Pasar al contenido principal

Cómo transformar tus debilidades en fortalezas en una entrevista de trabajo

Una mujer en una entrevista de trabajo
Una mujer en una entrevista de trabajo. Getty Images
  • Las entrevistas de trabajo suelen ser estresantes para los candidatos, más aún cuando llega la temida pregunta: "Háblame de tus fortalezas y debilidades".
  • Con ella, los entrevistadores no solo quieren saber qué atributos extracurriculares te han llevado hasta ese momento, sino también cómo encajarías en los valores de la empresa.
  • Así es cómo puedes transformar tus debilidades en fortalezas en una entrevista de trabajo según una experta en recursos humanos del conocido portal de empleo Monster.

Las entrevistas de trabajo suelen ser estresantes para los candidatos: nervios, sudores e, incluso, falta de palabras que podrían tirar por tierra tus opciones de conseguir el puesto que deseas. Más aún, cuando llega la temida pregunta: "Háblame de tus fortalezas y debilidades".

Aunque existen una serie de trucos psicológicos para afrontar las entrevistas de trabajo sin miedo ni nervios, cuando te toca hablar de tus puntos fuertes y débiles puede que te sientas desorientado y que no sepas muy bien cómo reaccionar.

No existe una receta mágica para conseguir un puesto de trabajo, pero probablemente tengas más probabilidades de tener éxito si, al menos, sabes cómo afrontar estas dos cuestiones clave y te preparas previamente.

Leer más: Cómo responder a las 7 preguntas clave en una entrevista de trabajo

Por eso, en Business Insider te explicamos cómo puedes transformar tus debilidades en fortalezas en una entrevista de trabajo, según Carole Martin, una experta en recursos humanos del conocido portal de empleo Monster.

En un reciente artículo publicado en la web de Monster, Martin explica que "todo el mundo tiene debilidades, ¿pero quién está dispuesto a admitirlas, especialmente en una entrevista de trabajo?".

En este sentido, Martin da 3 ejemplos del tipo de respuestas que suelen ser efectivas:

  • Ser muy crítico con uno mismo
  • Intentar agradar a los demás
  • No estar familiarizado con el software más novedoso

"La mejor manera de responder a esta pregunta es minimizar el rasgo y enfatizar en lo positivo. Escoge un atributo y prepara una solución para acabar con esa debilidad. Mantente alejado de las cualidades personales y concéntrate en aspectos profesionales", explica Martin.

Es decir, que probablemente seas consciente de tus propias fortalezas y debilidades, pero debes tener mucho cuidado con la forma que escoges para exponerlas. Y tampoco vale decir aquello de: "Mi debilidad es que soy muy puntual y me estresa que no se hagan las cosas a tiempo".

No, lo que espera el entrevistador es que le cuentes una debilidad real que hayas tenido en el pasado, conocer qué medidas tomaste para solucionarlo y, por último, qué resultados obtuviste. Las respuestas vagas suelen ser interpretadas como tal por quien te entrevista.

Te puede interesar