Pasar al contenido principal

Cómo tributan los dividendos en la declaración de la Renta

Traders mirando la bolsa, las letras del Tesoro y la evolución de los mercados.
Getty Images
  • Los dividendos que recibes como accionista de una empresa deben incluirse en la declaración de la Renta como rendimiento de capital mobiliario, incluso si proceden de fuera del país.
  • Como la mayoría de productos de ahorro e inversión, los dividendos tributan como rentas del ahorro, pagando entre un 19 y un 23% según su cuantía.
  • La venta de derechos de suscripción de dividendos flexibles cuenta con una retención del 19% desde la pasada campaña de la Renta.

BBVA, Mapfre, Banco Sabadell, Enagás o Mediaset son algunos de los dividendos más esperados de este año, con una rentabilidad por encima del 4% que suelen ofrecer las empresas que cotizan en la bolsa española.

No todas las compañías optan por esta retribución a los poseedores de sus títulos, pero las que lo hacen remuneran a sus accionistas 2 veces cada año, salvo que se decida conceder un dividendo extraordinario

Otros accionistas prefieren invertir en valores fuera de los mercados españoles, atraídos por el rendimiento que ofrecen compañías como Apple, Coca Cola, Caterpillar, Samsung o IBM, entre otras. Independientemente de dónde proceda el dividendo, está considerado por Hacienda como rendimiento de capital mobiliario.

Cómo incluir los dividendos en la declaración de la Renta

De este modo, los dividendos que recibes como accionista están reflejados en la declaración de la Renta como rentas del ahorro, por lo que tributan como otros productos de inversión, es decir, un 19% de IRPF por los primeros 6.000 euros recibidos, un 21% hasta 50.000 euros y un 23% a partir de esa cantidad.

Leer más: Apple, JP Morgan, Samsung: Estas son las 18 empresas que han pagado mayores dividendos a sus accionistas en 2018

Además, desde la campaña de la Renta del año pasado también está sometido a pago de IRPF la venta de derechos de suscripción, que se incluyen en los dividendos flexibles como los que reparten Iberdrola o el Banco Santander. Sin embargo, el resultado de estas operaciones está sometido a un tipo fijo del 19%.

En el caso de que recibas dividendos por acciones en el extranjero, debes hacerlo constar en tu declaración de la Renta para que esa remuneración no pague el doble de impuestos, a la Hacienda de su país de origen y también a la de España. En caso de que las acciones procedan de un país con acuerdos de doble imposición, basta este trámite, dado que en caso contrario deberás reclamar la diferencia.

Y además