Leucopenia: ¿qué es, causas y como tratar los leucocitos bajos en sangre?

Análisis de sangre

Getty Images

La sangre tiene varios componentes. Los leucocitos, o glóbulos blancos, encargados de combatir infecciones; los eritrocitos, o glóbulos rojos, que transportan oxígeno; y, las plaquetas que ayudan en la coagulación de la sangre. 

Estas células sanguíneas se producen en la médula ósea y mantenerlos en niveles adecuados es necesario para evitar problemas de salud. Por ejemplo, la anemia es el resultado de un descenso en los glóbulos rojos.

Los glóbulos blancos pueden ser de varios tipos. Las personas sanas vienen a tener unos 7500 polinucleares neutrófilos por milímetro cúbico de sangre, según la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI). Si una persona tiene cifras inferiores a esta tiene neutropenia, y si la cifra anormalmente baja se refiere al conjunto de leucocitos, se denomina leucopenia.

Tener los leucocitos bajos puede conllevar a debilitar las defensas, ya que son la barrera contra virus, bacterias y gérmenes del sistema sanguíneo. Asimismo pude ser un signo de enfermedad grave, como el cáncer.

Causas y síntomas

Glóbulos rojos y glóbulos blancos en la sangre

Una de las causas más comunes de un nivel bajo de leucocitos es una infección viral, señala la Mayo Clinic. Lo que puede alterar temporalmente la producción de células sanguíneas, aunque "por lo general, las cantidades se recuperan a medida que el cuerpo se restablece de la infección". 

Los trastornos autoinmunes, congénitos que afectan el funcionamiento de la médula ósea, los trastornos del bazo, ciertas enfermedades infecciosas, el cáncer (como los linformas) y las enfermedades parasitarias, entre otros, pueden conducir asimismo a la disminución de glóbulos blancos. Ciertos medicamentos, como los antibióticos pueden hacer decrecer también los niveles.

Ya que estas células se encargan de la defensa frente a microorganismos patógenos, contar con una cantidad menor a la adecuada puede hacer sentir malestar, fatiga o una propensión mayor a las enfermedades.

4 señales que pueden alertar de un sistema inmunitario débil, según una inmunóloga

En función de la causa y la intensidad en el descenso, los síntomas de la leucopenia pueden incluir:

  • Un mayor riesgo de infecciones, fundamentalmente en el aparato respiratorio y en el digestivo.
  • Llagas en la boca o en la zona genital.

Diagnóstico y tratamiento

La forma de detectar un nivel bajo de leucocitos es a través de un analítica, por lo que los resultado de esta ya pondrán en alerta al médico.

De acuerdo a las indicaciones de la SEMI, el siguiente paso será encontrar la causa que lo motiva. "Habitualmente mediante una punción aspiración de la médula del hueso, y a veces precisa estudios radiológicos".   

Previo a esto es posible que se busquen antecedentes familiares, historial de medicación consumida o se realicen nuevos análisis de sangre para buscar infecciones o comprobar de nuevo los niveles.

El tratamiento para la leucopenia irá en función de la patología. Este pude incluir cese del medicamento que lo ha generado, medicación para favorecer la creación de glóbulos blancos o incluso aislamiento y protección del paciente para evitar infecciones graves.

Otros artículos interesantes:

¿Cómo saber si tienes anemia? Síntomas más frecuentes y alimentos para evitar algunos tipos

7 señales de una mala circulación en piernas y pies: así puedes mejorar el flujo de la sangre

7 pruebas médicas que deberías empezar a hacerte entre los 40 y 50 años

Te recomendamos