Cómo será viajar a Venecia en 2022: la ciudad flotante será la primera en cobrar por el acceso

Venecia, Italia

Reuters

  • A pesar de que el turismo es uno de los principales motores económicos de un gran número de destinos, el exceso de visitantes se está convirtiendo en un problema.
  • Por ello, en el verano de 2022 Venecia pasará a ser de pago y para poder visitar sus canales, habrá que reservar y pagar entradas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

A mediados del siglo XX, Venecia tenía 175.000 residentes, actualmente la población está cifrada en 50.000 personas y las previsiones indican que en 2030 no queden venecianos en el centro de la ciudad. 

Frente a esto, la llegada de turistas no hace más que crecer, con entre 26 y 30 millones de personas que la visitan al año, de los cuales cerca de 14 millones van a pasar el día, pero no pernoctan.

Pero, aunque nadie quiera matar a la gallina de los huevos de oro, lo cierto es que en los últimos años, la llegada de turistas se está convirtiendo en todo un problema para la ciudad flotante.

A pesar de su belleza, sufre de hacinamiento masivo, inundaciones devastadoras y contaminación de los cruceros que pasan todos los días y que causan numerosos problemas medioambientales.

Italia prohíbe el paso de grandes cruceros por Venecia a partir del 1 de agosto

Si bien muchas personas aún pueden considerar que un viaje a Venecia vale la pena, hay fotos que muestran la realidad de los aspectos menos glamurosos de la ciudad, incluida la masificación turística.

Por ello, lleva tiempo tomando medidas extraordinarias para frenarlo y ya en 2018, el alcalde de la ciudad declaró que quería que entrar al centro requiriese reserva obligatoria. Y lo ha conseguido.

Las medidas de gestión de turismo que prepara la ciudad están enfocadas a que los turistas tengan que reservar con antelación su visita y poder así regular el número de visitantes total.

Si planeas un futuro viaje a Venecia, esto es lo que te esperará a tu llegada a 'La ciudad flotante'.

A partir del verano de 2022, los turistas tendrán que reservar su estancia y pagar por entrar a la ciudad de los canales. 

Venecia, Italia

Reuters

Aunque la medida no se pondrá en marcha hasta el próximo junio, el Ayuntamiento empezará a hacer pruebas este mes de septiembre. 

Venecia, Italia

Reuters

A pesar de que se anunciase en 2018, es un proyecto que nunca antes se ha cumplido y que convertirá a Venecia en la primera ciudad del mundo con entrada calculada y de pago. 

Venecia, Italia

Reuters

 Los ensayos se harán en una zona determinada de la ciudad con los 4 modelos de torniquetes en la entrada que está probando el Ayuntamiento. 

Venecia, Italia

Reuters

Las pruebas serán en la isla del Tronchetto, donde se ubica el comando de la policía local y el lugar desde donde se controla digitalmente todo el territorio.

Venecia, Italia

Reuters

El precio dependerá del día y de la cantidad de personas prevista, pero se estima que la entrada cueste entre 3 y 10 euros, según los medios locales.

Venecia, Italia

Reuters

Habrá excepciones para niños menores de 6 años, empleados y residentes de la región de Véneto, familiares hasta el tercer grado de residentes y familiares con un alojamiento alquilado en el municipio.

Venecia, Italia

Reuters

El alcalde, Luigi Brugnaro, aún no ha desvelado la ubicación exacta en la que estarán colocados dichos tornos.

Venecia, Italia

Reuters

Esas zonas estarán vigiladas por más de 500 cámaras de seguridad de alta definición que enfocarán a los accesos y a otras zonas de la ciudad.

Venecia, Italia

Reuters

Además habrá un centenar de sensores que a través de smartphones conectan las redes de la telefonía móvil de quienes están en la ciudad.

Venecia, Italia

Reuters

Esto ha causado polémica entre los vecinos que la consideran "una medida inconstitucional y contraria a la legislación europea", como señala el concejal Marco Gasparinetti.

Marco Gasparinetti, concejal de Venecia.
Marco Gasparinetti, concejal de Venecia.

Wikimedia/Iuliia Nikitina

"Algo así se podría hacer para un área limitada, como la plaza de San Marcos, pero no para una ciudad entera" y supone "la consagración de Venecia como parque temático", señala Gasparinetti a La Stampa.

"La medida no sirve para programar los flujos, es solo una forma de hacer dinero. Y nosotros los venecianos desobedeceremos, porque no tenemos ninguna intención de dejarnos fichar en nuestro paso por los tornos", asegura.

La reserva para visitar la ciudad se efectuará a través de un 'app' o en la web, con un código QR que servirá para pasar los lectores ópticos de los tornos.

Venecia, Italia

Reuters

 

Otros artículos interesantes:

Una paradisíaca isla de Venecia sale a la venta por 2,2 millones de euros

El meticuloso proceso de dos semanas para hacer las máscaras del Carnaval de Venecia

Italia planea convertir una prisión abandonada en una isla desierta en una atracción turística del estilo a Alcatraz

Te recomendamos

Y además