3 opciones que ofrece la Seguridad Social para tener una pensión más alta

Pensionista haciendo cálculos
Getty

El objetivo de muchos trabajadores que están cerca de la edad de jubilación es aumentar la cuantía de la pensión que van a recibir.

Esto resulta especialmente importante para aquellos que no han cotizado lo suficiente, es decir, personas con carreras cortas o profesionales autónomos que se han acogido a la base mínima.

Lo cierto es que no existen atajos para tener una pensión más alta, pero sí que es posible aumentar un poco la cuantía accediendo a algunas alternativas que ofrece la Seguridad Social.

La jubilación flexible, los convenios especiales o la jubilación demorada son algunas de las opciones a tu alcance para tener una mejor pensión.

6 razones por las que ahorrar para la jubilación es el mejor plan que puedes tener

A continuación, se explica cómo aumentar tu pensión con estas 3 opciones de la Seguridad Social, tal y como recopilan en Las Provincias.

Jubilación flexible

La jubilación flexible es una de las opciones más atractivas para aquellos que quieren tener una pensión algo más alta.

Esta modalidad consiste en trabajar y cobrar una pensión al mismo tiempo. Eso sí, el trabajo tiene que ser siempre a tiempo parcial, y los autónomos no pueden acogerse a ella.

La ventaja es que la pensión va a complementar la parte del sueldo que no estás cobrando. Es decir, si trabajas un 50% de la jornada, la pensión será del 50% de lo que te corresponde.

Como en este período vas a estar cotizando, una vez termines y te jubiles definitivamente la Seguridad Social calculará de nuevo el importe de tu pensión y será más alta.

Convenio especial

Esta es otra fórmula que también va a servirte para mejorar tu pensión.

Consiste en firmar un convenio especial con la Seguridad Social. Esto pueden hacerlo los trabajadores que no están dados de alta, y gracias a ello pueden cotizar aportando una cuota determinada.

Así puedes adelantar tu jubilación si eres autónomo e hiciste el servicio militar

La desventaja de esta opción es que estarás aportando dinero de tu propio bolsillo, pero puede serte útil si pensabas jubilarte dentro de poco y te has quedado sin trabajo.

Jubilación demorada

Esta opción es quizás la más ventajosa, sobre todo después de la reforma de las pensiones que ha llevado a cabo el Gobierno.

La Seguridad Social premia a aquellos que deciden jubilarse más tarde de lo que toca. De este modo, trabajar unos meses más se traduce en una mejor pensión de la que ibas a tener.

Y no sólo aumenta la pensión, sino que la Seguridad Social por cada año trabajado según la cotización que corresponda, llegando incluso a los 12.000 euros.

Otros artículos interesantes:

Esta es la pensión que cobras como autónomo si cotizas por la base mínima

7 cosas que estás haciendo muy mal cuando intentas ahorrar para la jubilación

Cómo cobrar el complemento a las pensiones de 108 euros y quién puede solicitarlo

Te recomendamos