribía cartas en una máquina de escribir de IBM, clasificaba documentos, realizaba las declaraciones de impuestos. Y, ahora, es una de las personas más ricas del mundo.

Eso me hizo pensar en lo que significa ser ingenioso. Si ser ingenioso puede ponerte en el camino hacia la riqueza, ¿por qué no existen más personas ingeniosas?

Probablemente escuches a gente quejándose de que no puede ahorrar, o de que no están ganando tanto como se esperaban, o de que nunca tendrán suficiente dinero para jubilarse.

¿Pero ser rico no trata de ser ingenioso? ¿Y ser ingenioso no es solo una forma de pensar? Deja que te enseñe:

  • Persona A: "Lo he intentado todo".
  • Persona B: "Le pedí a alguien que me asesorara".

 

  • Persona A:  "Compré un coche de 30.000 dólares".
  • Persona B: "Compré un coche de 10.000 dólares".

 

  • Persona A: "Lo cargaré en la tarjeta de crédito".
  • Persona B: "No puedo permitírmelo".

 

  • Persona A: "No sé cómo empezar a invertir".
  • Persona B: "He cogido algunos libros de la biblioteca".

 

  • Persona A: "No tengo el dinero".
  • Persona B: "Encontré el dinero".

Generalmente no es la falta de recursos disponibles, sino la falta de creatividad lo que te impide alcanzar tus metas financieras.

¿Y cómo sé esto? Solía ser como la Persona A, siguiendo la corriente, quejándome de que es imposible seguir adelante.

Leer más: Una investigadora que ha estudiado a más de 600 millonarios desvela qué 2 cualidades les ayudaron a convertirse en ricos

No fue hasta que empecé a cambiar mi forma de pensar, reconfigurando mi mente, cuando me volví más ingenioso como la Persona B. Así es como te haces rico.

Y claro, lo que funcionó para mí puede que no funcione para ti, pero puedo decirte que el 99% de los consejos que escuchas sobre hacerse rico pueden resumirse en dos reglas.

Regla 1: Gastar lo que te queda después de invertir

Es muy común decir: "Quiero ser rico".

La gente me dice eso todo el tiempo, así que les digo que la manera más fácil para hacerse ricos es gastar lo que te queda después de invertir.

Me dicen que eso es imposible, así que el consejo no aplica para ellos.

Sí, sé que hay excepciones, pero lo que dicen es que cada cosa en su nivel de vida es más importante para ellos que lo que dicen que quieren.

¿La solución ? Coge un porcentaje de tus ingresos, digamos un 5%, e inviértelo automáticamente. Te adaptarás rápidamente a vivir con menos.

Y con el tiempo puedes aumentar la cantidad que inviertes al 10%, 15%, o incluso más. Según "The Millionaire Next Door", el millonario promedio invierte el 20% de sus ingresos.

Así es como la gente común se hace rica. Ellos entienden una cosa: pequeñas y aparentemente insignificantes sumas de dinero, invertidas durante largos períodos de tiempo, pueden hacerte rico.

Esta estrategia requiere de mucho tiempo para convertirte en rico, pero te sentirás como un genio cuando hayas acabado.

Regla 2: Haz de las grandes compras algo pequeño

Una gran razón por la que a la gente se le hace difícil ahorrar el 10% de sus ingresos es porque compran casas y coches que no pueden permitirse.

Por supuesto, la gente odia oír que no puede permitirse algo. Es una amenaza para su ego.

Un amigo que tiene un Toyota Camry me dijo una vez que estaba cansado de estar rodeados de Range Rover cuando dejaban a los niños en la guardería.

"¡Soy un abogado de prestigio!"

Leer más: La gente que se jubila antes de tiempo dice que hay 2 claves, y ninguna de ellas es el dinero

La presión social le afectó, así que ahora está financiando un Range Rover de 75.000 dólares, pagando 2.000 dólares al mes entre el préstamo, el seguro y la gasolina.

Ahora, dice que no pueden permitirse el lujo de ahorrar para su jubilación.

Lo mismo ocurre con una casa. Solo porque un banco te preste medio millón de euros para comprar una casa no significa que tengas que comprar una casa de medio millón de euros.

A ver, no estoy diciendo que no compres las cosas que quieres, lo que estoy diciendo es que la razón por la que la gente no tiene cuentas bancarias más grandes es porque la idea de gastar más allá de tus posibilidades es probablemente tan antigua como el dinero mismo.

Es fácil ir en la dirección de la corriente, valorando lo que la sociedad te dice que valores. Por lo general, eso te lleva a gastar más de la cuenta y a no invertir para tu futuro.

Y si puedes contrarrestar estas tendencias, es relativamente fácil hacerse rico. Sé ingenioso, gasta lo que te queda después de invertir y no compres cosas que no puedas permitirte.

Chris Reining se jubiló a los 37 años, y ahora es inversor, estudiante de la vida y escritor, aunque no en ese orden. Puedes leer más en chrisreining.com.

Te puede interesar