Pasar al contenido principal
logo volkswagen 2019 2

¿Puede un coche contribuir a cumplir el Acuerdo de París? Volkswagen cree que sí y así es cómo se compromete a hacerlo

E-mobility de Volkswagen

VW ID.3 coche neutral
  • El VW ID.3 será un vehículo neutral desde el punto de vista de las emisiones de CO2 a lo largo de todo su ciclo de vida
  • La huella de carbono derivada de la fabricación de vehículos se reducirá en un millón de toneladas de CO2 al año
  • La marca ofrecerá más de 20 coches totalmente eléctricos antes de 2025

"El cambio climático es el mayor desafío de nuestro tiempo". Aunque bien podrían adjudicarse a algún líder ecologista, estas palabras están firmadas por Thomas Ulbrich, responsable de Movilidad Eléctrica del Comité Ejecutivo de la marca Volkswagen.

Fuertemente vinculada con el desarrollo de la electromovilidad, Volkswagen ha hecho público su firme compromiso con el Acuerdo de París, el conjunto de medidas aprobadas a nivel europeo como gran impulso de la lucha contra el cambio climático. La pregunta es: ¿son solo palabras o realmente un fabricante de coches puede contribuir a cumplir el Acuerdo de París?

VW ID.3 coche neutral

Que la temperatura del planeta no aumente más de un grado y medio

En diciembre de 2015, 195 países firmaron el primer acuerdo vinculante mundial sobre el clima. Para evitar un cambio climático peligroso, el Acuerdo establece un plan de acción mundial que pone el límite del calentamiento global por debajo de 2 ºC.

Firmado en el marco de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático establece medidas para la reducción de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI). Su aplicación se ha fijado a partir del año 2020, cuando finaliza la vigencia del Protocolo de Kioto.

El acuerdo internacional no establece medidas específicas para el tráfico rodado, pero en los últimos meses se acumulan las propuestas dirigidas a reducir las emisiones de dióxido de carbono provocadas por los vehículos en circulación. Las más recientes hablan de una reducción del 37,5% las emisiones de CO2 en los automóviles nuevos con vistas al año 2030 y en un 31% para furgonetas, en comparación con los niveles del 2021.

Un coche neutro desde el principio y hasta el final de su vida útil

Para Volkswagen, la mejor forma de mostrar su compromiso con el acuerdo de París es apostando fuerte por la movilidad eléctrica.

El ejemplo más tangible de este compromiso es el VW ID.3 que fue presentado hace unas semanas y con el que da comienzo el tercer gran capítulo de la historia de la marca alemana: si en el primero se convirtió en el artífice del coche del pueblo, el VW Beetle; ahora quiere que el ID.3 sea el coche eléctrico asequible para todos.

Pero hay más. El VW ID.3 postula por convertirse en el primer coche cero emisiones desde el principio hasta el final de su vida útil. Así es cómo lo hará:

  • El VW ID.3 se fabricará en la planta de Zwickau que utiliza energía producida externamente por fuentes sostenibles. Las emisiones inevitables generadas por el proceso de fabricación se verán compensadas por las inversiones en proyectos medioambientales certificados.
    De esta manera, desde el principio la fabricación del ID. será neutra desde el punto de vista del CO2.
  • Para la recarga, Volkswagen recomienda el uso de energía producida por fuentes renovables, como la energía eólica o la energía hidráulica. La nueva filial de Volkswagen, Elli, empezó hace poco a ofrecer electricidad producida de forma regenerativa llamada Volkswagen Naturstrom. Y la red de carga rápida IONITY, creada por un consorcio de fabricantes entre los que se encuentra Volkswagen, ofrecerá energía verde en cerca de 400 puntos de carga de autopistas europeas - donde haya disponibilidad.
VW ID.3 coche neutral

Reducir la contaminación desde el minuto cero

Con un coche eléctrico, por tanto, es posible reducir a cero la emisión de CO2 derivada de su utilización y de su carga, pero ¿qué pasa con la fabricación? Volkswagen defiende que también es posible que la fabricación se realice sin emitir CO2: desde 2010, ha reducido en un 40,4% la generación de dióxido de carbono en sus fábricas.

Lo ha hecho a través del programa de fábricas limpias que incluye otros aspectos aparte del consumo de energía, como la reducción del consumo de agua, de la utilización de disolventes y de la generación de desperdicios.

Para lograr este hito tecnológico de una fábrica que no emita CO2, Volkswagen ha dotado a las instalaciones de producción con una eficiente planta que utiliza exclusivamente electricidad procedente de energías renovables como la hidroeléctrica. También ha replanteado por completo algunos de los procesos de la producción, como el de pintura. 

Para los procesos que requieren un mayor consumo de energía, Volkswagen recurrirá a proveedores cuyas fábricas también sean 100% neutras en la emisión de CO2. Por ejemplo, para la fabricación de las celdas de las baterías ha llegado a un acuerdo con el proveedor de las celdas, LG Chem, para que este proceso se realice solo con energías renovables. Para ello, el proveedor ha creado una fábrica específica en Polonia que cumple este requisito.

Más:

Branded