Cómo usa Marvel las impresoras 3D para "inventar lo imposible" a la vez que ahorra tiempo y dinero en sus películas de superhéroes

El maestro del atrezzo Russell Bobbitt y el actor Robert Downey Jr.
El maestro del atrezzo Russell Bobbitt y el actor Robert Downey Jr.

Russell Bobbitt

  • El maestro de atrezzo de Marvel Entertainment, Russell Bobbitt, utilizó por primera vez la impresión 3D hace más de una década, cuando trabajaba en la película Star Trek de 2009.
  • Ahora, utiliza la tecnología para construir accesorios únicos como el martillo de Thor y el escudo del Capitán América en las conocidas superproducciones. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El maestro de atrezzo de Marvel Entertainment Russell Bobbitt utilizó por primera vez la impresión en 3D cuando estaba trabajando en el reinicio de la saga Star Trek (2009) bajo la batuta de JJ Abrams. Entonces, el director pidió a Bobbitt un arma policial de aspecto futurista para el día siguiente, lo cual sonaba a quimera.

"No había una tienda para eso", señala a Business Insider. "No podía ir a comprarlo, además de que llevaría demasiado tiempo, y esto era para mañana".

De esta forma, Abrams hizo que Bobbitt trabajara con uno de sus asistentes en una entonces novedosa tecnología: una impresora 3D. Al día siguiente, Abrams y Bobbitt tenían su arma de imitación en la mano. 

Ahora, en Marvel, es el hombre encargado de asegurarse de que superhéroes como los Vengadores y los Guardianes de la Galaxia tengan todo el equipo necesario para salvar al mundo: "Todo lo que el actor toque", como él mismo lo describe, desde el icónico escudo del Capitán América hasta el poderoso martillo de guerra de Thor, Mjölnir. 

En el curso de sus tareas, Bobbitt es a menudo llamado para diseñar y construir algo que no existe, siempre con prisa. "Si el diseño y la fabricación están involucrados, me llaman para inventar lo imposible. Para inventar los artículos que no puedes imaginar", se recrea.  

'Wandavision' es el mejor ejemplo para Disney de que Marvel sigue necesitando a los cines incluso en tiempos de pandemia

Para que esto ocurra, Bobbitt y su equipo confían ahora regularmente en la impresión en 3D, y gran parte de su negocio va a Formlabs, una empresa de nueva creación valorada en 1.000 millones de dólares. Más allá de Marvel, Formlabs cuenta a Tesla, Google y Gillette entre algunos de sus clientes más ilustres.

Para Bobbitt, Formlabs es una señal de lo que vendrá, ya que la impresión en 3D busca revolucionar el proceso de fabricación tradicional, ya que aunque existía desde antes de Star Trek, no fue hasta hace poco que la tecnología estaba disponible a un "precio accesible para el consumidor". Es tan fanático que una de las impresoras de Formlabs puede ser vista como un accesorio en el taller de Hank Pym en "Ant Man".

"Gran diseño, gran tecnología, y está al alcance de la mano. Mientras que esas primeras máquinas no estaban al alcance de la gente económicamente", explica Bobbitt. 

La impresión en 3D está en su mejor momento

Russell Bobbitt es el jefe de utilería de Marvel Entertainment

Russell Bobbitt

La adopción por parte de Marvel de la impresión en 3D es un reflejo de la madurez del sector, con aplicaciones que ahora abarcan sectores como la automoción, la sanidad y la construcción. Los fabricantes, por ejemplo, ya son capaces de hacer prototipos de diseños antes de hacer inversiones más significativas en productos finales.

Y como los diseños de los artículos impresos en 3D pueden almacenarse y enviarse a cualquier lugar de forma digital, se facilita la colaboración a nivel mundial, un beneficio clave durante la pandemia del coronavirus. 

Una razón clave del aumento es el avance de la tecnología en sí misma, ya que las impresoras 3D son cada vez más pequeñas, más baratas, más rápidas y más fiables, al tiempo que producen impresiones de mejor calidad.

Más de 200 empresas españolas del sector de la impresión 3D unen fuerzas para fabricar mascarillas, respiradores y viseras protectoras para los hospitales

La industria está avanzando "a pasos agigantados por encima de lo que vimos antes, ya que la huella está creciendo, y cada vez más grande y rápida", precisa Bobbitt. 

También es sólo uno de los muchos tipos de aplicaciones avanzadas que los estudios cinematográficos y las empresas de tecnología empresarial están aprovechando para los efectos digitales y otros aspectos clave de la producción

Construyendo los "10 anillos de poder" de Mandarín

Antes de la impresión en 3D, la construcción de atrezzo era un proceso de trabajo intensivo. A medida que la tecnología ha ido madurando, sin embargo, la impresión 3D se está convirtiendo en una parte esencial del proceso de producción. De hecho, Bobbitt asegura que la brecha entre el concepto y la realidad se está estrechando.

39. Formlabs
Formlabs

Formlabs

"Mi prototipo termina siendo mi producto final en muchos casos. Así que soy capaz de imprimir en una impresora 3D 5 o 6 piezas que puedo enviar directamente a pintar y usarlas como utilería en la película", resalta. 

Las máquinas también son fundamentales cuando Bobbitt quiere averiguar el tamaño y la escala de los objetos antes de que la versión final sea realizada por socios externos. En Iron Man 3, por ejemplo, el supervillano Mandarín lleva 10 anillos que sirven como fuente primaria de su poder, cada uno proporcionando una habilidad diferente como la energía psíquica. 

Inicialmente, Bobbitt hizo diseños en 2D para cada uno de ellos antes de obtener retroalimentación del director y los actores. Luego usó el software de modelado 3D ZBrush para crear versiones virtuales de los artículos, antes de imprimir los prototipos para asegurarse de que el actor pudiera llevar los 10 anillos sin que se chocaran entre sí.

Al final, Bobbitt hizo que un joyero externo hiciera los anillos finales. Pero el uso de la impresión en 3D ayudó a asegurar que el producto final funcionara perfectamente, ahorrando al estudio dinero y tiempo. 

"Es mucho más rápido simplemente golpear algunos conceptos y hacer algunos prototipos rápidos, más para la escala que para cualquier otra cosa, antes de entrar en nuestra producción", zanja.  

LEER TAMBIÉN: Más de 200 empresas españolas del sector de la impresión 3D unen fuerzas para fabricar mascarillas, respiradores y viseras protectoras para los hospitales

LEER TAMBIÉN: La startup española que quiere democratizar la impresión en 3D tras haber seducido a BMW, Seat o la NASA: "La idea es que cualquier empresa pueda hacerlo desde su oficina"

LEER TAMBIÉN: Más de 200 empresas españolas del sector de la impresión 3D unen fuerzas para fabricar mascarillas, respiradores y viseras protectoras para los hospitales

VER AHORA: La guerra de la que nadie habla: qué está haciendo la Oficina de Patentes y Marcas para impulsar la soberanía industrial española frente a potencias como EEUU o China