Pasar al contenido principal

Así es como plantea rediseñar el transporte un profesor de ingeniería tras la era del coronavirus

Un trabajador desinfecta un avión por el medio a infecciones por el brote del coronavirus de Wuhan
Reuters / Kham
  • El transporte es uno de los lugares donde es más fácil que un virus como el Covid-19 se propague.
  • El aire es una de las principales vías de contagio y evitar aspirar los patógenos que se encuentran en este es muy difícil en sitios cerrados.
  • Un profesor de ingeniería mecánica ha propuesto una solución que consiste en rediseñar los sistemas de ventilación de aviones y barcos, entre otros.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El transporte es uno de los lugares donde es más fácil que un virus como el Covid-19 se propague. El aire es una de las principales vías de contagio, pero aguantar la respiración es imposible así como evitar aspirar los patógenos que se encuentran en este.

Qingyan Chen, profesor de ingeniería mecánica en la Universidad de Purdue (EEUU) y experto en ambientes interiores, cree que es hora de rediseñar el transporte para crear entornos más seguros y limpios, sobre todo, teniendo en cuenta la situación mundial actual.

Después de que aproximadamente 700 personas se contagiaran a causa del coronavirus y 8 fallecieran en un crucero, el profesor Chen ha considerado necesario difundir su mensaje sobre los sistemas de ventilación en este tipo de naves ya que no filtran correctamente el aire.

"Creo que deberían cambiar la ventilación de los aviones, cruceros, autobuses e incluso el metro", ha dicho Chen, según recoge Fast Company en un artículo. "El diseño actual del sistema de ventilación mezcla el aire tanto como es posible por lo que respiras la concentración de todo el mundo".

Leer más: 9 consejos para prevenir la propagación del coronavirus si estás enfermo

Chen ha señalado que, independientemente del lugar, la mirada tiene que estar puesta en hacer que el aire se filtre en la mayor medida posible para ofrecer a la gente aire fresco y sin contaminar.

Se estima que en un avión, con el sistema de ventilación actual, la mitad del aire es viejo por lo que puede contener partículas contaminadas que terminan siendo respiradas por la gente. En un crucero, la cantidad de aire sin filtrar que se acumula en las zonas comunes es más elevado aún.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) han aconsejado no realizar viajes en aviones, cruceros e incluso en el transporte público habitual. Algunos países ya han establecido medidas para reducir el movimiento masivo de personas así como los contagios.

Leer más: Salir a la calle con síntomas de coronavirus en Italia puede ser considerado homicidio y acarrear un mínimo de 21 años de cárcel

El sistema de los aviones está mejor diseñado que el de los cruceros y algunos edificios dado que usan filtros HEPA que atrapan el 99% de los virus de más de 0,3 micrones. Chen ha aconsejado a la compañía de cruceros Carnival Corporation que instale este tipo de filtros en sus barcos para hacerlos más seguros.

Cambiar por completo el diseño de la ventilación de este tipo de naves es otra de las ideas que Chen ha estado desarrollando. El investigador ha probado en el interior de un 737 un novedoso método de circulación del aire que crea una especie de burbuja alrededor de cada pasajero.

Cada asiento cuenta con un filtro HEPA individual en la zona de los pies. El aire emitido, una vez caliente al interaccionar con el cuerpo, se elevaría hasta el techo del avión filtrándose por este en gran medida y purificando el ambiente. Este sistema podría adaptarse a cualquier lugar y podría ser una medida eficaz contra la propagación de virus tan contagiosos como el coronavirus.

"Este tipo de enfermedad infecciosa vendrá cada pocos años", ha advertido Chen. "Comencé a investigar cuando el SARS apareció en 2004".

Y además