Pasar al contenido principal

Los 6 trucos más efectivos para reducir o evitar el síndrome de estrés postvacacional

Cómo superar el síndrome postvacacional sin morir en el intento
  • Después de un merecido descanso toca regresar a la rutina, pero a veces cuesta.
  • Aquí recopilamos los 6 consejos para reducir o evitar el síndrome postvacacional de una manera muy efectiva. 
  • Descubre más historias en Business Insider.

Tic-tac. Se acerca septiembre, con la temida vuelta al cole, el abandono de la playa por los quehaceres diarios y las responsabilidades laborales. Con el final del período estival, el fantasma del síndrome postvacacional comienza a sobrevolar nuestras cabezas. ¿Quieres saber cómo combatirlo?

Leer más: Así le afecta a tu cuerpo y a tu cerebro irte de vacaciones

No es una enfermedad, sino un proceso de adaptación a la rutina que provoca ansiedad, estrés, merma del rendimiento laboral, bajones anímicos y sensación de cansancio durante varios días.

Esta situación se agrava especialmente en el caso de aquellos trabajadores disgustados con su trabajo o con las condiciones del mismo, que están atravesando momentos económicos difíciles o que atraviesan una situación personal compleja.

Todos hemos sufrido o experimentaremos a lo largo de nuestra vida esta molesta sensación al regresar de las vacaciones, pero podemos poner en práctica algunos sencillos consejos para paliar este mal y protegernos de sus consecuencias.

Regresa un poco antes

Dos empleados chocan la mano en el trabajo
Dos empleados chocan la mano en el trabajo. Getty Images

Una de las claves consiste en retornar al trabajo cuando todavía puedes optar a la jornada continua de verano. Así, podrás disponer de las tardes libres y además, harás la transición a la rutina laboral de forma más suave y paulatina.

Tómate tu tiempo

Gestión del tiempo libre
Getty Images

No es buena idea regresar de las vacaciones justo el día antes de volver al trabajo. Puedes programar tu vuelta uno o dos días antes al menos, para hacerte a la idea progresivamente y organizar tu agenda, la compra o la realización de tareas domésticas.
 

Haz la semana más corta

tiempo libre
Getty Images

Apuesta por incorporarte, si tienes opción, a media semana en lugar de hacerlo un lunes. De lo contrario, una semana entera puede hacerse muy cuesta arriba.

Leer más: 8 consejos para no deprimirte en el trabajo a la vuelta de vacaciones

Si no te queda más remedio, busca pequeños alicientes para cada día, de forma que al final de cada jornada laboral tengas la ilusión de ver una película, cenar fuera, dar un paseo o juntarte con amigos.

Realiza deporte de forma regular, diariamente a ser posible

Deporte entrenar

Como bien sabes, el ejercicio es fundamental para liberar energía, reducir el estrés y aliviar la tensión del síndrome postvacacional.

Es ideal hacer correr o caminar al menos media hora cada día, así como cuidar tu alimentación y tus horarios de sueño para no potenciar la ansiedad ni la fatiga.

Elabora una lista con los puntos y actitudes negativas que deseas corregir en el trabajo

Haz una lista
Haz una lista Ian Forsyth/Stringer/Getty Images

Es fundamental que sepas cómo aplicar la inteligencia emocional a los picos de estrés, relativizar los problemas y desconectar de la presión laboral cuando estás fuera del trabajo.

Reserva ratos exclusivamente a tus aficiones y actividades de ocio

Dormir descansar bien

Si sientes estrés y ansiedad al volver de las vacaciones, es importante que socialices, planees quedadas con tus seres queridos, salgas a la piscina, al cine o a algún restaurante, acudas a la biblioteca, a un concierto o a alguna obra de teatro.

Incluso te puedes dar el lujo de descansar al llegar a casa, sea lo que hagas cambia de rutina. 

En definitiva, es fundamental que encuentres mecanismos y recursos para poder sobrellevar la reincorporación al trabajo.

Leer más: Calendario laboral 2019: festivos, puentes y vacaciones que debes conocer

Si aplicas bien estos consejos seguro que llevas mejor la temida vuelta  de las vacaciones y no notas tanto los efectos del estrés ni la ansiedad con la vuelta de la rutina. 
 

Y además