Estas son las claves que debes tener en cuenta para superar la ITV con neumáticos equivalentes

Una mujer reparando unos neumáticos
Getty
  • Si tu coche tiene neumáticos equivalentes y vas a pasar la ITV dentro de poco, es posible que este detalle te genere cierta preocupación.
  • Sin embargo, debes saber que es posible superar este trámite utilizando neumáticos equivalentes: esto es todo lo que tienes que saber para conseguirlo.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Si utilizas neumáticos equivalentes en tu coche y debes pasar la ITV próximamente, es posible que este tema te genere cierta preocupación, sobre todo teniendo en cuenta que este trámite se ha vuelto más exigente desde este mes de junio.

Lo primero que has de saber es que no hay ningún problema en usar neumáticos equivalentes: estas ruedas son alternativas a las originales homologadas, pero pueden ser utilizadas sin que el coche pierda seguridad y no deberían existir inconvenientes a la hora de superar la ITV, siempre y cuando cumplas los requisitos que se exigen.

Es importante que los neumáticos, sean equivalentes o no, se encuentren en buen estado y no tengan defectos de gravedad, ya que en ese caso no superarás la ITV y tu vehículo quedará inmovilizado salvo para hacer los arreglos pertinentes.

El manual técnico de la ITV se actualizó el pasado 1 de junio y hay algunas modificaciones importantes en los que se refiere a los neumáticos. Estos son los aspectos clave que debes saber para pasar la ITV con neumáticos equivalentes:

  • Índice de velocidad y carga: con estos aspectos se controla la velocidad máxima que soporta el neumático y el peso límite que puede soportar; en ambos casos un neumático equivalente debe cumplir lo que se indique en la tarjeta técnica del vehículo. 
  • Medidas: la ITV considera como máximo una distorsión del +-3% en las medidas del diámetro del neumático, cualquiera que se pase de este índice no superará la inspección; este elemento es esencial para la dinámica y la conducción del coche.
  • Comprobación visual: en la ITV también se hará un análisis visual del estado de los neumáticos, por si existe un deterioro o una rotura que puedan dificultar el visto bueno de la inspección; esto es así para cualquier tipo de neumático.

Si no cumples estos requisitos, tendrás una inspección desfavorable y no podrás volver a usar tu vehículo hasta que soluciones los desperfectos. Además, recuerda que circular con la ITV caducada también es motivo de sanción, por lo que debes darte prisa a la hora de asegurar que tus neumáticos cumplen dichas exigencias.

Las multas en este caso oscilan entre los 200 y los 500 euros, según la gravedad de la infracción. La DGT puede sancionarte incluso si tienes el coche estacionado en el garaje con la ITV suspensa, ya que es obligación del conductor llevar a cabo las reparaciones que resulten pertinentes.

Otros artículos interesantes:

La DGT puede multarte con 200 euros y 4 puntos si sigues cometiendo esta imprudencia

Qué conductores se van a librar de pagar los peajes en autovías, según la DGT

Este es el trámite que debes hacer en la DGT antes de comprar un coche de segunda mano

Te recomendamos

Y además