El comportamiento extraño de esta estrella de neutrones desafía las teorías conocidas sobre los imanes más potentes del universo

Doctor Strange

Marvel Studios

  • Según han podido observar astrónomos del OzGrav –Centro de Excelencia ARC para el Descubrimiento de Ondas Gravitacionales (Australia)–, esta estrella, que es un magnetar radio-ruidoso, tiene un comportamiento que no se ha visto con anterioridad.
  • Su descubrimiento tuvo lugar el año pasado y fue bautizado como Swift J1818.0-1607, tras la emisión de una potente explosión de rayos X muy parecida a las que se dan en los púlsares, primas hermanas de los magnetares.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Conocer el vasto e infinito universo parece una tarea ardua e interminable. Por ello, los astrónomos se especializan, por lo general, en la observación de determinados astros de los que puedan extraer leyes más generales.

De esta forma, un equipo del Centro de Excelencia ARC para el Descubrimiento de Ondas Gravitacionales (Australia), conocido como OzGrav, ha observado una estrella misteriosa que se descubrió el año pasado, a la que se bautizó como Swift J1818.0-1607 (Swift).

A través del estudio de Swift, que se encuentra aproximadamente a 15.000 años luz de distancia de la Tierra, han podido analizar un patrón extraño que ocurre en su seno y que supone un hito único para la ciencia. 

Lo característico de Swift es que es un magnetar, es decir, una estrella rara de neutrones formada por el colapso de núcleos densos que no dejan a las estrellas supergigantes convertirse en supernovas.

bluShift, la startup que quiere convertirse en el 'Uber del espacio', lanza el primer cohete comercial impulsado por biocombustible

Los magnetares son conocidos como los imanes más potentes del universo, ya que emiten poderosas ondas que producen campos magnéticos extremadamente poderosos. En la Vía Láctea, tan solo se han detectado unos 30 objetos de este tipo.

Dentro de estos, Swift representa una extrañeza para los astrónomos, debido a que sus ondas se parecen a las de otras estrellas, primas hermanas de los magnetares, las conocidas como púlsares. Aunque existen algunos magnetares que ofrecen este tipo de ondas, solo Swift presenta algunos pulsos únicos.

Por ello, los astrónomos han planteado la posibilidad de que esta estrella sea una especie de "eslabón perdido" entre los magnetares y los púlsares.

Un comportamiento extraordinario y nunca antes visto

Animación del nacimiento de un púlsar tras una supernova.Animación del nacimiento de un púlsar tras una supernova.
Animación del nacimiento de un púlsar tras una supernova.

REUTERS

Para observar la actividad de esta peculiar estrella, los astrónomos del OzGrav utilizaron imágenes que el radiotelescopio Parkes, de la Organización de Investigación Científica e Industrial del Commonwealth (Australia) –conocida como CSIRO–, recopiló entre mayo y octubre de 2020.

Tras el análisis de 8 observaciones diferentes, descubrieron que los pulsos de radio de Swift tenían una estructura cambiante: en mayo, parecía un púlsar; en junio, su parpadeo brillante se hizo más débil, y en julio, los pulsos de radio eran similares a un híbrido entre púlsar y magnetar.

"Este comportamiento extraño nunca se había visto en ningún otro magnetar radio-ruidoso", ha asegurado Marcus Lower, de la Universidad de Tecnología de Swinburne (Australia), CSIRO y autor principal del estudio, publicado en los Avisos Mensuales de la Sociedad Real de Astronomía.

A pesar de este descubrimiento, los científicos avisan de que hay que ser precavidos, ya que los estudios de los magnetares radio-ruidosos no están muy avanzados y se entra en un terreno inexplorado.

"Tal vez Swift evolucionó a partir de un púlsar más regular con el tiempo o tal vez desconozcamos otros magnetares de la Vía Láctea, ya que es muy difícil observar las ondas de radio de baja frecuencia debido a su lejanía", ha señalado Lower a The Sydney Morning Herald sobre el posible origen de la estrella y la dificultad que entraña.

Aparte, los astrónomos pudieron observar que, a diferencia de las estrellas ordinarias de neutrones –que tienen un campo magnético que conecta el polo norte y el polo sur del objeto–, Swift presentaba un polo magnético desalineado

Es decir, que el eje magnético del magnetar no está alineado con el eje de rotación del objeto, sino que está ubicado en el hemisferio sur. Esta es la primera vez que se ha observado un fenómeno de este tipo en un magnetar.

A pesar de esta, otras imágenes recogidas el 1 de agosto en una observación denominada MJD 59062 mostraron que los pulsos de radio derivaron hacia el hemisferio norte, algo para lo que los astrónomos aún no tiene respuesta.

“Nuestro modelo geométrico de este día sugiere que el pulso de radio se volteó brevemente hacia un polo magnético completamente diferente, ubicado en el hemisferio norte del magnetar”, ha señalado Lower.

Aunque se desconoce la mayor parte del origen de los magnetares y los púlsares, este estudio supone un gran avance "en la teoría de las estrellas de neutrones para poder predecir su evolución en el tiempo", tal y como aseguró Lower a The Sydney Morning Herald.

LEER TAMBIÉN: Las cuentas de la mudanza de elRubius (y otras estrellas de YouTube y Twitch) a Andorra: la diferencia real con los impuestos que se pagan en España

LEER TAMBIÉN: La estrella porno Belle Delphine gana 1,2 millones de dólares al mes con OnlyFans: así es como lo está consiguiendo

LEER TAMBIÉN: 3 claves que debes tener en cuenta antes de comprar cualquier producto

VER AHORA: 10 años de Instagram: qué le espera a la red social en el futuro