Pasar al contenido principal

Qué hace exactamente un policía para vigilar la dark web y localizar a los cibercriminales que pretenden ser 'invisibles' en Internet

Cómo vigilar la Dark Web
Getty Images
  • La dark web es un rincón de internet al que solo se puede acceder con un navegador web especial y cuyos contenidos permanecen invisibles a los motores de búsqueda. 
  • Manuel Guerra, analista de la Unidad Central de Ciberdelincuencia de la Policía Nacional, revela cómo vigila la policía la dark web en una entrevista realizada por El País
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La dark web es un una porción de internet que permanece intencionadamente oculta a los motores de búsqueda tradicionales y solo accesible a través de un navegador web especial. 

El mercado negro, la pornografía y el tráfico de armas se alojan en esta pequeño espacio virtual, cuyo tráfico representa un 0,1% del total. 

Manuel Guerra, analista de la Unidad Central de Ciberdelincuencia de la Policía Nacional, revela cómo vigila la policía la dark web en una entrevista realizada por el diario El País

Leer más: La Policía Nacional utiliza un ranking que clasifica a los 'mejores' vendedores de hachís de la dark web para arrestar a un narcotraficante en Málaga

Vigilancia constante

Guerra asegura que su trabajo es permitir que sus compañeros puedan navegar por la dark web "como si pasearan por la web abierta". 

El analista explica que la dark web, a la que se entra principalmente por el navegador Tor, no hay solo criminales, sino que es utilizada por cualquiera que no quiera que se conozca por dónde navega ni qué visita. Eso incluye también a activistas que tienen que escapar de la censura en su país, por ejemplo. 

Guerra desmitifica la visión que existe de la dark web como una ciudad del crimen virtual subterránea. La navegación es lenta, poco fiable y la mayoría de lo que uno se encuentra son engaños. 

Sin embargo, la policía está permanentemente atenta a la multitud de servidores de la dark web para detectar cualquiera que haga saltar las alarmas. 

Leer más: 34 expertos destacan las tendencias que definirán la evolución de la ciberseguridad en 2019

Encontrar la dirección

La clave de la dark web es que permite que los usuarios sean invisibles. Si se crea un foro o una página, nadie que no tenga la dirección puede llegar a él. 

Sin embargo, esos foros siempre están pensados para compartirse, por ejemplo aquellos en los que los pedófilos intercambian pornografía o en los que se realiza la compraventa de alguna mercancía, por lo que la policía intenta interceptar estas comunicaciones para hacerse con la dirección. 

Buscar el fallo en el sistema 

Una vez tiene la dirección, la policía sabe donde buscar y tiene que descifrar cómo acceder al foro. 

"He buscado muchos tutoriales para ver cómo se montan esos foros", dice Guerra durante su entrevista con El País. El analista asegura que siempre busca los fallos porque son diseñados para funcionar, no para ser seguros.  

En algunos casos, este conocimiento puede ser suficiente para cerrar el foro y rastrear las direcciones. 

Leer más: Los funcionarios y oficiales del aeropuerto JFK interceptan más de 1.000 maletas a la hora en busca de artículos ilegales: esto es lo que hacen con el contenido confiscado

Infiltrarse

Sin embargo, en ocasiones los foros requieren de algo más especializado para acceder a ellos. En ese caso, se construye una identidad virtual que se infiltra en la comunidad detrás de la cual hay un equipo de policías. 

La infiltración puede llevar meses. 

En 2017, cerró AlphaBay, una página de la dark web que actuaba como un mercado negro de todo de bienes y servicios ilegales. Pronto, todos los usuarios migraron a Hansa, que estaba controlada en realidad por la policía holandesa. 

La policía se mantuvo infiltrada hasta atraer a todos los usuarios más importantes de AlphaBay y gracias al control del servidor pudo obtener información de todas las operaciones realizadas. 

Identificar a los miembros 

El resultado ideal de una operación de vigilancia dentro de la dark web culmina cuando se traza la identidad hasta una IP fiable. 

Por supuesto, la dark web no lo pone fácil y Guerra explica que este tipo de vigilancia requiere a veces de métodos más tradicionales en el mundo físico como, por ejemplo, comprobar que el sospechoso se conecta a la misma hora que su identidad online. 

Y además