Una nave espacial de la NASA está a punto de aterrizar en un asteroide para tomar muestras: cómo verlo en directo

Asteroide

Getty Images

  • La expedición OSIRIS-REx de la NASA intentará recoger escombros sueltos de la superficie del asteroide Bennu, a más de 320 millones de kilómetros de distancia.
  • La extracción de trozos de asteroide se realizará mediante un brazo robótico de 3 metros de largo denominado TAGSAM, que será monitoreado de forma remota y solo estará 10 segundos recolectando unos 50 gramos escombros.
  • El evento se retransmitirá en directo en NASA Television y en la web de la NASA hoy 20 de octubre a las 23 horas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Se dice que las cosas de palacio van despacio, pero las investigaciones espaciales también. 

Los asteroides suelen pasar muy cerca de la Tierra, aunque rara vez impactan o suponen un peligro para la humanidad. Sin embargo, ahora una misión de la NASA dirigida por la Universidad de Arizona ha decidido que ha llegado el momento de que sean los humanos los que se acerquen a los asteroides.

La expedición llamada OSIRIS-REx, resultado de nada más y nada menos que 16 años de desarrollo, intentará recoger escombros sueltos de la superficie del asteroide Bennu, a más de 320 millones de kilómetros de distancia y que se desplaza en el espacio a 101.000 kilómetros por hora.

Leer más: 2 satélites muertos están a punto de colisionar, lo que pone de manifiesto el problema de los desechos espaciales.

La extracción de trozos de asteroide se realizará mediante un brazo robótico de 3 metros de largo denominado TAGSAM. Este será monitorizado de forma remota y solo estará 10 segundos recolectando unos 50 gramos escombros. Sin embargo, no será hasta 2023 cuando la nave regresará a la Tierra para analizarlos detenidamente.

La vicepresidenta de investigación e innovación en Universidad de Arizona e ingeniera mecánica Elizabeth Cantwell considera que este hito para OSIRIS-REx captura perfectamente el espíritu de investigación e innovación, el cuidadoso equilibrio entre la resolución de problemas y la perseverancia de obstáculos y oportunidades.

Por qué el asteroide Bennu y no otro

Tras años de estudio, el equipo de la NASA decidió que Bennu era el asteroide indicado, tanto por su cercanía a la Tierra, como por su superficie accesible. 

Además, existe la posibilidad de que este impacte sobre la Tierra en 2100, por lo que estudiarlo podría ayudar a evitar esa colisión, aunque no es muy probable que realmente ocurra.

Para llevar a cabo esta misión, en 2016 se lanzó OSIRIS-REx desde Florida para explorar Bennu y ver si sería factible tanto el aterrizaje, como la extracción de escombros.

Tras 2 acercamientos se descubrió que la superficie no era como se esperaban, llana y desértica, sino que era un paisaje rocoso y accidentando, por lo que aterrizar iba a ser una tarea complicada.

Pero tras estudiar las imágenes captadas durante meses se llegó a la conclusión de que el mejor espacio era un cráter del tamaño de una cancha de tenis de una zona a la que llamaron Nightingale.

Leer más: Los científicos descubren 24 planetas con condiciones adecuadas para la vida y uno en concreto sería mejor que la Tierra.

Los asteroides están hechos de materiales que crearon el sistema solar, por lo que extraer trozos de este podría revelar datos sobre el origen del universo y su formación.

Pero no todo es de color de rosa, pues como en todas las expediciones espaciales, y no espaciales, hay muchas cosas que podrían salir mal.

Estrellarse contra una roca del tamaño de un edificio de 2 plantas llamada Mount Doom, que se obstruya el cabezal del recolector o que este aterrice de una forma que sea imposible hacerse con los escombros, son algunos de ellos, pero los expertos se mantienen optimistas.

"Ya hemos adquirido mucho conocimiento de la misión OSIRIS-REx, y continuaremos explorando y resolviendo problemas con la misma determinación audaz que nos ha llevado hasta ahora", apunta Elizabeth Cantwell.

Leer más: Cuáles son los 4 mundos potenciales para que haya vida extraterrestre, según la ciencia.

No obstante, es importante mencionar que se trata de la primera misión de la NASA de este tipo, pero Japón ya lo había conseguido o, por lo menos, está en proceso de hacerlo.

A principios de 2019, Hayabusa 2 de JAXA aterrizó y recogió con éxito una muestra del asteroide Ryugu, pero no será hasta diciembre de este año cuando la nave espacial regrese a la Tierra con las pruebas.

Si quieres ver en directo el momento en el que la NASA recoja esos fragmentos de asteroides, lo mejor es estar atento a la web de la NASA hoy 20 de octubre a las 23:00 horas.

Otros artículos interesantes:

2 satélites muertos están a punto de colisionar, lo que pone de manifiesto el problema de los desechos espaciales

Los científicos descubren 24 planetas con condiciones adecuadas para la vida y uno en concreto sería mejor que la Tierra

Cuáles son los 4 mundos potenciales para que haya vida extraterrestre, según la ciencia