Pasar al contenido principal

Un proyecto reconstruye con fotos 3D las 7 Maravillas del mundo: así serían hoy en día

Coloso de Rodas.
Budget Direct
  • La tecnología hace posible que nos imaginemos la situación de las siete maravillas del mundo antiguo en el siglo XXI.

  • Gracias a una iniciativa de dos arquitectos, ahora puedes ver cómo serían las siete maravillas del mundo antiguo si todavía siguieran en pie.

  • Descubre más historias en Business Insider España.

Solamente podemos contemplar una de las siete maravillas del mundo antiguo. Pero gracias a la tecnología podemos ver cómo estarían de pie en pleno siglo XXI, en un ejercicio de imaginación potenciado por el Photoshop y las animaciones virtuales.

La iniciativa es de el arquitecto Keremcan Kirilmaz y el diseñador Erdem Batirbek, por un encargo de la aseguradora Budget Direct.

El trabajo no solo es una obra maestra de las tecnologías audiovisuales. Para volver a levantar las siete maravillas hubo detrás un profundo trabajo de investigación histórica, donde hay muchas neblinas de mitos y lagunas de datos que se perdieron para siempre.

Las maravillas se ubicaron en donde se supone que estarían en la actualidad, como el Coloso de Rodas o el Faro de Alejandría; aunque en casos como los Jardines de Babilonia, la falta de precisión de su existencia crea más incertidumbre.

Leer más: Las 10 verdaderas maravillas turísticas de España que tienes que visitar

Las siete maravillas fueron catalogadas por Antípatro de Sidón, con posteriores contribuciones de pensadores como Filón de Bizancio. Fue como un antecedente de la Guía Michelin de 2.200 años atrás, y ahora las podemos volver a ver.

7. Templo de Artemisa — Turquía

Templo de Artemisa.
Budget Direct

Efeso, una de las ciudades que son una delicia para los amantes de la arqueología, tenía un hermoso templo dedicado a Artemisa, la diosa de la belleza y la caza.

Con 115 metros de largo y 55 de ancho, constaba con 127 columnas en una estructura de mármol que impresionaba por la belleza de sus proporciones, los grabados de sus frisos y las estatuas.

Quedó reducido a escombros y cenizas en el 356 a.C., por un pastor que le prendió fuego para que su nombre pueda ser recordado por la historia. Lamentablemente fue así.

6. Estatua de Zeus — Grecia

Estatua de Zeus.
Budget Direct

Fidias, el gran escultor griego, dio forma a una estatua en homenaje al padre de los dioses de 12 metros de alto, esculpida en marfil con detalles en oro macizo, mientras que el trono tenía un abundante reguero de piedras preciosas.

La figura se encontraba en un templo ubicado en Olimpia, pero se perdió su pista hacia el siglo V a.C. Una teoría indica que fue trasladada a Constantinopla y que allí fue destruida por un incendio.

Si podemos conocer su forma actual es gracias a las descripciones de historiadores antiguos o de algunas monedas.

5. Mausoleo de Halicarnaso — Turquía

Mausoleo Halicarnaso.
Budget Direct

Mausolo, gobernador persa de Caria (actual Turquía), fue un promotor de las obras públicas, entre templos y edificios cívicos. Tras su muerte su hermana encargó un monumento a su memoria tan fastuoso que de allí proviene el nombre de mausoleo.

Con 134 metros de perímetro y 46 metros de altura, cada una de las cuatro plantas estaba adornada con relieves escultóricos creados por reconocidos escultores griegos.

La construcción soportó invasiones de toda clase, pero no pudo resistir el terremoto de 1404 y el saqueo posterior.

Así nos lo podemos imaginar en la turística ciudad de Halicarnaso, pero todavía quedan algunas esculturas y frisos que se pueden ver en el Museo Británico.

4. Faro de Alejandría — Egipto

Faro de Alejandría.
Budget Direct

Además de su memorable biblioteca Alejandría era famosa por el faro, construido en la isla de Pharos (de ahí viene su nombre) en el siglo III a.C.

Su altura era de 134 metros, con grandes bloques de vidrio para resistir la erosión marina. Con base cuadrada, cambiaba a una estructura octogonal y en su cima un espejo gigantesco reflejaba la luz del sol, mientras que de noche se prendía una hoguera que se divisaba a 50 kilómetros.

Durante un milenio estuvo en pie, hasta que se derrumbó tras dos terremotos a principios del siglo XIV. En 1480 los restos se usaron para construir un fuerte, aunque periódicamente vuelven los proyectos de levantar una réplica.

3. Jardines Colgantes de Babilonia — Irak

Jardines colgantes de Babilonia.
Budget Direct

De todas las maravillas, esta es la más dudosa de su real existencia. Se supone que fueron construidos entre el 605 y el 562 a.C. en la ciudad de Babilonia, a 80 kilómetros de la actual Bagdad.

Con sus terrazas escalonadas que respetan el diseño de un zigurat (templo religioso), no es que estuvieran colgando de algo sino que la traducción sería ‘sobresaliente’ o ‘emergentes’, por sus plantas y arroyos que caen en forma de cascada.

Los jardines habrían existido hasta el 126 a.C., cuando los persas destruyeron la ciudad, unas de las más importantes y cosmopolitas del mundo antiguo.

2. Gran Pirámide de Keops — Egipto

Gran Pirámide de Keops.
Budget Direct

Es la única de las siete maravillas en pie. Cerca de la ciudad de El Cairo, millones de turistas cada año contemplan el gigantesco monumento funerario del faraón Keops construido hace 4.500 años, con 2,3 millones de bloques de piedra de 2,5 a 60 toneladas.

Durante 3.800 años fue la estructura humana más alta del mundo, para la que se necesitaron más de 100.000 trabajadores trabajando de sol a sol durante 20 años.

Originalmente estaba recubierta por unos 27.000 bloques de piedra caliza blanca, pulidos, de varias toneladas cada uno, y con una cobertura dorada en su cúspide, que reflejaba los rayos solares y parecía un pequeño astro en el desierto.

1. Coloso de Rodas — Grecia

Coloso de Rodas.
Budget Direct

La figura que rendía homenaje al dios del sol Helios se ubicaría en el actual puerto de Mandraki, en la isla griega de Rodas.

La figura de 33 metros, casi tan alta como la Estatua de la Libertad, se elevaba sobre dos pedestales de 15 metros, donde los barcos pasaban por debajo de sus piernas. Pero otras teorías históricas ponen en duda este emplazamiento.

Fue construido con las armas y escudos del derrotado ejército chipriota en el 292 a.C., pero se derrumbó por un terremoto 50 años después. Sus restos quedaron como un motivo de orgullo hasta que en el 654 el califa Muawiyah I vendió el metal de la estructura como chatarra.

 

 

 Artículo original de Cerodosbé.

 

Y además