Pasar al contenido principal

Cómo tributan las becas en la declaración de la Renta

Alumnos en una clase de un colegio.
Getty Images
  • A la hora de hacer la declaración de la Renta hay que tener en cuenta que las becas no están exentas de pagar impuestos en el IRPF.
  • Aunque en muchas ocasiones, el beneficiario de estas becas puede estar exento de hacer la declaración porque existe un mínimo por el que no hay que tributar en la renta.
  • El tipo de beca y la cuantía determinarán si hay que pagar y cuánto.

La formación es un derecho universal que está en la base de los países más prolíficos. Por eso existen becas de ayuda a los estudios y la investigación. Las duda sobre estos ingresos surge al hacer la renta.

¿Hay que pagar impuestos por las ayudas a los estudios? ¿Cómo tributan las becas en el IRPF? La respuesta a la primera pregunta es afirmativa con carácter general.

La respuesta a la segunda cuestión es algo más compleja. Y es que la forma en la que tributan las becas depende del tipo de ayuda, a qué se destine, de quien las otorgue y de su cuantía. Hacienda establece una serie de mínimos exentos, unas cantidades que no se incluirán en la renta, en función de si las becas son para estudios o para investigación y de dónde se cursen.

Fiscalidad de las becas para estudios

En el caso de las ayudas a estudios hay que diferenciar entre las becas para estudios de grado, universitarios y doctorados y las de otros estudios de postgrado como másteres.

En este sentido, siempre habrá que pagar por las becas concedidas por entidades privadas, como las que una empresa otorga a los hijos de sus empleados, y a cualquier beca que financie estudios posteriores al tercer ciclo universitario (másteres y postgrados a excepción de los doctorados). Además, tal y como se desprende de la consulta vinculante V1361-11 de la DGT, para estar exenta, la beca debe servir para financiar un título homologado.

Leer más: Cómo saber si estoy obligado a hacer la declaración de la Renta 2018

Las becas que cumplan estos requisitos estarán parcialmente exentas en el IRPF. Esto quiere decir que habrá una cantidad que no será necesario incluir al hacer la renta 2018.

Estas son las cuantías de las becas para el estudio exentas de pagar en la renta, que son una de las novedades de la renta 2018:

  • Hasta un máximo de 6.000 euros para estudios reglados hasta segundo ciclo universitario, lo que incluye el pago de la matrícula.
  • Hasta un máximo de 18.000 euros en becas para transporte y alojamiento para estudios de tercer ciclo hasta másteres si se cursan dentro de España. Las becas para estudios en el extranjero aumentan hasta 21.000 euros la cantidad exenta.
  • Hasta 21.000 euros para los estudios de doctorado dentro de España. Si el doctorado se realiza en el extranjero la cantidad aumenta hasta los 24.600 euros en la renta 2018.

Esta tributación se aplica a las becas pero no a los premios académicos. Tanto es así que desde la dirección financiera de la Universidad Carlos III de Madrid recuerdan que si el ingreso tiene la calificación de premio tributará como tal en la renta.

Fiscalidad de las becas de investigación

¿Qué ocurre con las becas de investigación? ¿También están sujetas a la misma fiscalidad que las ayudas a los estudios? Lo cierto es que las becas a los doctorados incluyen ya buena parte de las ayudas a la investigación.

A partir de ahí, Hacienda permite aplicar los mismos criterios a las becas que se incluyan en el Real Decreto 63/2003, de 24 de octubre por el que se aprueba el Estatuto del personal investigador en formación.

Esto implica que el programa de ayudas a la investigación tiene que estar reconocido por el Registro general de programas de ayudas a la investigación y los becarios deben ser graduados universitarios. Del mismo modo, sólo será aplicable a becas orientadas al desarrollo de actividades de formación y especialización científico-técnica y quienes la cobren deben estar dedicados a esas tareas y no a otras.

¿Y las prácticas? Por más que nos hayamos acostumbrado a hablar de becarios en las empresas, los contratos en prácticas no tiene esa consideración para Hacienda.

Un contrato en prácticas no está exento de tributar. Es más, el dinero de la beca forma parte de las rentas del trabajo como lo haría un salario al uso. En este sentido, es importante hacer cálculos porque si ganas más de 12.000 euros, has trabajado para más de una empresa y la segunda te ha pagado más de 1.500 euros, estarás obligado a presentar la declaración de la renta.

Tampoco debes olvidar que los padres pueden incluir a sus hijos en la declaración de la renta para pagar menos impuestos siempre que ganen menos de 8.000 euros y convivan con ellos. Si presentas la renta por tu cuenta para que te devuelvan lo retenido, tus padres no podrán del mínimo familiar y personal en la renta, que es de 2.400 euros por el primer hijo y de 2.700 euros por el segundo.

Y además